3 claves para enseñar a los niños más amabilidad

amabilidad niños

Nuestra sociedad necesita que las personas seamos más amables, que entre unos y otros nos demos cuenta de que somos seres sociales y que necesitamos ayudarnos de forma altruista para poder convivir bien. Al mismo tiempo es necesario ser conscientes de que atacar a otras personas nunca será algo bueno ni para ellas, ni para uno mismo.

Desgraciadamente, en la actualidad, tanto niños como adultos suelen tener comentarios desagradables. Vivimos en una época superficial donde las fotos y publicaciones de Internet suelen tener comentarios casi instantáneos y anónimos de extraños y de conocidos por igual. Estas reacciones pueden ser groseras, ¿alguna vez has leído alguno de estos comentarios? Probablemente sí. Es importante que los padres enseñen a los niños a ser amables con los demás y lo que significa ser bondadoso.

La sociedad necesita más amabilidad

Juzgar a los demás parece ser una actividad que todo el mundo practica… es fácil publicar comentarios sobre otras personas, sean quienes sean. La crueldad no es nueva; se hace desde la antigüedad. Pero hoy en día, la facilidad, la velocidad y el anonimato virtual, hacen que las personas pueden emitir juicios sobre otros no tienen precedentes. Los niños están aprendiendo lo que ven a su alrededor.

Los niños se centran en el presente y no piensan mucho en las consecuencias del futuro, por lo que quizá no se den cuenta de los efectos completos de un comportamiento como la maldad, la exclusión o la intimidación en otros niños. Ellos, son por naturaleza egocéntricos, esto significa que no siempre podrán ponerse en el lugar de otra persona o hacer un esfuerzo consciente para pensar en cómo podría sentirse otra persona, es decir, en tener empatía.

Enseñar amabilidad niños

Eso no significa, sin embargo, que los niños sean naturalmente malvados. De hecho, los niños están programados para tener empatía por los demás y quieren ayudar. Los padres, cuidadores, maestros y otros adultos pueden aprovechar estos instintos naturales y animar a los niños a pensar en los sentimientos de otras personas antes de actuar y enseñarles cómo practicar la bondad en su vida diaria.

Formas en que los padres pueden fomentar la bondad en los niños

Para fomentar la bondad en los niños, es importante incorporar algunas de estas prácticas en sus rutinas diarias:

  • Ser bueno con otros. Los niños necesitan recordatorios sobre cómo ponerse en los zapatos de otra persona. Dile a tu hijo que piense antes de decir algo sobre alguien… ¿Cómo se sentiría si descubriera que otra persona se estaba burlando de él o le criticaba por no saber hacer algo bien? ¿Querría que alguien la elogiara por intentarlo o que la rechazara por no hacer algo? ¿Querría que alguien la felicitara por algo que hace o querría que alguien se burlase de lo que hace? Enseñar empatía es una parte clave de enseñar a los niños la bondad.
  • Si no vas a decir algo agradable, mejor cállate. No decir nada si no tienes nada bueno que decir sobre alguien es necesario que los niños lo aprendan. Enseña a tu hijo a acostumbrarse a decir cosas buenas, es decir, el tipo de cosas que harían que alguien se sienta bien en lugar de estar triste. Enseña a tu hijo a no decir nada cuando tenga una opinión negativa sobre algo.
  • Utilizar palabras amables. Es buena idea hacer que los niños tengan el hábito de ser amistosos y decirle algo bueno a alguien. Tendrás que ser un buen ejemplo y ser amable con las personas con las que interactúas a lo largo del día. Deja que tu hijo vea cómo le dices buenas cosas a otras personas… sé el comportamiento que quieres ver en tu hijo sobre amabilidad.

Deja un comentario sobre “3 claves para enseñar a los niños más amabilidad”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios