Criar en soledad: una experiencia difícil pero maravillosa

madre soltera

¿Eres madre soltera? Entonces sabrás que criar a un hijo es una experiencia maravillosa a la par que difícil. Son muchas mujeres (y hombres) que crían en soledad a sus hijos porque quieren o porque la vida les ha puesto en esa situación. Pero sea cuál sea tu situación, criar a un hijo/a siendo soltero/a es difícil pero a la larga, se convertirá en lo mejor que hayas podido hacer nunca.

Si estás criando a tus hijos en soledad, eres una persona valiente, responsable y que conoce de primera mano cada día qué es lo que significa realmente el amor incondicional. Piensas que tienes que cumplir dos papeles (de madre y de padre), pero tienes que saber que puedes conseguirlo porque eres mucho más fuerte de lo que te piensas y en el futuro, cuando mires hacia atrás te darás cuenta de que fue la mejor etapa de tu vida.

Criar a los hijos en soledad

No es fácil, y quien te diga lo contrario miente. Desde fuera te verán como a una mujer todoterreno, y en realidad lo eres. Cuando lloras por agotamiento, no es por debilidad, simplemente es cansancio que debes canalizar. Emociones que en ocasiones son difíciles de afrontar en soledad y que tú, tienes que aprender a convivir con ellas, día tras día.

En tu día a día sentirás miedo y ansiedad por multitud de razones. A veces pensarás que no puedes con todo, te dará miedo no llegar a fin de mes, pedir ayudar a tus familiares para poder dar de comer a tus hijos, si tu hijo está enfermo, ¿cómo irás a trabajar? No es nada fácil. Son miedos y temores que te hace sentir la soledad ante la maternidad (o parternidad). Pero también, debes tener en cuenta que cada día es una nueva oportunidad para conseguir cosas mejores y si un día no puedes con todo, al día siguiente tendrás más fuerza para conseguirlo.

Quizá pienses que tienes que ser padre y madre al mismo tiempo, pero esto no es así. Tú solo tienes que ser tú y criar a tu hijo siendo tú misma. Tú eres TODO para tus hijos y no tienes que dividirte en dos, ni en tres ni en más. No tienes que ejercer los roles clásicos asignados a papá o a mamá. Eso está obsoleto y tú puedes llevar la crianza de tus hijos con éxito. Si necesitas ayuda pídela, a un familiar, a un profesional… Pero nunca sientas que eres menos por ser solo tú.

Padre soltero

Como madre soltera (o padre soltero) puedes ser su guía, su orientador, tú sabrás poner los límites, sabrás qué decirle cuándo algo está bien o cuando algo está mal, serás quien le ame de forma incondicional por encima de todas las cosas. Tú eres el TODO para tus hijos, y eso, te puedo asegurar, que tiene un precio incalculable.

Sinceridad, madurez y equilibrio

Todo eso necesitan tus hijos: sinceridad, madurez y equilibrio. Si el padre (o la madre) se fue y os abandonó o si no está físicamente con vosotros porque falleció, entonces tus hijos merecen saber la verdad. Pero siempre desde la calma, la sinceridad y el amor incondicional.

Tus hijos necesitan ver en ti una persona madura que les aporte equilibrio en la vida, que se sientan seguros y protegidos todo el tiempo. Vosotros sois un equipo, el equipo familiar. Recuerda también que si puedes contar con una red de apoyo te sentirás mucho más equilibrado/a emocionalmente. Si necesitas ayuda en algún momento, pídelo a tus familiares o personas de confianza, no abandones a tus amistades, simplemente haz planes diferentes donde tu hijo también esté incluido pero que te permita salir y desconectar de vez en cuando de la rutina.

Ser padre o madre soltero/a no es nada fácil, pero podrás levantarte cada mañana sabiendo que es un nuevo día para hacer las cosas aún mejor.

Deja un comentario sobre “Criar en soledad: una experiencia difícil pero maravillosa”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios