El agotamiento extremo en madres que se quedan en casa

Madre casa agotamiento extremo

Las personas que no se quedan en casa, no se dan cuenta de lo mucho que se trabaja dentro de ella. Un trabajo no remunerado que agota hasta la enfermedad en algunas ocasiones. Nadie quiere admitir que cuidar a los niños las 24 horas del día, los 7 días de la semana, puede causar agotamiento, pero no es una parte poco común de la maternidad, especialmente si eres una madre que se queda en casa. Afortunadamente hay algunas cosas que puedes hacer para evitar caer en estos extremos.

Minimizar el agotamiento y el estrés de ser una madre que se queda en casa

Puedes prevenir el agotamiento teniendo en cuenta algunos consejos, para evitar sentirte como una madre que no tiene ni descansos ni días para ti tampoco. Estos cambios son para utilizarlos en tu vida diaria, y cuando lo hagas, te darás cuenta de lo bien que te pueden venir…

Evita a las personas negativas

Si no tienes una red de apoyo que te ayude a sentirte bien, entonces el agotamiento puede venir por ahí. Evita a las personas que no te apoyan. Aunque en realidad no puedes evitar a todas las personas negativas de tu vida al 100%, puedes asegurarte de que la mayoría de las personas que estén en tu vida más tiempo sean las que te apoyen y estén a tu disposición.

Empieza a tener a esas personas a tu lado, para que tengáis una buena relación conjunta y sobre todo, para que te sientas apoyada siempre.

Encuentra tu sistema de apoyo

Igual que es necesario que evites a las personas negativas todo lo que sea posible, también es buena idea que te rodees de personas positivas que sean tu sistema de apoyo. Si no tienes ninguno a día de hoy, ha llegado el momento de crearlo.

Encuentra nuevas amigas a través de grupos o comunidades en redes sociales, grupos de apoyo, la escuela de tus hijos o incluso en el supermercado. Las amistades pueden salir de donde menos te lo esperes, siempre y cuando estés dispuesta a crearlas. Otras madres son un buen recurso para sentirte apoyada y hablar con otras personas que te entienden perfectamente.

agotamiento estres madre casa

Tú eres la primera en la lista

Una madre agotada se deja fácilmente en el final de la lista en sus prioridades, cuando en realidad debería estar en la parte superior todo el tiempo. Cualquier mamá siempre dirá y sentirá que lo primero en su casa son los niños, y es verdad. Pero si no te estás cuidando, recuerda que tampoco podrás cuidar a los demás.

Sé la primera en tu lista. Esto no significa que no estés cuidando a tu familia o haciendo lo correcto para ellos. Solo significa que eres el motor de tu hogar y que también debes cuidarte para que toda tu familia no sufra las consecuencias de no hacerlo.

Es necesario que te tomes tiempo para ti, que descanses y duermas más, pero también que hagas lo que necesites para evitar el agotamiento. Haz un pasatiempo que te guste, haz deporte, trabaja desde casa en algo que quieras probar… son pequeñas cosas que puedes hacer por ti y que pueden marcar la diferencia en tu salud emocional y también en el funcionamiento de tu hogar… sin aumentar tu frustración.

Pasa tiempo con tu pareja

Si tienes pareja, también es necesario que priorices vuestra relación. Su papel es significativo en casa y en la crianza de tus hijos, por lo que es necesario que también colabore en todo esto, aunque pase tiempo fuera de casa trabajando. ¡Tú también trabajas dentro de ella y tu agotamiento no es menor!

Asimismo, no pongas tu relación en segundo plano por muy agotada que estés. Tomad un tiempo para estar juntos, aunque solo sea mantener un poco de conversación diaria antes de ir a dormir. Esto puede daros un impulso emocional en esos días donde sientes que todo sale mal o que el agotamiento puede contigo.

Conectar con tu pareja marcará la diferencia en ti y en él/ella. Esperar ese momento especial de cada noche podrá hacer que vuestros días sean más fáciles.

Deja un comentario sobre “El agotamiento extremo en madres que se quedan en casa”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!