¿Eres un abuelo celoso?

abuelo celoso

Los celos son un problema para el alma de cualquier persona, incluso para los abuelos. Los celos es una emoción muy dolorosa, es todo un tormento para quien los padece. En realidad, cuando un abuelo padece celos distorsiona esa imagen benevolente y típica de ejemplo en los abuelos. Pero sí, los abuelos pueden tener y padecer celos, algo que debe trabajarse de forma interna para evitar un sufrimiento innecesario.

Por qué los abuelos tienen celos

Normalmente los celos siempre aparecen por miedos o inseguridades. Por miedo a perder a una persona o porque se sienten inseguros acerca de lo que otra persona siente por ellos. Los celos que experimentan los abuelos también se debe a las barreras de tiempo y distancia que a menudo la vida les impone y que les aleja de sus nietos.

También puede ser que los abuelos tengan cierta reticencia a respetar los límites que sus hijos ponen en sus nietos. Los abuelos están acostumbrados a tener el poder sobre sus hijos y les cuesta entender, que no lo tienen sobre sus nietos.

Otra posibilidad de celos en los abuelos es que tengan celos de cualquier persona que pase tiempo con sus nietos. Un tiempo que les resulta difícil de soportar, sobretodo cuando son los ‘otros’ abuelos quienes pasan más tiempo con sus nietos que ellos mismos. En este caso, los abuelos no sienten celos de los padres de sus nietos, porque aún recuerdan el trabajo arduo que significa la crianza, por lo que los padres, estarían exentos de sus celos.

abuelos celosos nietos

Qué hacer si se tienen celos

Como los celos no son buenos para nadie, si uno nota que se tienen estos sentimientos, es importante saber qué hacer para mejorar el bienestar emocional. En realidad, desterrar de tu vida los celos puede ser una tarea complicada, pero se puede conseguir. Si eres un abuelo/a celoso/a deberás seguir estos cuatro pasos para conseguir estar mejor rápidamente:

  1. Acepta tus emociones. No niegues tus sentimientos… si tienes celos, los tienes. Busca el por qué de tus celos, encontrar la raíz del problema te ayudará a seguir avanzando.
  2. Reconoce todo lo bueno de tu vida. En ocasiones los celos y la envidia ocurren porque crees que pierdes algo. Reconoce la riqueza de tu vida, todo lo que ganas cada día al despertar.
  3. Si crees que te faltan cosas buenas en tu vida, auméntalas. Queda más tiempo con tus amigos, practica hobbies que te gusten o que te interesen. Disfruta de la vida en pareja si tienes a tu pareja a tu lado, etc.
  4. Muestra empatía. Ponte en los zapatos de los demás. Mira realmente cómo es la vida de aquellas personas a las que envidias ahora mismo. Lo más probable es que también tengan dificultades o sufran, pero no siempre lo muestren. ¿Realmente querrías cambiar tu vida por la suya? Lo más probable es que no.

Recuerda que superar los celos no es cuestión de un día, tendrá que pasar un tiempo, pero si pones de tu parte podrás conseguirlo. Los celos solo te harán sentir peor una y otra vez, por lo que es necesario que trabajes tu interior para que puedas vivir tu vida con tus nietos de forma plena y feliz.

Si te consideras un abuelo celoso o no quieres admitirlo pero sabes que en el fondo de tu corazón es así, es necesario que reflexiones. Reflexiona porque solo te estás haciendo daño a ti, eres tú quien sufre y quién peor lo pasa en todo esto. Si sufres demasiado, puedes acudir a un psicólogo familiar para que te oriente en cómo volver a tu estabilidad emocional cuanto antes.

Deja un comentario sobre “¿Eres un abuelo celoso?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios