Eres buena madre si tus hijos dejan de necesitarte

Una buena madre se vuelve innecesaria

Cuando nace un hijo es un ser dependiente que necesita del adulto las 24 horas del día para poder prosperar. Una madre tiene que estar al lado de sus hijos para poder ayudarles a que tengan todas sus necesidades físicas y emocionales atendidas. Tanto es así que a veces las madres (y muchos padres) se sienten cansadas e incluso exhaustas por la falta de tiempo que tienen en sus vidas… Pero esto es temporal, o debería serlo para que todo marche bien.

Una buena madre es la que con el paso del tiempo y mientras sus hijos van creciendo… se vuelve innecesaria. Ella se sentirá triste a veces, con sensación de vacío en su interior porque sus hijos no la necesitan tanto como antes. Pero ese vacío no significa que tus hijos no te quieran, ni mucho menos… Sino que lo estás haciendo bien. Tus pequeños están aprendiendo a ser autónomos y a defenderse en la vida.

Sin evitar que cometan errores

Si eres de esas madres o de esos padres que no protegen a sus hijos de los errores, entonces estás haciendo las cosas bien porque los errores son los verdaderos maestros de la vida. Es necesario que las madres y los padres repriman el impulso natural de proteger todo el tiempo a sus hijos para que no vivan tristezas o peligros… La vida es una batalla y hay que afrontarla para poder disfrutarla.

No te sientas débil cuando tus hijos comiencen a decirte que no necesitan tu ayuda porque eso significa que van por buen camino porque la buena madre es la que con el tiempo, deja de hacer falta. Así que si tus hijos te dejan de necesitar para todo, es que has hecho bien tu tarea como madre.

Ya no haces falta

No hacer falta es como ser innecesaria en la vida de tus hijos, ¡pero cuidado! Que esto no significa que ellos no te quieran en sus vidas… ¡ni mucho menos! Seguirás siendo el ser que más quieran en este mundo, simplemente, es que ahora no te necesitan para ser ellos mismos y tener sus vidas estructuradas. Te necesitan en su vida para colmarte a besos, quererte y estar a tu lado, pero no te necesitan para que les hagas todo porque ya son capaces de hacer las cosas sin tu ayuda.

buena madre hijos dejan necesitarte

El amor que tus hijos sienten por ti siempre estará vivo, simplemente es que se han convertido en seres independientes capaces de vivir su vida. Son capaces de marcar su propio camino, de tomar buenas decisiones y de cometer errores… para después aprender de ellos. ¡Y todo esto es gracias a ti! A todos los años de enseñanza y amor incondicional que les has dedicado porque tu amor por ellos nunca cesa.

El amor significa liberación

El amor es un proceso de liberación y esto no significa que el vínculo no se mantenga fuerte e irrompible. El amor es un vínculo que se transforma a lo largo de la vida… cuando tus hijos son pequeños ese vínculo es dependiente, pero después se vuelve independiente y entonces, se convierte en un amor saludable entre dos personas adultas que se aman por encima de todas las cosas.

Cuando tus hijos crean su propia familia el ciclo comienza de nuevo, pero esto solo significa que vuelven a comenzar pero tú, seguirás ocupando un lugar prioritario en su corazón. Te seguirán necesitando en los momentos difíciles porque los padres, siempre serán los más imprescindibles en la vida de los hijos.

Los buenos padres crían a sus hijos para que sean libres y para que no se conviertan en esclavos de sus miedos… Es un gran desafío pero es la misión de todo padre y de toda madre. Cuando los padres se vuelven innecesarios es porque sus hijos se han convertido en adultos de éxito. Tus hijos deben tener alas para volar, raíces para volver y motivos para quedarse a tu lado.

Deja un comentario sobre “Eres buena madre si tus hijos dejan de necesitarte”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios