Limita el comportamiento, pero permite los sentimientos

límites comportamiento niños

En muchas ocasiones los padres, ante los nervios de la crianza y la incertidumbre de hacerlo bien o mal… cuando limitan el comportamiento de los niños, sin darse cuenta, también están limitando sus sentimientos. No permiten que sus emociones afloren y las reprimen en busca únicamente de la obediencia y de la “paz” efímera en el hogar. Es importante que los padres, se den cuenta de que el comportamiento es una cosa y los sentimientos, otra.

Los límites y las rabietas

Las rabietas son la forma de tus hijos de expresarte que no están de acuerdo en lo que les estás diciendo o en la norma en que les estás haciendo obedecer. Cuando esto ocurre hay que permitirles manifestar sus sentimientos. Es natural que sienta ira y decepción cuando le estableces a tu hijo un límite.

El trabajo de los padres es aceptar esos sentimientos de sus hijos y quererles igualmente por encima de todas las cosas. Cuanto más hagas esto, menos estresantes serán sus sentimientos y menos rabietas habrán en el futuro. Si tú no eres capaz de tolerar su enfado, tristeza o su reacción al límite y no usas la empatía, el niño aprenderá que es parte de lo que es inaceptable, y sentirá vergüenza, rencor y soledad.

Al igual que con cualquier emoción no reconocida, la ira y la tristeza no se desvanecen, pasan a la clandestinidad, donde se magnifican y siembran las semillas de la depresión.

Límites con empatía

Aunque a tus hijos no les guste el límite que estás estableciendo, es imprescindible hacerlo con empatía. Si los padres son capaces de establecer un ambiente tranquilo y emocionalmente estable, al mismo tiempo que refuerzan el límite, el niño tendrá la libertad de arremeter contra el límite, llorar y lamentarlo… Pero al final lo aceptará y seguirá hacia adelante.

Seguir hacia adelante significa encontrar un camino aceptable sin tener que romper los límites. Son los límites firmes acompañados de la empatía los que permiten a nuestros hijos experimentar sus reacciones plenas ante los límites y aceptar tanto sus sentimientos como las normas.

El niño aprende que el mundo está lleno de obstáculos y que no siempre puede ser lo que él quiere. Buscará otra forma de sentirse mejor cuando algo no sale como espera, y en eso consiste la vida. Es necesario que los límites sean con empatía, y desterrar para siempre los límites autoritarios, que solo consiguen hacerles sentir como una mala persona.

Tu hijo aprenderá que no siempre puede salirse con la suya, pero tiene algo mejor: alguien que le quiere incondicionalmente y que le acepta tal y como es. Esta es una consideración positiva que se convierte en el núcleo de una autoestima positiva inquebrantable y una felicidad interna estable.

no limitar sentimientos niños

También aprende que puede tolerar su rabia y sentirse mejor después. En esto vemos el inicio de la resiliencia, ya que considera otras formas de acción. Un ejemplo sería este tipo de pensamiento en los niños: “No puedo tener mi fiesta de cumpleaños en el circo porque no podemos pagarla. Ayer lloré mucho por esto, pero mis padres entienden cómo me siento. Tal vez me ayudarían a diseñar una fiesta de fútbol en el parque y me dejarían que mis amigos y amigas se quedaran a dormir”.

¿Cuántos límites son adecuados?

Pasarse la vida poniendo límites a los niños solo les generará frustración y sentimientos de resentimiento. Antes de establecer límites debes tener un vínculo emocional fuerte para que el niño lo acepte y acepte tu empatía hacia él. Si saboteas su felicidad creando frustraciones o límites arbitrarios o injustos, no aceptará tus intentos de empatizar.

Después de todo, tienes el poder de concederle su deseo y te niegas a hacerlo una y otra vez. En segundo lugar, los niños tienen muchas situaciones frustrantes en sus vidas a diario sin que tú las crees. Recuerda que tu hijo debe sentirte como parte de su equipo y no como parte del equipo contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios