Cómo evitar que los hijos sean cotillas

hijos cotillas

En ocasiones los niños pueden contarte lo sucedido en la escuela y eso no es malo. Pero cuando los niños y las niñas tienen entre 8 y 10 años puede que pasen de ‘informar’ a cotillear. Los niños aprenden de lo que ven y si en su entorno ven cómo los ‘cotilleos’ son importantes o los adultos también les dan bastante prioridad, lo imitarán.

Esto ocurre cuando los niños ven cómo los adultos también cotillean entre ellos o cuando por ejemplo ven programas de televisión dónde los cotilleos es lo más normal. Es posible que esta actitud te preocupe por si en el futuro puede causarle problemas de algún tipo.

Los rumores son feos, suelen ser comentarios vergonzosos que comienzan a extenderse como la pólvora en la escuela. Normalmente los niños a estas edades utilizan el chisme para experimentar el poder que tienen las palabras sobre los demás, o también pueden hacerlo en un intento de ser más popular con sus amigos. Es necesario enseñar a los niños sobre la gravedad de los cotilleos o rumores y procurar que se detengan.

Separa lo grave de lo inofensivo

Es posible que los niños no sepan separar lo inofensivo de lo grave cuando se trata de rumores o chismes. Los niños deben aprender a diferenciar qué tipo de cotilleos y rumores podrían lastimar a otra persona como por ejemplo las burlas, aunque se hagan sin que la víctima las escuche.

De esta manera los niños aprenderán que hay cotilleos que no deben hacer por respeto a otras personas. Deben tener empatía y comprender que lo que no les gusta que le hagan a ellos no tienen que hacerlo a los demás. Empatía y respeto son la base en este punto.

Qué es verdad y qué es burla

Tu hijo puede pensar que si lo que dice es verdad y no solo se trata de un rumor, que no es un cotilleo. Pero debe aprender que decir cosas de otras personas cuando no están presentes son cotilleos y más cuando se dicen en tono de mofa o burla. Habla con tu hijo sobre los temas que pueden ser más delicados, vergonzosos o que se pueden malinterpretar, para que aprenda a evitar a hablar de ellos.

De esta manera aprenderá a diferenciar qué temas pueden ser más delicados a la hora de hablar. Que no es lo mismo hablar para contar algo que ha pasado en la escuela, que hablar contando algo y además mofarse de otra persona o decir características negativas en plan burla de otro a sus espaldas.

niños cotillas

Los amigos no se consiguen con rumores

Es importante del mismo modo, que los niños aprendan a que los cotilleos, los chismes o los rumores pueden tener consecuencias negativas. Si cotillea sobre otras personas, los demás también serán propensos a cotillear y lanzar chismes y rumores sobre él. Para tener amigos cercanos no tiene que contar chismes de otras personas… Hacer cosas con sus amigos es mucho más divertido que hablar sobre otras personas.

El trabajo en equipo, apuntar a tu hijo/a a extraescolares… son maneras de acabar con los chismes y que se dé cuenta de que hay otras formas para tener amigos y disfrutar de las actividades.

Evitar problemas mayores

Es poco probable que los niños comiencen un rumor, pero podría ocurrir que poco a poco un rumor se propague de persona. Si tu hijo llega con un rumor o un chiste, no lo propagues, si no que hazle ver la importancia de que hay asuntos que no le conciernen y que es mejor hablar cosas buenas de otros.

También tiene que aprender a saber cuándo un rumor se convierte en peligroso, por ejemplo, si escucha en la escuela que un niño puede hacerse daño o que va a hacer algo malo, es importante avisar a un adulto para evitar males mayores. Si no quiere ser un ‘chivato’ puede dejar una nota anónima al adulto responsable para que sepa qué ocurre y pueda tomar medidas.

Deja un comentario sobre “Cómo evitar que los hijos sean cotillas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!