Los dientes de leche de tu hijo, pueden salvarle la vida

Los dientes de leche de tu hijo tienen células madre como las del cordón umbilical

dientes de leche celulas madre

Alrededor de los 5 años la mayoría de los niños empiezan a mudar los dientes de leche, los cuales dejan paso a los permanentes. Se trata de una transición muy importante en el crecimiento de los pequeños ya que pasan de tener 20 dientes de leche a tener 32 dientes permanentes. Por supuesto, los dientes permanentes son diferentes: son más resistentes que los de leche ya que tienen raíces más grandes y una capa de esmalte más gruesa, lo cual no solo es beneficioso para la masticación sino también para la salud bucal del pequeño.

Además, desde el punto de vista emocional ese cambio de dentición es un momento muy especial, tanto para los niños como para sus padres, ya que marca el inicio de una nueva etapa del desarrollo. Ello explica por qué muchos padres suelen guardar los dientes de leche de sus hijos como un recuerdo de su primera infancia. Sin embargo, muchos de estos padres no saben que conservar los dientes de leche de sus hijos no solo es una formar de preservar un recuerdo sino también las células madre del pequeño.

Dientes de leche: Un deposito de salud

Se ha descubierto que la pulpa dental, el tejido blando que se encuentra dentro de los dientes de leche, contiene muchísimas células madre. De hecho, solo se necesita un diente de leche para obtener billones de células madre ya que estas tienen una gran capacidad para multiplicarse.

Las células madres son vitales para la salud pues su función principal consiste en formar el resto de las células del cuerpo. Por tanto, tienen un rol protagónico durante la formación y el desarrollo del bebé, pero también a medida que los niños crecen ya que se encargan de reparar los tejidos dañados y sustituir a las células que mueren de forma natural o como consecuencia de una lesión o enfermedad. Se trata de un mecanismo de autoreparación que el organismo activa para mantenerse sano e impedir el envejecimiento prematuro de las células.

Sin embargo, las células madre poseen una capacidad limitada para reparar las lesiones en el cuerpo, de manera que después de determinada edad no son capaces de restaurar todas las células afectadas. En estos casos, contar con un reservorio de células madre que sean capaces de multiplicarse y empezar a sanar las áreas afectadas puede ser muy efectivo para reducir el daño celular y prevenir numerosas enfermedades degenerativas.

Dientes de leche fuente de células madre

¿Existe un procedimiento especial para conservar los dientes de leche sin dañar su contenido?

El procedimiento para extraer los dientes de leche del niño sin dañar su contenido es muy fácil y además, indoloro. Lo ideal es que cuando el diente esté a punto de caer, los padres acudan a un dentista para que realice la extracción y envíe el diente a un laboratorio especializado para que extraigan la pulpa dental. No obstante, si el diente cae de forma natural, también es posible obtener sus células madre siempre que los padres cuenten con un kit de pulpa dental, en el que se debe colocar el diente hasta que se envíe al laboratorio.

La extracción de la pulpa dental debe realizarse dentro de las primeras 48 horas tras la extracción del diente de leche. Una vez que se extrae la pulpa, se procede a aislar las células madres, se confirma su viabilidad y entonces se preservan para su uso futuro a una temperatura de -80°C. Para conservarlas se utiliza un sistema automatizado que se encarga de congelar las células lentamente para evitar la formación de cristales de hielo que puedan dañar su estructura. Finalmente, las células son almacenadas en tanques de nitrógeno en fase gaseosa a -196°C, donde permanecerán hasta que se requieran.

Un comentario sobre “Los dientes de leche de tu hijo, pueden salvarle la vida

  1. Emily Castellanos dice:

    Excelente, esta informacion es de suma importancia y utilidad para nosotros los padres! estare preparada para cuando me toque ayudar a mi bebe con sus dientes de leche! Gracias amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!