Cómo enseñar resiliencia a tus hijos

resiliencia

Nadie nace teniendo resiliencia en su personalidad, es una virtud que se adquiere con el tiempo, con la enseñanza, con el ejemplo de los padres o cuidadores principales y con las experiencias vividas. Si todas las personas en el mundo fuésemos resilientes podríamos ahorrarnos muchos problemas en la vida. Para ser resilientes en la vida adulta es importante que se enseñe desde que los niños son pequeños.

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano de poder afrontar las adversidades, superarlas y que después, tenga aún más fortaleza en su personalidad. Los problemas en los niños nada tienen que ver a los problemas de la vid adulta, pero es necesario que se trabaje la resiliencia para practicarla desde que los pequeños tienen uso de razón.

Para enseñar a los niños resiliencia no es necesario hacerles tener problemas ni tampoco que sientan el dolor de las adversidades. Solo es necesario enseñarles algunas cosas obvias en la vida para que puedan desarrollar la resiliencia.

Sé un buen ejemplo

Si te hundes ante cualquier adversidad, del tamaño que sea, y tus hijos ven cómo no eres capaz de buscar soluciones tan siquiera, entonces ellos aprenderán que eso es lo normal. Si quieres que tus hijos aprenda a ser resilientes es muy importante que aprendan a través de tu ejemplo.

Si tienes adversidades en la vida, tus hijos deberán ver en ti un ejemplo de superación. Será necesario que te vean buscar soluciones, que si te sientes triste, lo estés, porque tienes derecho a estarlo, pero también que vean en ti el coraje suficiente para sacar las fuerzas necesarias para poder buscar la forma de estar bien.

Enseñar resiliencia a los niños

Enseña compasión y solidaridad

Para que una persona tenga un buen desarrollo emocional es importante que tenga compasión. Una vez que se es compasivo es necesario aprender a ayudar a los demás, esto hará que la persona se sienta valiosa y satisfecha con sus acciones. Además dar la mano cuando otro necesita ayuda fomenta la empatía, con lo que será también más fácil trabajar con los niños empáticos la asertividad, ambos fundamentales para ser resiliente y también, para tener un buen desarrollo emocional.

Para enseñar a un niño a ayudar a otros, es necesario dar ejemplo y ayudarle a él siempre que lo necesite. Que te vea ayudar a tu pareja, a sus hermanos, a tus padres o a tus hermanos. A través del juego también es una buena forma de ayudar a un niño a trabajar la compasión y los beneficios de trabajar en equipo. Los niños deben sentir que la familia es un núcleo de amor y que todos los miembros son el equipo.

Tener rutinas diarias diarias

Las rutinas siempre aportan seguridad, hasta en los momentos más delicados. Por eso, a los niños hay que establecerles rutinas diarias para que tengan sensación de estabilidad y seguridad todo el tiempo. Las rutinas hacen que la ansiedad sea cosa del pasado porque saben qué va a pasar después, desaparece la incertudumbre. Los niños deben tener horarios, reglas y normas para conseguir esta seguridad diaria.

Así, cuando ocurren adversidades, seguir con la vida normal, con las rutinas, con los horarios… Hace que la persona sienta que tiene el control y le será más fácil manejar sus emociones, paso fundamental para poder ser resiliente. Enseñando a los niños la importancia de las rutinas desde que son pequeños, podrán tener sus propias rutinas a medida que van creciendo y se convierten en adultos.

La resiliencia no se aprende de la noche a la mañana, se necesita tiempo y constancia. Además, los niños deben aprender a cuidar de sí mismos, a ser personas independientes pero emocionalmente estables y con conexiones con las personas más cercanas a ellos, deberán tener metas y objetivos en la vida, y sobre todo, deberán aprender de sus errores.

Un comentario sobre “Cómo enseñar resiliencia a tus hijos

  1. Chupeteros dice:

    Maravilloso este artículo :O Me ha flipado, de verdad. Ahora quiero leer mucho más sobre este tema que me parece de una importancia GIGANTE <3 Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!