El método AEIOU para educar a los niños

Método AEIOU

Hay padres que creen que educar con mano dura es la única forma de lograr que sus hijos les respeten, así que apuestan por una crianza autoritaria. Se trata de padres que les infunden temor a los niños para que no les desobedezcan, les imponen las reglas y no les dejan tomar sus propias decisiones. En el extremo contrario se encuentran otros padres que asumen un estilo educativo permisivo. Estos padres satisfacen todos los caprichos de sus hijos, no les ponen límites y no les reprenden ni siquiera cuando se comportan mal.

Ambos estilos son igual de peligrosos: una autoridad mal ejercida puede ser tan negativa como una permisividad extrema. La clave radica en encontrar un punto medio, en educar a los niños con respeto y amor. Una estrategia para conseguirlo consiste en poner práctica el método AEIOU, un método que promete fomentar una educación infantil desarrolladora y mejorar la relación entre padres e hijos.

¿En qué consiste el método AEIOU?

El método AEIOU, creado por la coach Samantha Biosca, compila los cinco puntos cardinales que la autora considera claves en la educación infantil. Básicamente, consiste en una serie de pautas que deben seguir los padres en su relación cotidiana con sus hijos y que le permitirán mejorar su modelo educativo. Para ello, consta de una serie de principios por cada vocal del abecedario que son los que marcan las pautas para una educación infantil desarrolladora.

A: Aprender a escuchar

Para saber escuchar no basta con oír las palabras que dicen los niños, también es importante descifrar la información que aporta su lenguaje corporal. De hecho, a veces los niños expresan más cosas con su lenguaje extraverbal que con sus palabras ya que cuando son pequeños tienen un vocabulario muy reducido, pero en cambio son muy expresivos físicamente, ya sea a través de sus gestos, su mímica o tono de voz. Asimismo, es fundamental estar plenamente presentes mientras hablan ya que de esta manera no solo podrás interpretar mejor lo que quieren transmitir sino que también lograrás que se sientan comprendidos.

Metodo AEIOU educar

E: Ejemplificar

¿Quieres que tus hijos dejen de pasar todo el día con el móvil, pero en cambio estás pendiente del teléfono constantemente? Si no dejas a un lado tu teléfono, será poco probable que tus hijos lo hagan. Ten en cuenta que gran parte de lo que los niños aprenden a diario lo hacen imitando el comportamiento de sus padres. Esto porque para la mayoría de los niños sus padres son un ejemplo a seguir, así que dan por sentado que todo lo que sus progenitores hagan estará bien. Por tanto, si quieres que tus hijos se conviertan en adultos responsables, independientes y empáticos, primero debes darle el ejemplo.

I: Informarse

No existen recetas mágicas para educar a los niños, pero sí hay libros o manuales que te pueden ayudar a hacerlo mejor. De hecho, en la era de Internet existe muchísima información online que tienes a tu disposición para aprender cómo educar bien a tus hijos sin necesidad de salir de casa. Obviamente, entre tanta información debes aprender a discernir cuál es la realmente valiosa ya que puedes encontrar información de cualquier clase. No obstante, si lees con ojo crítico podrás sacarle provecho a cualquier información que caiga en tus manos y empezar a convertirte en un mejor padre.

O: Ordenar

El orden es uno de los aspectos más importantes de la vida de una persona, por eso debes enseñar a tus hijos desde pequeños a ser ordenados. Esto no solo es válido para el orden físico, es decir, que tengan ordenada siempre su habitación o su armario, sino que también hace referencia al orden mental, que se hace tangible a través de los horarios, hábitos y costumbres. Contrario a lo que piensan algunos padres, los niños necesitan seguir determinados límites y tener hábitos en su vida cotidiana ya que eso les transmite mayor seguridad y les enseña a desenvolverse con más confianza en la vida.

U: Unificar

Unificar criterios, o lo que es lo mismo, seguir una educación coherente, es uno de los pilares básicos de la educación infantil. Por eso, es importante que seas siempre coherente con las normas, límites y la educación en valores. Por ejemplo, si permites que los niños maltraten a las mascotas en la calle, pero luego le prohíbes que maltraten a su propia mascota, es probable que se sientan confundidos y no sepan qué hacer cuando están solo. Asimismo, es fundamental que tu estilo educativo y el de tu pareja coincidan y que aunque uno de los dos no esté de acuerdo con la decisión del otro, se muestren unánimes frente a tus hijos ya que esto evitará incongruencias que pueden generar inseguridad en los niños.

Deja un comentario sobre “El método AEIOU para educar a los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios