La importancia de tener en cuenta la seguridad en los juguetes infantiles

La importancia de tener en cuenta la seguridad en los juguetes infantiles

Aunque parezca algo obvio es increíble el número de visitas a emergencias de padres desesperados por culpa de juguetes de mala calidad. El juego ayuda a los niños a aprender, a divertirse y a poder jugar en compañía y a solas, pero es necesario que cuando los niños tienen menos de 6 años se tomen precauciones antes de regalar a un niño un juguete que aparentemente parece inofensivo.

A los padres les puede resultar difícil poder detectar qué juguetes pueden representar un peligro potencial, sobre todo cuando están dentro de una tienda de juguetes con tantos productos que parecen tan divertidos, inofensivos y todos perfectos para los niños. Pero no todo es lo que parece y hay que saber tomar las medidas adecuadas para evitar problemas y horribles consecuencias.

Leer siempre las etiquetas

No hay que comprar nunca un juguete mirando sólo la portada de la caja, puesto que esta parte siempre será atractiva para que el consumidor lo compre y gaste su dinero en este juguete y no en otro, es marketing. Pero lo que sí debes hacer es dedicar un par de minutos para leer la etiqueta, porque lo que pone (o lo que no pone) puede revelar mucho.

En la etiqueta tendrá que poner un rango de edad para saber a qué niños va dirigido y para cuáles es mejor que no se compre porque pueden tener piezas pequeñas que podrían causar atragantamientos en los más pequeños e incluso muertes por asfixia. Quizá pienses que tu hijo es capaz de entender el juego, pero el rango de edad no sólo indican las pautas e instrucciones sino los factores de seguridad. Además, tendrás que fijarte que en la etiqueta poner que el producto se ajusta a las normas de seguridad europeas.

Cuidado con los objetos pequeños

Quiero hacer hincapié en lo relacionado con asfixias o atragantamientos puesto que pueden causar una muerte a los niños. Los niños en edad preescolar suelen llevarse los objetos a la boca como una forma natural de exploración del entorno. Para saber si un juguete es adecuado para un niño menor de tres años sólo tienes que hacer la prueba del tubo de papel higiénico.

Recomendaciones de seguridad con los juguetes

Es tan fácil como comprobar si el juguete es capaz de pasar por el agujero del tubo de papel higiénico, si sí que es capaz de hacerlo, entonces ese juguete deberá quedarse en la tienda porque no será adecuado para un niño menor de tres años. Aunque si tu hijo tiene entre tres y seis años pero todavía sigue poniéndose cosas en la boca, tendrás que aplicar de nuevo la regla del tubo de papel higiénico para evitar percances y desenlaces fatales.

Y nunca (¡jamás!) tendrás que dar pequeñas bolas, pelotas o globos a un niño de menos de 3 años, estos elementos son potencialmente peligrosos ya que pueden causar asfixia en los más pequeños.

Ojo con los juguetes demasiado baratos

Es cierto que lo caro significa que sea siempre de mejor calidad, ni que lo barato sea todo una calidad pésima. Pero hay que tener especial cuidado en comprar juguetes en tiendas donde los juguetes se ven que son de mala calidad, que los materiales son endebles o que son fáciles de romper. Por ejemplo, quizá compres un coche en una tienda de estas baratas porque has aplicado la regla del tubo de cartón y es suficientemente grande para regalar a tu hijo. Hasta aquí bien, pero ahora imagina que tu hijo de dos años (que tiene dientes) empieza a morder el coche hasta llegar al punto que arranca la rueda y se le queda en la boca… el peligro es inminente. Es mejor acudir a una tienda donde los materiales sean resistentes y de buena calidad,  ¡siempre! 

2 comentarios sobre “La importancia de tener en cuenta la seguridad en los juguetes infantiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!