Guía de horas de estudio infantil según la edad

Descubre cuánto tiempo deben estudiar tus hijos

horas estudio niños

¿Cuántas horas estudian tus hijos al día? Quizá pienses que el tiempo que pasan estudiando es poco o por el contrario, que no es suficiente porque los resultados no son los que se esperan. En realidad, el tiempo de estudio no se debe valorar por la cantidad de horas que un niño dedica al aprendizaje, sino más bien por la calidad del tiempo que emplea. Es mejor menos tiempo, pero de mayor calidad.

De hecho, los niños deben ser niños y no tienen que pasarse todo el día estudiando ni mucho menos, ni tampoco es adecuado que se pasen horas y horas haciendo deberes después de haber estado gran parte del día en la escuela. Deben tener tiempo libre, de juego, disfrute y para estar en familia.

Para ello, es importante y necesario que los padres sean conscientes de las horas máximas que deben pasar sus hijos delante de los libros y no obligarles a estar más. Aunque los resultados no siempre sean los esperados. De hecho, a los niños, no hay que recompensarles solo por los resultados, sino más bien por el esfuerzo.

Afrontar bien el curso escolar

Entonces, si quieres que tus hijos afronten bien el curso escolar, es necesario que aprendan pero teniendo las herramientas necesarias para hacerlo. Deben ser conscientes de que el esfuerzo es necesario para obtener buenos resultados y de ese modo, los hábitos de estudio prácticamente aparecerán solos una vez que les enseñes qué deben hacer.

Primero, debes tener en cuenta no solo su edad, sino también su capacidad de aprendizaje y la madurez que tiene en estos momentos. Una vez llegados a este punto, deberás valorar cuántas son las horas que deberán estudiar según la edad que tengan.

La concentración y el estudio

¿Cómo se concentran tus hijos? Porque si tienes hijos a los que les cuesta bastante la concentración, entonces deberás tener esto muy en cuenta. ¿Por qué es tan importante? Porque en ocasiones, a los niños, se les exige más de lo que pueden rendir, exigiendo niveles de concentración para los que no están preparados y por ello se frustran con facilidad. Con esta frustración aparecen los sentimientos de inseguridad e incapacidad que con el tiempo, pueden ocasionar un fracaso escolar nada deseable para ellos.

estudio infantil

En este sentido, es necesario optar por un tiempo real de estudio donde los niños lo marcan dependiendo de cuál sea su propio ritmo. Para que un niño pueda aprender y absorber bien la información, además de inculcar el valor del esfuerzo y marcar ciertas pautas de hábitos de estudio, es necesario tener en cuenta su ritmo evolutivo y el tiempo que es capaz de estar aprendiendo sin agobiarse demasiado.

Esto quiere decir, que es mejor marcar ritmos de estudio cortos, sobre todo en niños pequeños, e ir aumentando progresivamente cuando veas que comienzan a responder correctamente a este tiempo.

Guía de horas de estudio para tus hijos

Por supuesto, y antes de comenzar con la guía de horas de estudio, también se debe tener presente que los niños, necesitan tiempos de descanso para que su mente se distraiga un poco, antes de volver a concentrarse de nuevo.

  • 6 años. Si tu hijo tiene 6 años mantendrá una atención de 10 a 30 minutos, siendo 30 minutos poco probable. Poco a poco y con buenos hábitos de estudio, comenzará a entender que debe estar un tiempo sentado para hacer sus tareas.
  • 7 años. Su capacidad de atención podrá aumentar hasta los 35 minutos. Sabiendo que tiene que sentarse a hacer sus tareas, pero siendo posible que debas recordárselo habitualmente.
  • 8 años. Con esta edad el tiempo de atención aumenta hasta los 40 minutos, pero también deberás recordarle la importancia del esfuerzo y de sentarse cada día a hacer sus tareas.
  • 9 años. Puede mantener su atención hasta 45 minutos, y con buenos hábitos de estudio, sabrá que debe sentarse en su escritorio sin que se lo recuerde nadie.
  • 10 años. Puede tener una atención de hasta 50 minutos y comenzar a hacer sus tareas de manera autónoma, pero aún requerirá de ayuda para entender algunos conceptos que le resulten abstractos.
  • Más de 10 años. A partir de esta edad, el tiempo de estudio ideal seguido es de 1 hora, con su correspondiente descanso de 10 minutos. Las pautas de descanso son esenciales para que la mente recupere la energía.

Esta guía de horario de estudio no es algo que deba ser inflexible, ¡ni mucho menos! De hecho, los niños necesitan flexibilidad para que de esta manera puedan concentrarse mejor y que se sientan comprendidos y escuchados en todo momento. Es necesario tener en cuenta sus emociones para que puedan hacer sus tareas, la motivación por dicha tarea y también, la dificultad de la misma.

Ayuda a tus hijos con sus tareas y poco a poco, ve retirándole esa ayuda hasta que sea capaz de pensar y hacer sus cosas de manera más autónoma, pero estando a su lado siempre que lo necesite.

Bibliografía

Faber, E., Mazlish A. (2002) Cómo hablar para que tus hijos estudien (niños y adolescentes) Editorial: Ediciones MEDICI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios