Hábitos extraños en los niños pequeños, ¿es normal?

¿Debes preocuparte por los hábitos de tus hijos?

Hábitos extraños en niños

Igual que los niños pueden tener hábitos para autocalmarse o tener un autoconsuelo, también es más que probable que desarrollen algunos otros hábitos que pueden parecer extraños o fuera de lo normal para los niños pequeños. Como padres, debemos estar atentos para saber si realmente un hábito que ha adquirido un niño es un hábito extraño o si por el contrario, es un hábito normal para su desarrollo.

Si quieres saber si los hábitos que tiene tu hijo son hábitos extraños o si por el contrario es algo normal, primero deberás entender de qué se trata y entender también por qué tu hijo realiza estos hábitos y no otros. En las siguientes líneas vamos a hablarte de dos hábitos extraños que debes valorar si son normales o no.

Tu hijo se aferra a rituales

Los niños pequeños, como en la mayoría de adultos, se nutren de la coherencia y saber de lo que vendrá después. Así, es muy natural que tu hijo si tiene entre uno y dos años, quiera y exija una rutina en particular para poder saber qué ocurrirá y sentir seguridad y confianza hacia su entorno más cercano.

En cambio, a algunos niños les gusta poner sus juguetes de una determinada forma y se enfadan si esos juguetes dejan de estar cómo ellos los habían colocado. Este comportamiento en sí mismo no es preocupante, siempre y cuando tu hijo haga esto como juego simbólico o dentro de un juego, pero sí puede ser preocupante si el pequeño muestra la necesidad de organizar sus juguetes de una forma en concreto para poder dormir por la noche.

La necesidad de llevar a cabo los rituales hasta tal punto que interfiere en su vida diaria es una señal de que algo no marcha bien. La obsesión por tener las cosas de una forma precisa y no de otra no muestra interés en jugar con los juguetes, sino que muestra la necesidad de controlar el entorno de forma extrema. Si además de esto, también muestra pobres habilidades de comunicación o que parece que está en su propio mundo la mayor parte del tiempo, entonces ha llegado el momento de que acudas a tu pediatra para valorar su comportamiento.

Hábitos extraños en los niños pequeños

Explora su cuerpo

A todos los niños les encanta meterse el dedo en la nariz. No sabemos si es por imitación de lo que ven en el entorno o es un descubrimiento que hacen y que finalmente se dan cuenta de que no es tan malo hacerlo de vez en cuando -aunque sea bastante asqueroso-. El tesoro enterrado en su nariz les resulta fascinante y es una manera que tienen de deshacerse de los mocos sin que el adulto intervenga. Pero cuando le veas metiéndose el dedo en la nariz, es mejor que le animes a usar un pañuelo de tela o de papel. Pero esto no tiene mayor importancia.

También es natural para los niños que toquen sus partes íntimas, es una parte más de la exploración. Seguramente como cuando se toca se siente bien, tiende a repetir el comportamiento. Si tu hijo o hija se toca las partes íntimas es necesario que no te alarmes demasiado porque en niños pequeños es totalmente normal, simplemente hazle entender que es algo que únicamente debe hacerse en la intimidad del hogar y bajo ningún concepto en público.

Pero, será motivo de preocupación si te das cuenta de que tu hijo o hija se toca demasiado las partes íntimas, y eso le preocupa más que jugar, leer o pasar tiempo realizando otras actividades. Puede que tenga algún malestar físico o que incluso, sea necesario que lo valore un especialista.

Deja un comentario sobre “Hábitos extraños en los niños pequeños, ¿es normal?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!