¿Tu hijo pequeño aún se despierta por la noche?

Hijo pequeño se despierta por la noche

Que los bebés se despierten por la noche es bastante habitual, tienen su reloj interno descontrolado y deben aprender a dormir durante la noche y diferenciar además, los días de las noches para poder descansar más y mejor con el sueño nocturno. Pero, cuando los bebés se convierten en niños menores de tres años y duermen bien no hay problema, pero cuando no duermen bien es porque algo empieza a fallar. Aunque es normal que se despierten algunas noches, sobre todo si están malitos o tienen hambre, descubre algunos consejos para conseguir que el descanso familiar pueda ser el adecuado para la tranquilidad de todos.

Consejos para que tu hijo pequeño de menos de tres años duerma mejor por la noche

1. Cuidado con las siestas diurnas

La mayoría de los niños duermen dos siestas antes de los 15 meses, pero entre los 15 y los 18 meses pasarán de dos siestas diurnas a una sola. Si permites que tu hijo haga demasiada siesta durante el día no estará lo suficientemente cansado por la noche para poder conciliar el sueño correctamente cuando se meta en la cama. Limita el sueño de dormir durante el día a no más de 3 horas.

2. Las siestas de la tarde mejor temprano

Es necesario que te asegures que no pospones demasiado tarde la siesta de después del medio día porque en este caso, se haría demasiado difícil para tu hijo/a dormir bien durante la noche. Las siestas no deben comenzar antes de las dos de la tarde pero tampoco después de las seis. Las horas de las siestas de tu hijo deben ser coherentes, los niños pequeños deben hacer la siesta en su cama y no en el sofá ni en otra parte.

3. Meterle en su cama a dormir

Muchos padres sienten la necesidad de mover y balancear a sus hijos menores de tres años para que duerman, pero no es necesario. Porque se acostumbrarán a ello. Además, si tu hijo tiene menos de tres años, a no ser que salga peligrosamente de la cuna es mejor que duerma dentro de ella para que se sienta seguro y esperar a después de los 3 años para pasarle a la cama.

Consejos hijo pequeño duerma mejor noche

4. Tranquilidad antes de ir a dormir

Es importante reconsiderar la rutinas antes de ir a la cama para evitar que el niño se despierte o juegue más de la cuenta cuando debería estar tranquilo. La hora antes de acostarse no deben haber ‘fiestas de cosquillas’ por ejemplo… debe ser tranquila y relajante.  Si tu hijo está corriendo por el salón será mucho más difícil que pueda conciliar el sueño adecuadamente. Antes de meterse en la cama lo ideal es realizar actividades de relajación como leer un cuento, cantar canciones de cuna, juegos tranquilos o simplemente hablar tranquilamente.

5. Establece normas en las rutinas

Los niños de dos a tres años pueden comenzar a entender las normas en las rutinas. Por eso, además de las rutinas diarias deberán haber normas en ellas. Por ejemplo, a la hora de dormir debe quedarse en su cuna sin salir y llamar si necesita a sus padres pero sin salir de la cuna. Cuando te llame, deberás asegurarte de que tu hijo se encuentra bien y después, volver a acostarlo para que duerma. Si entra en tu dormitorio a mitad de la noche, haz lo mismo: asegúrate de que no está enfermo y después devuélvele a su cuna.

Estos son 5 consejos que te irán bien en el caso que tu hijo duerma en su cuna y no hagáis colecho. Si se despertaba mucho durante la noche, a partir de ahora eso empezará a disminuir por el bien del descanso de toda la familia.

Deja un comentario sobre “¿Tu hijo pequeño aún se despierta por la noche?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!