La escuela debería ser para todos

Descubre por qué la escuela es buena para todos los niños

La mayoría de los padres esperan con ansia el momento en que su hijo comience la escuela. Sin embargo, no todos tienen la suerte de vivir esta experiencia, ya sea porque sus condiciones económicas no se lo permiten o porque la situación social no lo favorece. De hecho, ¿sabías que según los datos más recientes brindados por la UNESCO, 250 millones de niños no asisten a la escuela o no logran adquirir los conocimientos básicos?

Es cierto que el primer grupo social en el que se inserta el niño es la familia y que es en su seno donde aprende las normas básicas de convivencia y adquiere las habilidades esenciales pero la escuela es un agente de socialización sin parangón. Es en el colegio donde el niño adquiere los conocimientos culturales y desarrolla sus habilidades sociales. La escuela se encarga de brindarle las herramientas que necesita para labrarse un futuro en la sociedad.

¿Por qué la escuela es tan importante en el desarrollo de los niños?

Estimula el desarrollo cognitivo y fomenta la apropiación de conocimientos

Desarrollar las habilidades cognitivas no es tan sencillo como parece y no basta con saber leer. De hecho, para estimular el desarrollo cognitivo de los niños es necesario recurrir a estrategias educativas que permitan mantener focalizada su atención y, a la misma vez, estimulen el pensamiento lógico, la memoria y la creatividad.

Las escuelas cuentan con profesionales que están capacitados para estimular al máximo las capacidades de los niños. Los maestros se encargan de plantearles nuevos retos, adecuados a su edad, de forma que los pequeños puedan ampliar sus conocimientos y habilidades pero sin caer en la frustración. Y es que en el colegio el niño no solo se apropia de un conocimiento académico, cultural e histórico sino que aprende a pensar, le da rienda suelta a sus recursos cognitivos.

Favorece la adquisición de habilidades sociales

Una de las razones más importantes por la que un niño debe asistir a la escuela es para desarrollar sus habilidades sociales. El colegio no es únicamente el sitio donde se imparten conocimientos sino que es un espacio de interacción, tanto con los niños de su edad como con los mayores. A través de esa relación los niños aprenden las normas de convivencia social, comprenden que deben esperar su turno, que tienen que respetar el criterio de los demás y aprenden a hacer valer sus opiniones.

Escuela

De hecho, no podemos olvidar que la infancia es un periodo sensible para la formación de las habilidades sociales, competencias que después serán muy útiles en el ámbito laboral y que pueden determinar el éxito o el fracaso de una persona. En la escuela se plantan y riegan las semillas de las competencias sociales ya que es en las aulas donde el niño se enfrenta a sus primeros conflictos y desarrolla sus primeras estrategias de afrontamiento.

Potencia la autonomía y la regulación emocional

La escuela les enseña a los niños a ser más independientes. De hecho, cuando comienzan en el colegio inmediatamente ganan autonomía en sus tareas cotidianas, desarrollan una mayor conciencia en la toma de decisiones y pueden determinar con mayor rotundidad cuáles son sus gustos y qué cosas detestan. Cuando el niño comienza en la escuela sale del ambiente de sobreprotección que se suele generar en casa, por lo que aprende a valerse por sí mismo, lo cual redunda en una mayor autoconfianza y seguridad.

Además, el contacto con los otros niños le permite aprender a regular sus emociones, logrando un mayor autocontrol. El niño que va a la escuela abandona poco a poco su egocentrismo para aceptar que debe seguir las normas y las reglas, independientemente de sus deseos. A la larga, esto le será muy útil en su vida, sobre todo cuando llegue el momento de insertarse en otros grupos sociales.

Deja un comentario sobre “La escuela debería ser para todos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!