Cómo proteger la piel del bebé

Proteger la piel del bebé

La piel del bebé es muy suave, pero además, también es una piel increíblemente sensible, lo que significa que necesitará mucho cuidado por tu parte. Además de proteger la piel del bebé también deberá estar bien hidratada, y por supuesto, necesitas conocer algunas otras formas de proteger la piel suave de tu bebé y que pueda tenerla saludable todo el tiempo.

Protege la suave piel de tu bebé del sol

Si estás pensando en llevar a tu bebé al aire libre en un día soleado, deberás proteger la piel de tu bebé con algo más que una capa gruesa de crema de protección solar. Hay muchas maneras de proteger la piel del bebé de los rayos del sol, como por ejemplo, ponerle suave ropa de algodón y un sombrero de ala ancha para proteger la cara y el cuello. Si va en carrito no podrá faltarle un parasol para darle sombra.

Por supuesto, no puedes olvidar usar protector solar de más de 50 en zonas de alto riesgo como la cara, el cuello, los hombros o los pies. Si vas a la playa y quieres que tu pequeño chapotee está bien, pero protégele la piel con protectores adecuados a su edad y que sean resistentes al agua, ponle un sombrero y mantenle bien hidratado todo el tiempo.

No lo bañes con demasiada frecuencia

Los bebés no se ensucian apenas, sobre todo si es recién nacido, por eso es importante evitar bañar a tu hijo con demasiada frecuencia ya que esto podría causar problemas con la piel seca y eccemas. Es natural proteger al bebé y querer bañarlo de forma regular, sin embargo, la verdad es que el exceso de baño puede hacer más daño que bien en su suave piel. La piel de un bebé contiene aceites naturales que los protegen contra los problemas de piel seca.

Cuando tengas que bañar a tu bebé tendrás que hacerlo con un producto suave para bebés, para que no se le reseque la piel. Además, no deberás olvidar una buena hidratación diaria. No uses productos para la piel que no sean exclusivamente dedicados a la piel del bebé.

Proteger piel bebé

Cuidado con los detergentes de la ropa

¿Sabías que el lavar la ropa podría hacer que la piel de tu bebé se irritase? Es necesario que te asegures de que el detergente que utilizas para lavar la ropa de tu hijo es adecuado para la piel delicada de los bebés. Es posible que quieras lavar la ropa de tu bebé recién nacido por separado del resto de la familia o incluso lavarlo a mano con un detergente a mano.

Esto podrá asegurarte de que no existe ningún irritante en la ropa que le pones a tu bebé que le pudiese causar molestias o irritaciones en la piel. En cualquier supermercado podrás encontrar detergentes que respeten el cuidado de la piel del bebé.

Seca bien a tu bebé después del baño

Después del baño de tu bebé es absolutamente necesario que le seques bien su delicada piel y que además, utilices una toalla suave que no le vaya a irritar. Existen toallas especiales para la piel del bebé que son extra suaves y que sin duda, le irán fenomenal para que esté totalmente seco y saludable.

Además, no puedes olvidar aplicar a la piel de tu bebé una loción hidratante adecuada para su piel. Existen productos calmantes para la piel del bebé que son ideales también para prevenir la dermatitis del pañal que solo se pueden aplicar cuando la piel está totalmente seca.

¿Cuáles son las medidas que utilizas para cuidar la piel de tu bebé y que siempre la tenga perfecta?

Deja un comentario sobre “Cómo proteger la piel del bebé”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!