No te sientas culpable por necesitar tiempo para ti

No sientas culpa madre

Las madres se sienten culpables por cualquier cosa, incluso cuando necesitan tiempo para ellas para cuidar su mente o su cuerpo. Sentir que deben cuidarse les hace sentir egoístas, porque la cultura del sacrificio de la mujer ha hecho mucho daño a la mente de las madres. Es hora de cambiar ese pensamiento porque una mujer y madre, puede y debe cuidarse a ella misma. No te sientas culpable por necesitar tiempo para ti.

No es tan bonito como lo pintan

Desde el momento del embarazo, una madre quiere lo mejor para su hijo todo el tiempo. Busca su felicidad y su confort a toda costa. Es naturaleza que una madre proteja a su cría desde que la concibe porque existe un vínculo inquebrantable que les unirá para siempre. La maternidad es una decisión muy importante y desde el minuto uno cualquier mujer quiere que sea maravilloso, pero no siempre es tan bonito como lo pintan.

No para todas las mujeres que son madres la maternidad es tan bonita como sale en la televisión o cómo la cuentan. Para muchas madres el sentimiento de culpabilidad es un continuo que en ocasiones, les impide vivir una vida plena y satisfactoria.

Ser madre, llevar una familia y trabajar tanto dentro como fuera de casa, es una gran responsabilidad y parece que a los días les faltan horas… Y si quieres cuidarte, sientes que estás perdiendo el tiempo o robándoselo a tu familia o a tus hijos. Quizá este sentimiento te hace sentir en soledad, algo que aún te hará sentir peor contigo misma. Es necesario disfrutar de esta nueva etapa y saber que tú eres lo primero ante todo. Si tú no te cuidas y estás mal, tus hijos no podrán disfrutar de su madre plenamente.

sentimiento culpa madre

Cuidado con el sentimiento de culpa

Son muchas las madres y quizá también te pase a ti, que sienten culpabilidad por culpa de la sociedad en la que vivimos. Encontrar el equilibrio para todo es muy complicado y parece que nunca hay tiempo suficiente para cuidarse a una misma, siempre hay otras cosas “más importantes” que van primero a una. Cualquier actividad que no tenga que ver con la maternidad o que sea de ocio para la madre, parece que es un acto de egoísmo que no se puede tolerar, y de eso nada.

Primero debes tener en cuenta que sentir culpa por cuidar de ti no es lo correcto, porque debes cuidar de ti y eso lo tienes que hacer tú. Cuidarte es necesario y la culpa solo es un obstáculo que no te permitirá disfrutar de tus momentos. No debes olvidarte de ti porque tú también necesitas tu espacio para relajarte y para ser mujer además de madre.

¿Por qué te sientes culpable?

Pueden ser muchas y muy variadas las razones por las que te puedas sentir culpable, pero es necesario que tomes conciencia para que de esta manera, cuando te ocurra, pongas distancia emocional de esos pensamientos y que no te atrapen en un estado de ánimo negativo. Algunos motivos son:

  • Sentir que se roba tiempo a los hijos o a la familia
  • Sentir que se es responsable de la felicidad y bienestar de los hijos
  • Sobreproteger a los hijos
  • Pensar que se es capaz de hacer todo como una mujer y madre todoterreno
  • Anteponer los demás a una misma
  • Tener más de un hijo

No eres mejor madre si sientes culpa

Debes ser consciente de que sentir culpa no te hará ser mejor madre… este pensamiento está lejos de la realidad y debes sacarlo de tu mente. No te compares con otras personas o madres y disfruta de tu vida, tu familia, tus hijos… y tu tiempo. Saca un tiempo prioritario para ti cada día, para cuidarte, para mimarte, para recordarte que eres importante. Es necesario para ti y para tu familia que te valores y que te liberes de los estereotipos que no te permiten disfrutar tu maternidad de manera plena y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios