Hijo único: ¿Por qué arriesgarse?

Ventajas y desventajas de ser hijo único

Hijo único

Una creencia popular afirma que tener un solo hijo puede dar lugar a una educación extremadamente sobreprotectora o consentida. De hecho, los hijos únicos suelen tener fama de ser egoístas, malcriados, rebeldes y egocéntricos. Sin embargo, esta concepción está cambiando de la mano de investigaciones que demuestran que ser hijo único también tiene muchos beneficios. Hoy se conoce que el hecho de ser hijo único no define por sí solo el futuro de un niño pues ello también depende de otros factores educativos, sociales y personales. De hecho, cada vez son más los padres que apuestan por tener un solo hijo. Solo en España el 27,6% de las mujeres tienen un solo hijo mientras que 3 de cada 10 españoles crece sin hermanos. Sin duda, se trata de una tendencia que se consolida cada vez más y que parece ser ventajosa para los pequeños.

Las ventajas de ser hijo único

  1. Establecen relaciones sociales positivas. Una de las creencias que arremete contra los hijos únicos asegura que éstos suelen ser más asociales mientras que crecer con hermanos fomenta las relaciones sociales. Sin embargo, un estudio de la Universidad de Ohio ha encontrado que los hijos únicos tienen igual número de amigos que los niños con hermanos e incluso, suelen tener mejores relaciones con los demás.
  2. Desarrollan una creatividad e inteligencia superior. Algunas investigaciones han demostrado que los hijos únicos tienen una mayor inteligencia que los niños que crecen con hermanos. Asimismo, desarrollan más su imaginación, creatividad y capacidad de análisis. Esto se debe, esencialmente, a que reciben una mayor estimulación intelectual y atención de sus padres.
  3. Tienen mejores resultados académicos. Los hijos únicos no solo atesoran más tiempo de sus padres, sino que también suelen tener una mejor preparación educativa y académica y un buen desempeño en las tareas escolares. De hecho, suelen obtener calificaciones más elevadas que los niños con hermanos y desarrollan una mayor libertad de pensamiento y acción.
  4. Son más independientes en la adultez. Los hijos únicos suelen desarrollar mayores destrezas para enfrentar la vida adulta que los niños que tienen hermanos. De hecho, suelen tolerar mejor la soledad y suelen ser más autosuficientes e independientes que sus pares con hermanos. Asimismo, se independizan más rápido y enfrentan los conflictos con mayor facilidad.
  5. Tienen una mayor madurez psicológica. Tener toda la atención de los adultos suele ser muy positivo para los hijos únicos pues les ayuda a aprender más rápido los modelos de conductas sociales. Como resultado, estos niños suelen adelantarse en su desarrollo psicológico, tienen una madurez emocional superior a su edad y una autoestima más consolidada. Asimismo, suelen ser más responsables y dedicados que sus pares con hermanos.
Hijo único

Entonces, ¿por qué se recomienda pensárselo dos veces antes de tener un solo hijo?

Tener un hijo único también tiene sus riesgos pues no es menos cierto que en ocasiones no se obtiene el resultado esperado. De hecho, se conoce que los hijos únicos suelen sentir una mayor presión por parte de los padres, quienes a menudo ponen en ellos demasiadas expectativas. Asimismo, desarrollan una menor tolerancia a la frustración y tienen dificultades para compartir sus cosas y ser flexibles ante los puntos de vista de los demás. También es usual que se conviertan en víctimas de una educación sobreprotectora con las consecuencias que ello conlleva para su desarrollo psicológico.

No obstante, más allá de los riesgos o las ventajas que implique tener un hijo único, lo más importante es centrarse en su educación y cuidado apostando por ofrecerle las mejores herramientas psicológicas para que se convierta en una persona auténtica y segura de sí.

Un comentario sobre “Hijo único: ¿Por qué arriesgarse?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!