Con 12 años abrió una escuela sin recursos para ayudar a otros niños

Leonardo Nicanor

Con tan solo 12 años tiene un corazón que no le cabe en el pecho y no solo ayuda a los niños, sino también a los adultos de su comunidad que quieren aprender a leer o sumar. Es un niño que quiere el bien y ayuda a todos aquellos que lo necesiten.

Leonardo Nicanor

El pequeño de 12 años se llama Leonardo Nicanor Quinteros y vive en un barrio muy humilde de Argentina junto con su abuela. En 2014 uno de sus amigos necesitaba ayuda para hacer las tareas escolares y decidió sentarse a su lado para echarle una mano. Al día siguiente volvió a ayudar al mismo chico y después, otros niños fueron en su búsqueda para que Leonardo les ayudara con las tareas escolares.

Fue de esta manera, como nació la escuela improvisada… y él da a su comunidad lo que los políticos niegan a los niños: más recursos escolares.

Escuela improvisada: Patria y Unión

Su escuela improvisada se llama “Patria y Unión” y sus amigos le llaman “profe Nico”. Esta escuela es una institución educativa que está centrada en apoyar a los miembros de su comunidad, independientemente de la edad que tengan. Se ayudan unos a otros y el único objetivo es el bien común en cuanto a la alfabetización.

Leonardo Nicanor alumnos escuela

En la actualidad la escuela ya cuenta con 36 alumnos y 6 niveles, dependiendo del nivel académico que tengan los diferentes grupos de clase. Leonardo es el único maestro por lo que solo ayuda a los demás después de atender sus propias obligaciones escolares ya que va a la escuela por las mañanas, aunque por la tarde acude a su salón escolar y ayuda a sus alumnos en matemáticas, ciencias y español sobre todo.

No son solo niños los que acuden a su escuela. Por ejemplo, una mujer de más de 40 años, acude a su escuela caminando más de media hora cada día desde su hogar, para poder aprender a leer y escribir, algo que no podría conseguir de otra manera. De momento, ha aprendido a escribir su nombre.

Con escasos recursos

Como hemos comentado antes, el pequeño vive con su abuela y tanto su hogar como la escuela son de lo más humilde. Lo realizaban en el patio de la escuela pero al ser tantos ya no es suficiente y tienen que utilizar dos diminutas habitaciones de la casa de la abuela para poder realizar los cursos.

Leonardo Nicanor abuela

Con escasos recursos abuela y nieto emprenden la construcción de su humilde escuela. Su abuela, para ayudar a la iniciativa de su nieto ha pedido un préstamo bancario para poder comprar materiales de construcción y mejorar las instalaciones dedicadas a la escuela.

Sin lugar a dudas, el ejemplo de Leonardo Nicanor es loable y además muestra como cuando se tiene fuerza de voluntad, el ayudar a los demás siempre es posible. Si los políticos de su país tuvieran solo la mitad del corazón que tiene este chico, ¡cuántas cosas cambiarían!

Deja un comentario sobre “Con 12 años abrió una escuela sin recursos para ayudar a otros niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios