Permite que tu hijo se “malacostumbre” a tus brazos

bebe acostumbrado brazos

Cuando te quedas embarazada estás 9 meses con tu bebé dentro de tu cuerpo mientras se forma gracias a ti. Pero una vez que nace tu pequeño, sigue necesitando de tus brazos, y es algo tan importante como el comer o el respirar. Tus brazos son su energía y gracias a ellos podrá desarrollarse física y emocionalmente estable… Necesita que le tomes en brazos cada día, todo el tiempo que se pueda.

¿Se va a acostumbrar?

“No lo cargues tanto que se va a acostumbrar”, “Déjale que llore y no lo sostengas en brazos para que no se acostumbre”, “Como le acostumbres a los brazos ya no querrá otra cosa”; ¿te suenan este tipo de frases? ¿Alguien te las ha comentado refiriéndose a ti y tu bebé? Quizá intentan hacerte entender que es “mejor” que tu bebé se acostumbre a una cuna fría o a un carrito de bebé solitario que a estar en los brazos de su madre, esos brazos que le hacen sentir tan feliz.

Después de haber estado durante todo el embarazo acurrucado en tu interior, para un bebé recién nacido es bastante complicado estar separado de ti. Los bebés necesitan el contacto humano (y si es con su madre mejor) para poder desarrollarse. Necesitan el piel con piel de su mamá para poder sentir ese calor que le ayudará a vivir de la forma más saludable posible.

Tu bebé necesita sentir el ritmo de tu corazón y, ¿sabías que sincroniza su ritmo cardíaco con el tuyo? Es una forma de conexión maravillosa y por eso, quiere estar a tu lado siempre… es el lugar donde más cómodo y seguro se siente del mundo. Por eso, cuando no estás a su lado llora desesperadamente, necesita que estés cerca.

Acostumbrar bebé brazos

Tu bebé te necesita

Tu bebé te necesita para todo… para alimentarse, para dormir, para estar caliente o para calmarse en este mundo lleno de inseguridades. También, cuando estás a su lado o le tomas en brazos, podrá dormirse mucho más tranquilo… se sentirá protegido y querido todo el tiempo. Tu bebé necesita que le ames, le quieras por encima de todas las cosas, y la única manera de que entienda ese amor incondicional que tienes por él es sosteniéndolo en tus brazos con todo tu cariño.

Recuerda que no hay bebés malacostumbrados a los brazos… de hecho, ojalá todos los bebés del mundo pudiesen “malacostumbrarse” a los brazos de su madre, y cuanto más tiempo mejor. Porque de esta manera crecerían llenos de amor dentro de su corazón, convirtiéndoles en personas mucho más amorosas y empáticas.

Tu bebé cuando llora porque no está a tu lado, no es manipulación… No saben tener ese pensamiento abstracto, solo sienten con el corazón. No quieras hacerle independiente, no quieras que se duerma solo durante la noche ni que hable antes de tiempo… Permite que se desarrolle a su ritmo, con su tiempo. Permite que pueda estar en tus brazos, porque después crecerá y ese tiempo que podías haber pasado junto a él, no volverá. Disfruta de su olor dulce y de que desea tus brazos más que a nada en el mundo.

Conecta con tu bebé y permite que se acostumbre a tus brazos, así cuando crezca, aprenderá que puede volver a ti siempre que lo necesite. Porque no importará lo mayor que sea, sabrá que los brazos de su madre, siempre, será un sitio seguro.

Deja un comentario sobre “Permite que tu hijo se “malacostumbre” a tus brazos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios