A ti, que no duermes apenas en toda la noche

madre apenas duerme

Antes de ser padre o madre es posible que no dieras el valor que tienen a las horas de sueño, a poder descansar por la noche, a poder estar totalmente descansando al día siguiente. Quizá, después de ser madre o padre tengas la buena suerte de tener hijos que duermen de maravilla toda la noche. Porque eso, es tener suerte.

No todos los padres pueden decir lo mismo, y es que a veces, las noches se pueden convertir en auténticas torturas. Torturas que tienes que mantener con entereza porque tu pequeño bebé o niño pequeño no tiene la culpa de no poder dormir bien aunque tú al día siguiente tengas que trabajar.

Aunque tengas que…

Tu pequeño no tiene la culpa de no poder dormirse, de que veas las horas pasar en el reloj, con la desesperación de que el despertador te sonará en poco tiempo. Él no entiende que al día siguiente tienes que trabajar, que tienes que estar pendiente de tus demás hijos, que debes estar al pie del cañón para poder atender a todas las responsabilidades diarias que tienes.

No entiende que esta es quizá, la cuarta noche que no duermes bien, o que no duermes, tampoco entiende que eso puede afectar a tu salud. Así que, en mitad de la noche, si tu bebé te reclama, recuerda, solo necesita tu cariño y todo tu amor. No le obligues a dormir solo si quiere tu cariño, puesto que entonces la noche se volverá aún más complicada.

Piensa en el bien para todos

Sobre todo cuando los niños son más pequeños, son más vulnerables a ponerse malitos y resfriarse. Cuando esto ocurre las noches pueden ser bastante complicadas ya que los pequeños lo pasan mal y les cuesta respirar, tosen mucho y se despiertan… Pero ellos solo te necesitan a ti, necesitan tu confort y tu calor emocional. Necesitan saber que estás a su lado, que les vas a cuidar, que les vas a proteger, que les alimentarás cuando lo necesite… aunque estén despiertos toda la noche y duerman todo el día siguiente mientras tú tienes que trabajar.

Debes saber, que esto pasará, que no siempre serán pequeños, ni tampoco necesitarán siempre tu confort y tu calor emocional… Así que aprovecha ahora que tus hijos realmente te necesitan, que cuando se despiertan te reclaman porque si lo hacen es porque quieren estar contigo, porque eres la persona más importante para ellos.

bebé cuesta dormir

Aunque es ideal que tus hijos se acostumbren a dormir solos, por la noche, una vez que le hayas satisfecho sus necesidades básicas, acurrúcalo, dale tu amor, y después márchate para que descansen. Si llora porque necesita que estés a su lado, vuelve a darle tu cariño y después vuelve a marcharte. Intenta dejarle despierto en su cuna, estando tranquilo para que pueda coger el sueño por sí mismo. Si le duermes y le dejas en la cuna dormido, cuando se despierte en mitad de la noche quizá no le pase nada pero querrá que le vuelvas a dormir, con las consecuencias que eso tendrá en tu descanso.

Pero recuerda, que teniendo esto en cuenta, si tu bebé te necesita en mitad de la noche, necesitará casi como el respirar que acudas a su reclamo. Esto es imprescindible para que se sienta protegido y amado todo el tiempo. Acude a su reclamo con todo tu cariño, de buenas maneras y dándole el amor que se merece… disfruta del momento, porque a medida que pase el tiempo, tus hijos dormirán solos y no te necesitarán tanto como ahora.

Cuídate

Por supuesto, no olvides que debes cuidarte. Si estás pasando demasiadas malas noches, deberás turnarte con tu pareja o contratar a alguien que os ayude por las noches para poder descansar. Si no es posible, al día siguiente aprovecha cualquier momento para poder echar una pequeña siesta que te permita recargar las pilas. Cuidarte es imprescindible si quieres atender bien a tus hijos.

Deja un comentario sobre “A ti, que no duermes apenas en toda la noche”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios