Usa “muerte” y “muerto” porque los niños no entienden las metáforas

Explicar niños muerte ser querido

Pablo Motos arrancó en uno de sus programas de ‘El hormiguero’ con un discurso que impactó a todos, pero tenía mucha razón en todo lo que decía. Habló sobre el duelo en niños y adultos y cómo hay que dirigirse a los pequeños cuando se habla de muerte o muertos, puesto que, desgraciadamente son palabras que últimamente se escuchan demasiado en la televisión. Hoy queremos hablar sobre lo que dijo porque nos parece estupendo llegar a más gente.

La sinceridad es la clave

El presentador comenzó el programa pidiendo que los niños se apartaran de la pantalla durante tres minutos, que estuvieran en otra habitación para que pudiese hablar directamente con los padres. Dijo exactamente: “Hoy tengo que empezar el programa de una forma diferente y voy a necesitar que los niños se vayan un momento a otra habitación. Son solo 3 minutos. Necesito hablar solo con los mayores”.

Quiso hablar sobre la muerte de los seres queridos y cómo en ocasiones, los niños son olvidados cuando esto ocurre, y es muy importante que se les haga hablar, para que expresen sus emociones respecto a lo sucedido. No hay que pintarles la realidad ni decirles cosas que no son. Si el abuelo muere, no hay que decirles que está dormido. Primero, porque es mentira, y segundo, porque les puede generar miedos a los niños y que no quieran dormir más por si se mueren.

Es evidente que no se pueden explicar las cosas de igual manera a un niño de 5 años que a un niño de 10, pero en ambos casos hay que decirles la verdad, aunque sea adaptado a su conocimiento. Los adultos intentamos protegerlos porque pensamos que no entienden la muerte o para que no les afecte demasiado, pero los niños toman conciencia de la muerte mucho antes de lo que nos podemos imaginar.

muerte niños metáforas

Ven la muerte a diario

Los niños ven la muerte a diario; cuando se mata una mosca en casa, cuando ven insectos muertos en la calle o algún animal atropellado. Escuchan cómo se ha muerto el ser querido de alguien o incluso han vivido ya la muerte en la familia. Lo que ellos no entienden es que la muerte es irreversible, es decir, que una vez que un ser muere, no vuelve nunca más.

Por lo tanto, es importante decir la verdad a los niños, usar las palabras “muerte” y “muerto” con naturalidad porque es una parte de la vida, aunque nos duela. Los niños entienden las cosas mucho más de lo que te imaginas, pero cuando les ocultas la verdad, se dan cuenta y ahí es cuando realmente pasan miedo, porque piensan que si lo ocultas es porque realmente tiene que ser algo malo. Luego será mucho peor enfrentarles a la realidad.

Tampoco digas cosas como: “Ahora el abuelo está en un lugar mejor” o “Ahora el abuelo está bien”, porque si fuese así, ¿por qué llora todo el mundo?, ¿por qué nadie puede verle?, etc.

Respuestas breves y sencillas

Las respuestas a los niños deben ser sinceras, con un vocabulario apto a su entendimiento, pero sobre todo, deberán ser respuestas breves, sencillas y sin detalles que no sea necesario que sepan. Y menos, si no preguntan. No se trata de quitarles el dolor, simplemente que aprendan a compartir las emociones que están sintiendo contigo para que puedan canalizarlas mejor.

Es necesario tener paciencia y ser consciente de que a los niños menores de 6 años les afecta enormemente el estado emocional de sus padres. Si los padres lloran, es importante decirle a los niños que no están llorando por su culpa puesto que tres de los mayores temores de los niños son: si ha sido su culpa, si le va a pasar a él o si le pasará a sus padres o hermanos.

Los niños también pasan el duelo

Es necesario que los adultos recuerden que los niños también pasan el duelo. En el caso de que desconozcas las respuestas a las preguntas que te hagan, lo ideal es decirle al niño la verdad: que no sabes la respuesta. No te inventes las cosas, pero dile que si alguna vez tienes la respuesta se la dirás. No te desesperes si el niño hace las mismas preguntas una y otra vez durante varios días, está pasando el duelo y lo necesita. No te enfades con él porque te esté expresando de esa manera su angustia.

Es importante tener paciencia en su duelo, aunque tengan cambios de humor bruscos, retrocesos evolutivos… Según los expertos y según el presentador en su programa, una explicación sencilla y efectiva sería la siguiente: “Cuando una persona muere, ya no respira, ya no come, ya no habla y ya no siente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios