Las primeras señales del autismo

La importancia de la detección temprana

Primeros síntomas autismo

Ningún padre quiere que su hijo sufra ningún tipo de problema, pero cuando se trata de autismo es necesario la detección temprana para marcar al diferencia en el desarrollo del niño y es que a los 18 meses ya se puede detectar las primeras señales del autismo aunque no se diagnostique aún. No importa la edad que tiene tu hijo, si crees que tiene autismo no debes perder la esperanza, un buen tratamiento podrá ayudarle a aprender, crecer y prosperar como se merece.

La importancia de comprender el autismo

El autismo es un trastorno que está relacionado con diferentes síntomas. El Trastorno del Espectro Autista (TEA) aparece en la infancia, a una edad muy temprana por lo que puede causar retrasos en muchas áreas básica del desarrollo como el aprendizaje del habla, el juego o interactuar con los demás. Las señales y los síntomas del autismo varían de un niño a otro, igual que las consecuencias en la vida.

Algunos niños autistas pueden tener sólo algunos impedimentos leves mientras que otros necesitan superar obstáculos más grandes. Pero todos los niños con TEA tienen problemas de mayor o menor medida que engloban sobre todo: la comunicación verbal y no verbal, la relación con los demás y con el mundo que le rodea y también suelen tener dificultades para pensar y actuar con flexibilidad.

La detección temprana es responsabilidad de los padres

Los padres son los que tienen la mayor responsabilidad para detectar los primeros signos de alarma de autismo. Los padres son los que mejor conocen a sus hijos y los que pueden detectar los comportamientos y las peculiaridades para poder comentarlo con el pediatra. Los padres deben saber qué es lo normal y qué no lo es, y para ello es necesario tener algunas cosas en cuenta:

  • Supervisar el desarrollo del niño.
  • Tomar medidas en cuanto se nota que algo no encaja o que el niño se desarrolla a un ritmo diferente.
  • No esperes a ver qué pasa, el tiempo es valioso y cuanto antes se detecte mejor.
  • Busca ayuda adicional si es necesario. Tu pediatra te orientará de las posibilidades que tienes.
Primeras señales del autismo

Las primeras señales del autismo

Algunos niños con trastornos del espectro autista pueden comenzar a desarrollar habilidades de comunicación y después hacer una regresión entre los 12 y los 24 meses. Por ejemplo, un bebé que empezó a decir “mamá”, “papá” o “agua”, puede dejar de usar el lenguaje totalmente. O quizá un bebé que interactuaba puede dejar de jugar socialmente como con las “palmas palmitas”. Cualquier pérdida del habla, del balbuceo, de lo gestos o de las habilidades sociales se deben tener muy en cuenta porque la regresión puede ser una señal clara de autismo.

Si se detecta el autismo en los primeros meses de vida se podrá sacar el máximo provecho de la plasticidad cerebral del bebé. Aunque el autismo es difícil de detectar antes de los 24 meses, las primeras señales pueden darse entre los 12 y los 18 meses. En ocasiones los primeros síntomas de autismo pueden confundirse por “un bebé que se porta muy bien” porque parece tranquilo, independiente y poco exigente. En cambio pueden haber algunas señales de advertencia muy importantes de tener en cuenta:

  • No responde a las caricias.
  • No miran a los padres cuando se les alimenta
  • No tienen contacto visual
  • No tiene sonrisa social
  • No responde a su nombre
  • No responde al sonido de una voz familiar
  • No sigue objetos visuales
  • No señala, ni dice adiós ni realiza ningún movimiento para comunicarse
  • No sigue el gesto cuando señalas cosas
  • No hace ruido para llamar tu atención
  • No responde a los abrazos
  • No imita movimientos ni expresiones faciales
  • No pide ser cogido “aúpa”
  • No juega con otras personas
  • No realiza peticiones básicas

Deja un comentario sobre “Las primeras señales del autismo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!