Cómo celebrar San Valentín siendo una nueva mamá

Celebrar San Valentín siendo mamá

El calendario te dice que ha llegado San Valentín, el día que se celebra el amor incondicional por la pareja, es decir, que se celebra el amor romántico (porque clases de amor hay muchos y el más fuerte y verdadero ya sabes cuál es… y salió de tus entrañas). Aunque es cierto que el amor romántico (cualquier otro) se debe expresar cada día del año, tampoco está de más demostrar en un día especial lo mucho que quieres a tu pareja, ¿verdad?

Si eres una nueva mamá, quizá no tengas mucho cuerpo para disfrutar de San Valentín, porque entre la falta de sueño, el dolor, la urgente necesidad de darte una ducha… puede que no te hagan tener muchas ganas de mantener una sesión romántica y pasional con tu pareja, aunque sea un día especial. Quizá para ti ahora mismo, simplemente es un día más.

Es cierto, puede ser complicado pensar en ti como un ser sexual después de tener un bebé, pero los expertos creen que tener tiempo a solas con tu pareja es muy necesario, no solo para cuidar vuestra relación sexual e íntima, sino también para cuidar tu salud emocional y tu estado de ánimo. Hay diferentes maneras de intentar sacar la chispa del amor en este día, aunque hayas acabado con la última caja de chocolate.

Empieza con tu mente

Es posible que las estrías o el mal cuerpo te quieran hacer complot contra ti, pero el poder de tu mente es mucho mayor. Los expertos dicen que la imagen corporal es una de las principales razones por las que las mujeres no quieren tener sexo después de tener un bebé.

Si esto te ocurre, puedes superar estos pensamientos negativos. Lo ideal es esperar un tiempo para sentirte bien, toma un baño, ponte una máscara, escucha música relajante… y ponte algo que te siente bien y que disimule aquello que no quieres que se vea. Te sentirás más segura, pero recuerda que el objetivo no es ocultar, es aceptar que tu cuerpo es maravilloso y que gracias a eso, has podido dar vida a tu bebé. Tu cuerpo es diferente, pero tú sigues siendo poderosa, bella y atractiva.

Celebrar San Valentín nueva mamá

Prueba algo novedoso

Participa en una nueva experiencia con tu pareja. Podéis haceros un masaje, utilizar un nuevo juguete sexual… Disfrutar de un rato de intimidad diferente os hará conectar el uno con el otro y pasarlo bien. Explorar nuevas áreas de placer puede hacer que vuelvas a sentir esa magia necesaria para disfrutar de la intimidad con tu pareja. Incluso si no tienes muchas ganas de probar algo demasiado novedoso, podéis utilizar un nuevo lubricante… a veces, menos es más. 

Elimina el estrés

Es necesario eliminar el estrés de tu mente para que puedas disfrutar de cada segundo al lado de tu pareja. La respiración calmada te ayudará a centrarte en ti y a disfrutar del momento. No es necesario que te sientas la mujer más atractiva del mundo, pero sí es importante que te sientas bien contigo. Para sentirte bien contigo misma, acepta quién eres y todo lo que eres capaz de conseguir. Tu cuerpo ha cambiado para dar vida a tu bebé, y solo por eso es motivo de respeto y adoración. Sí sí, ¡de adoración! 

Disfrutad del momento, buscad un rato cuando el bebé esté durmiendo para que podáis tener vuestra intimidad. Recuerda que tu vida en pareja es igual de importante que tu vida como madre. Si estáis felices y conectados podréis ser mejores padres y seguiréis siendo una increíble pareja. Te mereces disfrutar de un día como hoy y también, del amor que te regalen cada día de tu vida. ¡Feliz San Valentín!

Deja un comentario sobre “Cómo celebrar San Valentín siendo una nueva mamá”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!