Enseñar las tareas domésticas a los niños pequeños

Para que los niños a medida que crecen colaboren en casa con las tareas domésticas como uno más y sin poner pegas o sin mostrar actitudes apáticas ante la limpieza del hogar, es necesario que los niños aprendan desde que son bien pequeños que ellos también pueden colaborar en las tareas. Está claro que cuando son pequeños no les vas a hacer limpiar como a un niño más mayor ni tampoco le permitirás el uso de productos tóxicos, pero sí pueden ver que la hora de hacer las tareas domésticas es divertido y pueden hacer aquellas que les encomiendes con supervisión o ayuda. Así se sentirán capaces, tendrán mayor responsabilidad e interiorizarán que las tareas domésticas es cosa de todos.

La participación de los hijos en las tareas te hará sentir orgulloso cuando les veas contribuir igual que el resto de la familia. Dejar que el niño realice tareas completas puede significar al principio más trabajo para ti, porque tienes que supervisar, instruir e intervenir si el pequeño necesita aun poco de ayuda extra del adulto. Pero es necesario invertir todo este tiempo para que a la larga se tengan buenos resultados.

Una idea para que los niños pequeños (a partir de tres años) sepan qué deben hacer y cómo hacerlo, es con ayuda de tarjetas estructuradas para que entiendan los pasos que deben seguir y las expectativas necesarias para que el pequeño sea capaz de completar las tareas apropiadas según su edad y sus capacidades.

Con fotos de revistas o dibujos

Puedes recortar fotos de una revista que pueda representar algunas tareas en particular. Como la mayoría de los niños pequeños no saben leer, las imágenes al ser visuales les recuerdan la tarea que deben completar. Si la tarea es “limpiar la mesa” podrás recortar la imagen de una persona limpiando la mesa.

Un tablero

Cuando tengas las imágenes conseguidas lo ideal es pegarlas a un tablero para que los niños puedan verlas con facilidad y sin esfuerzo. Puedes pegar las imágenes al tablero con una cinta adhesiva y el tablero no tiene que ser muy sofisticado, puede ser un trozo de cartón cuadrado o rectangular decorado y colgado (o puesto) en  algún lugar visible del hogar.

Enseñar tareas domésticas niños pequeños

Cómo usarlo

Es importante dibujar una cuadrícula con un marcador para que el niño pueda diferenciar las tareas que debe hacer. Esto permitirá al niño poder discriminar visualmente las tareas diariamente. Al lado de cada tarea a realizar está bien dejar un espacio en blanco para poder poner una cara sonriente, un animal o una flor cada vez que el pequeño complete las tareas. Así podrá disfrutar del trabajo bien hecho y de tus alabanzas.

Algunos consejos importantes

Recuerda que no debes enviar a hacer tareas a tu hijo que no sea capaz de hacer porque de lo contrario podría sentir cierta frustración y rechazo ante esas tareas y cualquier otra pensando que no será capaz. Ante una nueva tarea necesitará de tu guía y elogios para darse cuenta de que es capaz de hacerlo y que de los errores se pueden aprender muchas cosas.

Si quieres recompensar a tu hijo después de haber hecho un cierto número de tareas, asegúrate de que la recompensa sólo es por haberlas hecho bien. Si quieres darle un incentivo para que las haga (en lugar de una vez acabadas) no estarás motivándole y no sentirá satisfacción por haber hecho bien las tareas.

Además, en el tablón para poner las tareas intenta no usar imanes, chinchetas o cualquier material pequeño o que pueda ser peligroso puesto que los niños se lo podrían tragar y sufrir graves lesiones internas e incluso asfixiarse. Todo el material que utilices deberá ser a prueba de niños.

Deja un comentario sobre “Enseñar las tareas domésticas a los niños pequeños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!