Madres que sufren el síndrome NOPET

Sindrome NOPET

¿Las 24 horas del día no son suficientes para ti? ¿Últimamente no tienes tiempo ni para mirarte al espejo? ¿Cuándo tienes un cuarto de hora libre lo único que te apetece es tumbarte en la cama y descansar? Si has respondido afirmativamente a estas preguntas, es probable que sufras el síndrome NOPET, un problema muy extendido en nuestra sociedad, pero que afecta fundamentalmente a las madres.

¿Qué es el síndrome NOPET?

El síndrome NOPET es la contracción de la frase en inglés “NO PErsonal Time”. Lo sufren aquellas personas que tienen el tiempo milimetrado hasta el último segundo y no cuentan ni siquiera con un minuto libre para ellas mismas. Literalmente.

Se trata de un problema intrínseco a la sociedad moderna, por lo que no es extraño que afecte cada vez a más personas. De hecho, se estima que el 95% de los españoles realiza varias cosas a la vez para poder optimizar su tiempo, cayendo así en la multitarea pues de otra manera les resultaría imposible poder con todo.

El filósofo Byung-Chul Han ya nos alertaba de esta posibilidad al afirmar que estamos viviendo en la “sociedad del cansancio”, en la cual nos exigimos demasiado, llevándonos al límite en todos los sentidos.

“La sociedad del siglo XXI ya no es disciplinaria, sino una sociedad de rendimiento. Tampoco sus habitantes se llaman ya ‘sujetos de obediencia’, sino ‘sujetos de rendimiento’. Estos sujetos son emprendedores de sí mismos […] En realidad, lo que enferma no es el exceso de responsabilidad e iniciativa, sino el imperativo del rendimiento, como nuevo mandato de la sociedad del trabajo tardomoderna”, escribió.

MONPET

MONPET: Madres al límite

Las madres son particularmente vulnerables a este problema. De hecho, en su caso se hace referencia al síndrome MONPET (MOther with No PErsonal Time) ya que además de afrontar el trabajo, deben hacerse cargo de la crianza de los hijos y las labores del hogar.

Lo peor no es ni siquiera el cansancio físico que genera esa sobrecarga de tareas y responsabilidades sino la tensión psicológica que acarrean ya que no solo pretendemos poder con todo, sino que queremos hacerlo de manera perfecta, con lo cual añadimos una dosis de tensión emocional a la ecuación.

Como resultado, no es extraño que terminemos viendo cómo el tiempo se nos escurre entre los dedos, corriendo de un compromiso a otro, priorizando continuamente a los demás, mientras nos quedamos relegadas a un segundo plano, sin tiempo para descansar, relajarnos o divertirnos.

¿Cómo eliminar el síndrome NOPET?

  1. Aprende a priorizar las tareas importantes. La primera ley de Parkinson dice que el trabajo se expande hasta llenar el tiempo del que se dispone para su realización. Eso quiere decir que tienes que aprender a priorizar. De esas mil tareas que tienes por delante, céntrate solo en aquellas que sean realmente importantes.
  2. Delega en quienes pueden ayudarte. Es probable que nadie más haga las cosas como tú. Pero eso no significa que tengas que encargarte de todo. Reparte tareas entre los miembros del hogar, de manera que puedas aligerar tu carga.
  3. Sé realista con el tiempo que tienes a tu disposición. Si sufres el síndrome NOPET, es probable que asumas más compromisos de los que puedes gestionar. Quizá no eres plenamente consciente del tiempo que consumen muchas de esas tareas. Por tanto, es hora de que seas más realista y aprendas a estimar el tiempo real que demanda cada una de tus tareas cotidianas.
  4. Di no sin sentirte culpable. Muchas personas terminan padeciendo el síndrome NOPET porque asumen responsabilidades que no les corresponden. Es importante que aprendas a defender tu tiempo y tu derecho al descanso y al ocio, y para ello tendrás que decir no a todas aquellas personas que pretenden aprovecharse de tu buena disposición.
  5. No pretendas que todo sea perfecto. Las madres están sometidas a una gran presión social, pero no tienes que cargarla sobre tus hombros. Tus hijos no necesitan que seas perfecta, solo necesitan amor. Cuando abandones el perfeccionismo descubrirás que tienes más tiempo para ti.

Deja un comentario sobre “Madres que sufren el síndrome NOPET”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios