Guía para la primera semana con el bebé en casa

Disfrutar del bebé desde el minuto 1

Primera semana bebé

Cuando se tiene un hijo por primera vez y sois padres primerizos es posible que la primera semana sea algo complicada porque es cuando tenéis que conocer a vuestro hijo y él os tiene que conocer  a vosotros. Es la primera semana de contacto hacia toda una vida y sin duda son momentos muy importantes que tenéis que disfrutar, comprender y llevarlo de la mejor manera posible.

Es posible que antes de que llegue el bebé hayáis hecho como padres trabajos necesarios para la llegada de vuestro pequeño, pero hay algunas habilidades que no se pueden dominar hasta que no llegas a la maternidad con el día a día. La teoría está muy bien, pero es la práctica la que realmente podrá enseñaros. La lactancia materna, calmar a un niño, sobrevivir sin dormir y otras áreas desconocidas se aprenderán con la práctica. Pero la primera semana es crucial y por eso es necesario que aprendas de antemano a manejar los desafíos más comunes.

Sobrevivir sin dormir

Es posible que tu bebé duerma la gran parte del día pero no será de forma continuada y si tienes suerte podrá dormirte entre tres y cuatro horas seguidas (tanto de día como de noche). Para poder sobrevivir sin dormir tendrás que aprovechar las siestas de tu bebé para dormir tú también. Si no es posible por cualquier motivo, entonces pide ayuda a alguien de confianza como tu madre y así poder tener tramos de sueño ininterrumpido por la noche. O haz turnos con tu pareja… pero priorizar las horas de sueño para poder atender al bebé adecuadamente.

Aliviar al bebé

Los bebés recién nacidos tienen el estómago inmaduro y es muy probable que tengan cólicos y reflujo. Esto le causará malestar y dolor por lo que es probable que lloren casi sin parar. Es necesario que le calmen con calor físico y masajes en la barriga.

Guía para la primera semana con el bebé

Coger a tu bebé

Los recién nacido necesitan el contacto físico con su madre para sentirse bien. Para poder llevar esto bien no te preocupes porque no vas a mal acostumbrar a tu bebé, él te necesita y eso es lo más importante. Puedes calmar a tu bebé creándole sensaciones calmantes envolviéndole, balanceándote, cantándole una cuna, dejando que tenga un chupete… todo esto puede hacer que se calme y se sienta reconfortado.

Lactancia materna

Dicen que la lactancia materna ocurre de manera natural, pero para muchas madres resulta algo complicado. Lo ideal es que un profesional de la lactancia materna te pueda asesorar justo después del parto para que no hayan problemas. Así te podrá ayudar al enganche, la colocación y que de este modo sientas más confianza y puedas disfrutar de una lactancia materna mucho más hermosa. Si por cualquier motivo no tienes suficiente leche o no puedes amamantar a tu bebé, no te preocupes porque existen leches de fórmulas para bebés con todos los componentes que necesita para crecer sano y fuerte.

Alimentación durante todo el día

Un bebé te pedirá alimento a entre las dos y las cuatro horas durante todo el día y noche. Debes aceptar que estarás atado a un sofá, a la cama o al balancín mientras tu bebé tenga hambre, así que lo más importante es que te pongas cómoda y disfrutes de ese bonito momento con tu bebé.

El papá involucrado

Aunque esto es lógico nunca está de más recordar a las familias que los padres también deben estar involucrados en todo. Repartir las faenas y tareas con el bebé para que ambos podáis tener el mismo protagonismo en su cuidado. Si bien es cierto que los padres no pueden amamantar a los bebés, si pueden hacer todo lo demás como realizar la hora del baño, que el bebé eructe después de comer, cambiar los pañales, preparar comidas para congelar o simplemente abrazarle para darle amor.

Deja un comentario sobre “Guía para la primera semana con el bebé en casa”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!