Errores de los padres que generan celos en sus hijos

Y que se pueden evitar perfectamente

Los celos entre hermanos son casi como un instinto de supervivencia. Cuando un hijo está solo tiene todo el amor de sus padres centrados en él, y los niños dependen de ellos para todo lo que se necesita para sobrevivir. Cuando los padres responden hacia los hijos, transmiten seguridad, algo que es crucial para un desarrollo emocional saludable. Los bebés y los niños necesitan que sus padres les presten atención, que les abracen y que les calmen mientras lloran.

Pero cuando un niño deja de ser el centro de atención de los padres y pasa a ser el hermano mayor, es probable que se genere una cierta rivalidad y celos entre hermanos. Es necesario que los niños mayores tengan una buena adaptación a la llegada del bebé y los bebés necesitan sentir el contacto de su hermano desde el momento que llegan a casa. Además será necesario que hables con el hermano mayor sobre el hermano pequeño y la inversa, lo que dices y el cómo lo dices será fundamental para ellos.

Es importante que no adules ni critiques a su hermano, simplemente explica y describe lo que su hermano está haciendo para que no se generen celos. Por ejemplo una frase para no generar celos sería: “Tu hermana está dibujando una imagen”, y la frase que sí provocaría celos y rivalidad sería algo como: “Tu hermana es muy buena dibujando, a ver si aprendes de ella”.

Pero hay cosas que los padres hacen sin darse cuenta y que puede provocar celos entre hermanos ya que los hijos pueden sufrir pensando que perderán el amor de sus padres o que sentirán que su hermano es mejor que ellos o el preferido de sus padres. Si esto ocurre puede provocar problemas en el desarrollo de la autoestima y de su personalidad.

No incluirle en las rutinas del bebé

A veces, por ir más deprisa es posible que los padres no incluyan a sus hijos mayores en las rutinas del bebé, algo que le hará sentirse desplazado al hermano mayor. Es imprescindible que los niños sientan que forman parte del nacimiento de su hermano y por eso desde el embarazo es necesario que formen parte. Inclúyele en la elección de la ropita del bebé, en la decoración del dormitorio, en las rutinas de aseo, etc.

Errores padres celos hijos

Señalar sus errores más que sus aciertos

Es posible que al pasar a ser el hermano mayor, los padres quieran ver en él sólo la perfección. Pero esto no es así porque es un niño y también debe equivocarse para aprender. Los niños necesitan darse cuenta que los errores son oportunidades para mejorar y que sus padres estarán a su lado para poder guiarle en el camino.

Comparar a los hermanos

Cuando los niños son más grandes, es posible que los padres sin darse cuenta comparen a un hermano con otro y dejen entrever cuál de los dos es su favorito. Cuando esto ocurre el niño afectado sentirá que su autoestima se daña y que es menos que su hermano en todos los aspectos. Es necesario que no existan las comparaciones y que si existen críticas sean únicamente constructivas.

Hablar de él como si no estuviera delante

Hay veces que los padres hablan de sus hijos con otras personas cómo si no estuvieran delante o cómo si no escuchasen… pero sí lo hacen. Debes evitar hablar, comparar, criticar o alabar a un hermano y no al otro.

Así que si quieres que no exista rivalidad o celos entre hermanos, será necesario que les trates por igual a ambos, que les incluyas a todos ellos en las rutinas y que tu amor hacia ellos no se divida, ¡se multiplique!

Un comentario sobre “Errores de los padres que generan celos en sus hijos

  1. Graciela Olaya Guerrero dice:

    los niños no se debe hacer comparaciones,es un error nocivo para la salud emocional,con mucho amor se le explicará que como el es el mayor, cuidará al menor y se debe compartir aspectos como a la hora del baño, que pase el jabón, la crema, la toalla en actividad de juego y así sale todo mejor.

    muo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!