La primera regla de la vida es no dejar sola a mamá

Tú la necesitaste y ella te necesita ahora

No dejes sola a mamá

En la vida una madre es quien más te va a querer… su amor por ti no se podrá comparar con nada del mundo, puesto que el vínculo que tiene contigo se formó en su vientre, antes incluso de que pudiera verte el rostro. Un amor que aumenta, que se multiplica y que no se agota jamás.

No hay nada más triste en este vida que ver a una mujer que ha luchado por sus hijos llorar a causa de que estos le han dejado sola en su vejez. Una mujer que ha dedicado toda su vida a criar a sus hijos, a que no les falte de nada… y cuando llega la vejez, su momento más vulnerable porque la naturaleza así lo obliga, no tiene a ninguno de sus hijos disponibles para cuidar de ella.

Ella hizo todo por ti

Quizá de manera egoísta pienses que no le pediste que hiciera ninguna de esas cosas, que si te tuvo fue porque quiso y te cuidó porque era su “obligación”… ¡qué pensamiento más egoísta e inmaduro! Tu madre te dio la vida… Se sacrificó por ti y es la única en el universo que daría la vida por ti si hiciese falta… ¿y aún tienes la cobardía de tener pensamientos inmaduros de este tipo? ¡Seguro que no!

Cuando tu madre te necesite, en las circunstancias que sean y en el momento que sea, lo mínimo que puedes hacer es estar a su lado. Tiende tu mano hacia ella siempre que lo necesite y en el contexto que sea, porque ella, es la persona más importante en tu corazón o al menos, así debería ser.

Si tienes hijos, es probable que quieras que en el futuro, cuando ya tengan sus vidas hechas, te sigan queriendo con la misma devoción con la que lo hacen ahora, ¿verdad? Pues tu madre tiene esos mismos sentimientos hacia ti desde el día en que naciste… ¡merece que le devuelvas ese amor!

Madre sola en la vejez

No te vayas mamá

Si tienes a tu mamá en vida, tienes el tesoro más grande que te puedas imaginar. Sé consciente de que su corazón es de oro y que el día que no esté a tu lado, darías la vida por estar 5 minutos más con ella, por escucharle, por abrazarla, por sentirla una vez más. La sentiste toda tu vida, la escuchaste cada día mientras te criaba y que de repente no puedas tener su calidez en tu vida es de los golpes más duros que puedas recibir.

Así que, ahora que tienes la oportunidad de abrazarla y disfrutar de ella, no le pongas triste, no le hagas enfadar… no le rompas el corazón. Ella siempre intentó hacerte reír cuando estabas triste, te consolaba las lágrimas y te amará por encima de todas las cosas a pesar de los errores que hayas podido cometer en tu vida.

Cuídala y protégela

Cuida a tu madre y protégela. Valora cada minuto que pases con ella porque nunca sabrás el momento que dejarás de tenerla a tu lado. No esperes su ausencia para darte cuenta de todo su valor. Permite que disfrute de ti en esta vida y no esperes a añorarla para pensar en todo lo que te hubiera gustado decirle. La vida no está asegurada para nadie, así que dile lo que sientes en cada momento, cada día…

Respeto a tu madre, porque a una madre hay que respetarla por encima de todo. Tu madre es la que mejor te conoce de este planeta y es la que sabrá cómo darte paz cuando la necesites. Siempre necesitarás su cariño, porque cuando te rodea en sus brazos te conviertes automáticamente en el niño o niña que ella vio crecer.

Ojalá los momentos al lado de una madre fuesen eternos y que cada sonrisa os uniera para siempre. El amor de tu madre te apoyará cuando todo el mundo deje de hacerlo porque ella es la que jamás te decepcionará y te perdonará siempre, aunque los demás no lo hagan.

Tu madre debe ser tu prioridad mientras tengas la suerte de tenerla a tu lado… porque es una estrella fugaz, tienes que disfrutarla mientras brilla porque cuando se apague, no podrás verla de nuevo jamás.

33 comentarios
    • Darline alfonzo dice:

      Amen. El tiempo es oro. Y pasa muy rápido como tambien pasa los monentos que tuviste con ella. Mima a tu madre…amala y cuidala. Pidamosle perdón si le hemos fallado.

      • Laura dice:

        Artículo desastroso por la falta de rigor, no, no siempre una madre ha dado todo por ti: hay madres narcisistas que no desearon ser madres y que utilizan cada uno de estos argumentos para mantener una relación tóxica y dependiente de sus hijos. No, una madre jamás le recuerda a sus hijos lo que hizo por ellos, deja de ser madre en el momento que espera reciprovidad. Y no, la responsabilidad maternal, el amor incondicional, la aceptación de los hijos, son parte de ser madre: cuando se decide parir un hijo es porque existe una responsabilidad y un compromiso. Hay que respetar a las madres (como a todas las personas) pero no es igual que sean respetables porque sean madres. Dejemos de ensalzar la figura maternal, de prolongar una situación muy habitual que hay madres que no aman a sus hijos, y se les obliga con este artículo a que esos hijos carguen con la culpa, y el victimisno de ellas. Sólo tendrían que pasar por consultas psiquiátricas y psicológicas. No, por ser madre no te deben nada, por ser madre no obstentas un trono incuestionable: lo que te hace ser madre, es entender que acompañas a un ser humano con la humildad y la alegría de formar parte de su vida. Hija de una madre que no me amo, y madre de un hija a la que amo, dejen de perpetuar la culpa en los hijos con estos artículos, y enseñen la realidad que se da más a menudo. El respeto hacia una madre no viene por un parto, jamás le pediría a mi hija que me agradeciera todos los regalos de amor que le doy, dejarían de ser regalos y serían exigencias.

        • Liz dice:

          Totalmente de acuerdo contigo, pensé que yo estaba mal al pensar así, yo dejé de querer a mi mamá cuando yo me convertí en madre, siempre ha sido controladora, no la soporto y lo peor que vivo con ella, soy hija única.

        • Maria dice:

          Totalmente de acuerdo…hay madres que no dejan ser a sus hijos y este articulo alimenta la culpabilidad. Hablen con profesionales.

    • Manuel dice:

      No todo es color de rosa…
      La mia es del tipo que cuando no obtiene lo que quiere, como lo quiere y cuando lo quiere, se hace la orgullosa, envenena la situación y cuando logra que uno se aparte de ella, vuelve como si nada hubiera pasado, ya sea, ofreciendo favores pequeños o buscando producir cargo de consciencia a través de la victimización.
      La ayudo porque soy lo único que tiene, pero no le deseo a nadie esa situación.

      • Denise dice:

        Te entiendo Manuel. Me pasa algo similar. Nunca tuvimos una buena relación de chica y adolescente cuando vivía con ellos. Después del nacimiento mi hijo se acercó más. Pero cada tanto tenemos cruces por mentiras de ella y maldades q hace. La mentira tiene patas cortas y se descubre. La crítica negativa para con sus otros hijos es moneda corriente, así q deduzco lo q serán las mías jaja. Luego viene la victimización. No quiero saber lo q dirá de nosotros a otra gente. Igualmente cuando se le pasa todo el rollo q se hace se contacta y por un tiempo hay seudo relaciones buenas (se siente un abismo entre medio) yo tampoco se lo deseo a nadie. Envidio a los q hablan maravillas de su madre o su padre.

      • Maria dice:

        Comparto tu opinión Manuel. Te apoyo. No todo es color de rosa y estos artículos son como sacados de revistas azucaradas. Hay que mirar otras historias de vida.

      • Hija psicopateada dice:

        hay madres y madres… la q me toco a mi es muy parecida a la tuya… me ha hecho sufrir sin compasion pero cuando me alejo para preservar mi salud ahi es cuando se victimiza con el resto de las personas hablando de la peor manera de mi siendo ella una pobre viejecita inocente… q castigo el mio !!!!

  1. Yennis Núñez Romero dice:

    Preciosos estos artículos, cuanta realidad y sabiduría encierran cada uno de ellos, excelente redacción, muchas gracias por compartirlas con nosotros y felicidades por ser magistralmente geniales, saludos.

    • Alix dice:

      Comparto una madre muy similar, lo ideal es que las cosas fueran como lo dice el artículo, pero no siempre se puede, tengo una madre machista, que solo quiere y apoya a sus hijos varones. Que triste vivir engañada y darse cuenta después de todo lo que manipula para poner en mal a uno. Es increíble enterarte cómo habla mal. Que pobres madres de corazón con sus hijos, haz todo por no ser el hijo/a preferido.

    • Olga dice:

      Me encanta la reflexion, puesto aunque las madres no son perfectas, porque son humanas, se les debe respeto, admiración, compañía, comprensión y consideración, pues en mi caso, ella lo ha dado todo y aunque a veces se equivocó, son pequeñas cosas que se perdonan y no dejan heridas.

  2. Ana Maria Arias Urdanigue dice:

    Muy cierto. Ojala muchas madres logren que sus hijos las cuiden en su vejez. Pero la vida es difícil y por el trabajo muchos se apartan de ella. Que lo disfruten las que puedan y las que no que se conformen de haber tenido a sus hijos aunque estos ya no se acuerden de ella.

  3. ELIZABETH dice:

    Es muy triste ver cuando una madre no tiene el apoyo necesario en su vejez y por ende no posee calidad de vida, vemos madres abandonadas y no es justo, después que dieron tanto por los hijos, estos las abandonan en el momento más vulnerable de su vida. Deberían recapacitar y no descuidarlas. Exhortó a todos los hijos a que quieran a su MAMÁ para que tengan una ancianidad protegida. AMÉN.

    • Alberto Pizaro dice:

      Que relacion mas importante entre la Madre y un hijo(a), entre la persona que te cuida por 9 meses y luego te da la VIDA, ADORALA.

  4. Peter Gunn dice:

    KHALIL GIBRAN: «SOBRE LOS HIJOS»
    «Tus hijos no son tus hijos

    Son hijos e hijas de la vida deseosa de sí misma.

    No vienen de ti, sino a través de ti y aunque estén contigo no te pertenecen.

    Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos,

    Pues ellos tienen sus propios pensamientos.

    Puedes hospedar sus cuerpos, pero no sus almas,

    Porque ellas viven en la casa del mañana, que no puedes visitar ni siquiera en sueños.

    Puedes esforzarte en ser como ellos, pero no procures hacerlos semejantes a ti

    porque la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

    Tú eres el arco del cual tus hijos, como flechas vivas, son lanzados (…).

    Deja que la inclinación en tu mano de arquero sea hacia la felicidad”.

  5. Joan Manuel Peñalo Herrera dice:

    Amo a mi madre, gracias a mi Abba Kadosh la voy a ver pronto para consentirla, mimarla, abrazarla y decirle lo mucho que la amo.

  6. Viviana dice:

    Cuánto daría x tener un abrazo más de mi mamá. Lo bueno q a diferencia de mis tres hermanos. Yo la cuidé cuando enfermó y dejé todo de lado y hoy puedo decir q duermo con la consciencia tranquila y estoy en paz. Aunque no dejo de extrañarla y necesitarla x q ella me dio el amor más puro q conocí.

  7. Esther dice:

    No siempre es posible, cuando llevas 10 años cuidandola y su deterioro cognitivo te impide seguir haciéndolo porque no sabes, porque sin querer lo haces mal y es mejor dejar que buenos profesionales lo hagan por ti. Eso también es amor y es cuidarla, porque sabes que darías tu vida por ella y harias lo necesario para que tenga una calidad de vida mejor. Y sobretodo no sentirte culpable porque amarla es también dejarla ir.

  8. Renée Nouche dice:

    Real y muy emotivo el relato. Me siento bendecida a mis 90 años de tener 2 hijos pendientes de mí todo el tiempo. Se invirtieron los roles, se adelantan a mis deseos o necesidades, como yo lo hice con ellos. Aunque soy autovalida, igual están vigilantes de mi salud y de mis movimientos. Alternan para viajar conmigo.

  9. Juan Carlos dice:

    Los pájaros mantienen el amor por su madre durante gran parte de su adultéz, incluso siguen aceptando alimento en su pico cuando ya pueden valerse por sí mismo. Sin embargo llega un momento en su vida, que abandonan ya a su madre y lo hacen para siempre. Será la naturaleza misma que así lo indica, con el fin misterioso que no conocemos, para preservar la evolución de las especies, quizás. El hombre muchas veces así lo hace, pero el hombre, ser inteligente, analiza, sigue amando y si abandona sufre. tal vez vuelve, tal vez no. Misterios de la vida.

  10. ylda pineda,,, dice:

    Que lindo y gran mensaje de lo bien redactado, una lección para muchos hijos. DIOS nos dé mucha fortaleza y salud, amen.

  11. Cecilia Villanueva dice:

    “Si tienes una madre todavía,
    da gracias a Dios que te ama tanto.
    Porque no todo mortal contar podría.
    Dicha tan grande ni placer tan santo”
    E. Neumann

  12. Martina dice:

    Cómo he leído los comentarios no todo es blanco o negro. Pero el título me parece muy mal. La primera regla de la vida es cuidar a nuestra mamá. Cada caso es diferente. Hoy en día, la vida se ha alargado. No es lo mismo que los años pasados porque las personas cada vez duran más. Mi mamá lleva años cuidando de mi abuela, desde que se jubiló. Y cómo hija me duele ver que perdió su libertad. Justo ahora que puede viajar, descansar, aprovechar a sus nietos que están chicos y que puede jugar con ellos. No lo hace por no descuidar a mi abuelita y que cada día pierde más la razón y se pone muy agresiva. Amo a mi abuelita, pero ella ya no tiene vida. Si sigue aquí es por medicinas e intervenciones en hospitales. Mi madre y yo hemos charlado al respeto. Ella no desea lo mismo para mi, ni yo para mis hijos. Una cosa es no abandonarlos y otra cosa es esclavizarte a ellos. Creo q una madre jamás debe traer niños al mundo para que la cuiden en su vejez.

  13. Lur dice:

    Así es mi mamita, la mejor del mundo, entregada siempre a su familia, siempre que la necesite estuvo para mi, siempre apoyándome en todo. Cálida amorosa, tierna y hasta el último momento pendiente de mi y de mis hermanas, la amo con todo mi ser y mucho más.

    Recién la acabo de perder y mi vida se fue con ella pues era la razón de mi existir, es cierto eso que daría todo y cuanto soy por estar cinco minutos con ella, abrazarla y no soltarle jamas.

    Te amo Mamita y gracias por ser la mejor del mundo, mi Isi adorada.

  14. Lucia dice:

    Cada caso es distinto y todos hablan desde su experiencias… las madres no son perfectas, son humanos, la mía me ha dado mucho y merece todo.

  15. Liz Elena dice:

    Creo que el hecho de ser mamá no es razón para que nos quieran, el día en que me convertí en mamá fui dejando de querer a mi madre. El amor hacia la mamá también se gana, no por el hecho de traer en la panza 9 meses deben de querernos nuestros hijos, es responsabilidad y obligación de cuidar y querer a nuestros hijos de manera incondicional, es decir, yo quiero y amo a mi hija libremente y sin condiciones, y nada de que yo hice todo por ti y bla bla bla, sacrifique mi vida y tonterías de esas, amor es amar sin estar echando en cara ese tipo de cosas. Al menos la madre que me tocó a mí fue mala, digo me pudo haber tocado una peor pero ahora que soy mamá me doy cuenta de todo lo malo que ha hecho mi mamá conmigo y que me servirá de experiencia para no hacerlo con mi hija, soy hija única y vivo con mi mamá por desgracia. Le tengo el cariño como si fuera la niñera de mi hija. Pero ya no la quiero como madre, a veces no soporto ni escuchar su risa

    • Juny dice:

      Es muy muy cierto. Concuerdo contigo, yo opte por tomar distancia de mi madre. Me hizo mucho daño, hasta el día de mi cumpleaños dejandome sola, fin de año sola… Por tener un hijo, no te hace ser madre.

  16. Juny dice:

    Discrepo realmente, no todas las mujeres nacen para ser madres. Algunas madres son muy toxicas con sus hijos, hacen su vida y no les interesa lo demas….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios