Hombres y padres que se ocupan del hogar

Los 'amos de casa' también existen

Los roles familiares van cambiando en nuestra sociedad y por suerte, las mentalidades de las personas también. Hasta no hace tanto tiempo la mujer era vista como la ama de casa que debía cocinar, limpiar y atender a los hijos y a la familia, sacrificando cualquier deseo de superación sólo por casarse y tener hijos. Esta realidad obsoleta se ha quedado atrás y en la actualidad, los hombres también se ocupan del hogar y de los hijos.

En muchos hogares, ambos padres trabajan fuera del hogar y cuando acaban su jornada laboral deben repartirse las tareas domésticas y el cuidado de los hijos para poder llegar a todo y que las rutinas diarias se cumplan. De esta manera ninguno de los dos se sobrecarga en exceso de trabajo y ambos tienen las mismas responsabilidades en el hogar permitiendo una relación de iguales en la pareja.

El avance de las mujeres

Mucho ha cambiado para las mujeres y los hombres la vida en medio siglo. Las mujeres han hecho grandes avances en la educación y el empleo, su vida se ha transformado en sociedad. Con estos cambios también han llegado las presiones añadidas para equilibrar el trabajo y la vida familiar (tanto a madres, como a padres por igual). Tanto padres y madres pasan tiempo en el trabajo y en los quehaceres diarios así como en el cuidado de los niños, dejando la figura del padre que aporta dinero a casa y no se encarga de nada más a enterrado para siempre.

Además, los hijos necesitan la participación de ambos padres por igual en su educación para poder crecer de forma equilibrada y sanos emocionalmente. Aunque hay estudios que demuestran que los padres no han alcanzado aún el tiempo que las madres dedican a los niños, la realidad es que en nuestra sociedad hay padres que sí dedican más tiempo que las madres a las tareas del hogar y al cuidado de los niños.

Papás que se ocupan del hogar

Los padres que trabajan menos fuera del hogar

Como la sociedad va cambiando, ahora la mujer también debe pasar tiempo fuera de casa para poder cumplir sus obligaciones ante un trabajo remunerado y así que la economía familiar mejore. Pero por diferentes circunstancias (puede ser una decisión familiar o simplemente que no se encuentra empleo), muchos hombres se dedican a realizar las tareas del hogar y al cuidado de los niños mientras que la mujer tiene que cumplir sus labores profesionales.

Hoy en día aún hay personas que se sorprenden cuando descubren que un hombre es “amo de casa”, pero la realidad es que tanto el hombre como la mujer deben pensar en un objetivo común: que la familia prospere. Habrá épocas en la que la mujer trabaje más horas que el hombre fuera del hogar y a la inversa, lo que importa es que ambos se organicen de tal manera que puedan llegar a todas las responsabilidades diarias de forma equitativa y sobre todo, que a los hijos nos les falte atención.

En la actualidad, aproximadamente el 60% de los hogares biparentales con hijos menores de 18 años tienen dos padres que trabajan. En los hogares, en promedio, los padres pasan más tiempo que las madres en el trabajo remunerado, mientras que las madres pasan más tiempo en el cuidado de niños y las tareas del hogar. Pero esto también puede ser al revés hoy en día, y que sean los padres quienes pasen más tiempo al cuidado de los niños y con las tareas del hogar.

Sin embargo, cuando el trabajo remunerado se combina con el trabajo que realizan en el hogar, los padres y las madres están llevando una carga de trabajo casi igual, porque lo que importa es el equilibrio familiar sin distinciones de género. Hombres y mujeres deben realizar tareas en el hogar por igual.

2 comentarios sobre “Hombres y padres que se ocupan del hogar

  1. Graciela Olaya Guerrero dice:

    Afortunadamente es un gran alivio que el caballero colabore con las tareas del hogar, cuando los dos laboran para mejorar la economía , es importante que se ayuden mutuamente y así se hará mas fácil la carga, y estarán en armonía familiar por tan gran aporte . cada uno cumple con la obligación y habrá equilibrio en sus deberes y mejor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios