10 juguetes ecológicos para desarrollar la conciencia medioambiental en los niños

Estos juguetes harán que tus hijos aprendan a cuidar el medio ambiente

Juguetes ecológicos

Para educar en valores no hay nada mejor que el ejemplo. Paulo Coelho no pudo expresarlo mejor: “el mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión”. Por eso, si queremos que los niños desarrollen una conciencia medioambiental y protejan la naturaleza, debemos cuidar muchos pequeños detalles cotidianos, incluidos los juegos que les compramos y el fin que les daremos cuando ya no los utilicen.

En Amazon puedes encontrar una amplia sección de juguetes ecológicos. Hay desde juguetes confeccionados con materiales naturales perfectos para reducir la huella de carbono de tu hijo y juegos que utilizan las energías renovables hasta kits de cultivo para fomentar el interés de los más pequeños por las plantas y que se inicien en sus cuidados. Se trata de juguetes originales, divertidos, seguros e ideales para trasmitir la importancia de preservar la naturaleza.

La conciencia medioambiental también se desarrolla a través del juego

1. Bolsa de jardinería con herramientas

Con este juguete los niños podrán descubrir los secretos de la naturaleza de una manera divertida ya que tendrán la oportunidad de sembrar y cuidar sus propias plantas. Diseñado para mayores de 3 años, incluye distintos materiales y utensilios para el trabajo con plantas, desde varias palas y un rastrillo hasta una pequeña regadera con la que podrán aprender algunos trucos del cultivo ecológico. Todo, confeccionado con madera certificada y según los requisitos de calidad de la Unión Europea EN-71, una forma sencilla y fácil de reducir la huella ecológica en el hogar.

2. Juego de playa

Fabricado con caña de azúcar, este set de juguetes de playa no solo es sostenible y respetuoso con el medio ambiente sino también 100% reciclable, de manera que reducirá las emisiones de carbono en el hogar. Al estar confeccionado con plástico bio es un juguete muy resistente y duradero, por lo que acompañará a los niños muchos veranos. ¡Y es muy práctico y versátil! El set incluye un cubo, una especie de regadera, una pala y un rastrillo para que los peques puedan echar a volar su imaginación haciendo sus propios castillos de arena en la playa o algunas de sus formas preferidas en el parque de arena cerca de casa.

3. Bici sin pedales

Los pequeños de casa estarán encantados con esta bici sin pedales confeccionada en madera de abedul que procede de bosques gestionados de forma ecológica. Para su decoración se ha utilizado barniz y cola certificada por el USDA, lo que significa que es un juguete seguro para los niños. Gracias a su diseño sin pedales es perfecto para los peques que están aprendiendo a ir en bici ya que estimula su equilibrio y coordinación mientras que su sillín ajustable permite adaptar la bici según la altura para que la puedan seguir usando durante mucho más tiempo.

4. Set de experimentos ecológicos

Si buscas un juguete para sorprender a los más pequeños de casa y familiarizarlos con el cuidado del medio ambiente, este set de experimentos es una alternativa ideal, no en vano ha ganado el premio Silver del Independent Toy Award 2020 y el primer premio en los Blogon Eco Toys Award 2020. Desde lanzar un supercohete reciclado y construir su propio horno solar hasta mantener un cultivo sostenible de plantas o ayudar al medio ambiente, con este juguete los niños mayores de 6 años podrán echar a volar su imaginación y poner a prueba su creatividad.

5. Invernadero ecológico

Con este invernadero ecológico, los más pequeños de casa podrán descubrir los secretos de la agricultura orgánica de una manera sencilla y divertida. El set incluye semillas orgánicas certificadas y botes biodegradables para que los niños se entretengan cultivando sus propias verduras. El invernadero cuenta además con un innovador sistema de irrigación por goteo que ahorra agua, así como un sistema de contenedores conectados y una zona de germinación independiente para que los niños puedan poner manos a la obra cómodamente.

6. Arca de Noé

Esta bonita arca de Noé, confeccionada en madera y decorada con pintura libre de tóxicos, es una opción perfecta para los niños que están aprendiendo a reconocer los animales. Más allá de su historia, el juguete ofrece muchísimas oportunidades de juego para poner a prueba la creatividad de los niños y estimular su imaginación. De hecho, sus variadas formas, tamaños y colores, lo convierten en un juguete sensorial ideal para fomentar los sentidos de los más pequeños de casa de una manera sencilla. Además, es un juguete seguro con acabados de calidad que le acompañará durante mucho tiempo.

7. Cera de colores

¿A qué niño no le gusta dibujar? Con este precioso set de doce ceras de colores podrán echar a volar su imaginación y dibujar sus formas preferidas. Al estar confeccionadas con cera de abeja de Nueva Zelanda y pigmentos libres de tóxicos y parafinas, no solo son seguras para los peques sino también respetuosas con el medio ambiente. Gracias a que tienen una forma bastante gruesa, son muy fáciles de agarrar y bastante resistentes, por lo que tardarán en romperse. A diferencia del resto de ceras para dibujar, estas tienen un agradable aroma a miel que a los niños les encantará.

8. Ensalada de juguete

Incúlcales a los niños el hábito de comer verduras desde una edad temprana con este precioso juego de ensalada de juguete. Confeccionado en madera ecológica y con acabados de calidad, no solo es perfecto para estimular la imaginación y la coordinación mano-ojo en los niños, sino que también es una manera de enseñarles a ser respetuosos con el medio ambiente, a la vez que se reduce la huella ecológica en el hogar. El set incluye una ensaladera y botellas de aceite de oliva, vinagre y pimienta para aliñar, así como un par de utensilios para remover ensaladas y varias verduras cortadas que tienen un aspecto muy realista.

9. Cubo para encajar

Estimula la coordinación y las habilidades motoras finas en los peques con este entretenido cubo para encajar, con el que también podrán poner a prueba su capacidad de resolución de problemas y su pensamiento lógico. El juguete está fabricado en madera con certificación FSC y decorado con pinturas a base de agua mientras que su embalaje está confeccionado con material reciclado, lo cual no solo es respetuoso con el medio ambiente, sino que también ayuda a reducir la huella ecológica en el hogar. Para hacerlo aún más atractivo para los peques, las piezas tienen distintas formas, tamaños y colores.

10. Molino de viento

Una manera sencilla y divertida de concienciar a los niños sobre la importancia de las energías renovables consiste en regalarles este práctico molino de viento. Se trata de un juego muy entretenido con el que los pequeños descubrirán las ventajas del viento como fuente de energía natural y podrán construir su propio generador eólico para encender una lámpara LED o recargar unas pilas. El set incluye hasta 15 experimentos con los que los peques podrán poner a prueba sus habilidades en el mundo de las tecnologías renovables mientras se convierten en ingenieros por un día.

Última actualización el 2021-05-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios