¿Niño o niña? Cuándo se conoce el sexo del bebé en el embarazo

Cómo y cuándo saber si es niño o niña

La llegada de un bebé a casa siempre suele ser motivo de alegría para los padres. Sin embargo, cada pareja vive esta noticia de una manera diferente. Mientras algunos padres deciden no conocer el sexo del bebé hasta el momento del parto para no romper la ilusión y la incertidumbre, otros prefieren saber cuanto antes si tendrán un niño o una niña. Si eres de los padres que quiere conocer el género del bebé durante el embarazo, tendrás que esperar algunas semanas desde que recibes la noticia del embarazo. Te explicamos cuándo podrás conocer el género de tu bebé y cómo podrás descubrirlo.

¿Cuándo se conoce si el bebé es niño o niña? Las pruebas menos conocidas para determinar el sexo del bebé

La mayoría de los padres creen que deben esperar hasta entrado el cuarto mes de embarazo para conocer el sexo del bebé a través de una ecografía, la prueba por excelencia para determinar si será niño o niña. Sin embargo, lo cierto es que existen algunas pruebas comunes que te permiten desvelar el género de tu bebé desde la semana 6 de la gestación. Si bien, no es común que se prescriban como parte de la evaluación médica de rutina en las gestantes, si no puedes esperar para saber si tendrás una niña o un niño, puedes solicitárselas a tu médico.

1. Método Ramzi

El método Ramzi es una prueba que permite desvelar el sexo del bebé desde la semana 6 del embarazo. El método está basado en la posición de la placenta y funciona gracias a la polaridad de los cromosomas. Esto significa que si el feto tiene cromosomas XX se adherirá a la izquierda mientras que si tiene cromosomas XY se aproximará a la derecha. De esta manera, si la placenta está orientada hacia la izquierda el bebé será niña, pero si está ubicada hacia la derecha será un niño. La posición de la placenta puede observarse con facilidad mediante una ecografía temprana.

2. Análisis de sangre

A partir de la semana 8 de gestación es posible conocer el sexo del bebé a través de un sencillo análisis de sangre en el que se analizan los fragmentos de ADN procedentes del feto que se encuentran en el plasma. Si se detecta la presencia del cromosoma Y, entonces se espera un niño. En cambio, la ausencia de este cromosoma confirmará la llegada de una niña. En los casos de embarazo gemelar, es más difícil de identificar ya que si no se encuentra el cromosoma significa que ambas son niñas, pero en caso de encontrarse no se podrá determinar si ambos son niños o si se trata de una niña y un niño.

3. Prueba de orina

Recientemente, la empresa estadounidense IntelliGender ha desarrollado una prueba de orina, similar a los típicos tests caseros de embarazo, para determinar el sexo del bebé con un 80% de fiabilidad a partir de la semana 10 de gestación. Las hormonas presentes en la muestra de orina de la madre actúan con los cristales químicos que contiene el kit y el resultado produce un cambio de color en la orina que es el que permite identificar en pocos minutos si se espera un niño o una niña. El color verde indica que es un niño y el naranja que es una niña.

Vale destacar que también existen otras pruebas como la amniocentesis o la biopsia corial a través de las cuales puede conocerse con gran precisión el sexo del bebé. El problema es que se trata de pruebas invasivas que suelen utilizarse para otros fines, con el objetivo de detectar problemas congénitos, enfermedades hereditarias o anomalías cromosómicas en el bebé.

La ecografía, la prueba definitiva para conocer el sexo del bebé

Independientemente de que existen otras pruebas para determinar el género del bebé desde las primeras semanas de gestación, la ecografía sigue siendo la prueba por excelencia para determinar si será niño o niña. La prueba conocida como ecografía morfológica se realiza para confirmar el sexo del bebé, así como comprobar sus medidas, su peso y verificar que sus órganos se estén formando de manera correcta. En muchos casos, a partir de la semana 12 o 13 ya es posible distinguir los genitales, pero lo más habitual es que los padres deban esperar hasta la semana 20 del embarazo que es cuando terminan de formarse los órganos reproductores.

Cuándo se conoce el sexo de un bebé

Si los órganos están bien formados y la posición del bebé lo permite, a través de una ecografía es muy sencillo distinguir el clítoris en el caso de las niñas o el pene en el caso de los niños. Cuando se trata de bebés varones es posible incluso observar una erección en el útero materno, lo cual facilita la determinación del género. Otras veces, puede notarse que el pene asoma por detrás de los testículos del bebé. En el caso de las niñas, suele confirmarse por la ausencia de pene o la aparición de unas líneas que representan el clítoris y los labios vaginales.

No obstante, si los genitales aún no se distinguen con claridad, existe otra manera de determinar el sexo del bebé. El truco consiste en observar la dirección a la que apunta el tubérculo genital, que no es más que la pequeña protuberancia que puede verse en la zona de los genitales. Si el tubérculo genital se inclina hacia arriba, en un ángulo superior a 30º respecto a la espina dorsal, se trata de un niño. En cambio, si el ángulo de inclinación es inferior a 30º respecto a la espina dorsal, se trata de una niña.

Vale destacar que esta ecografía forma parte de las pruebas y revisiones regulares para evaluar el curso del embarazo, lo que significa que tu médico la planificará para entre la semana 18 y 22 del embarazo. No obstante, es probable que, si los genitales de tu bebé ya están formados, en ecografías anteriores puedan desvelarte el sexo del pequeño. Otra opción consiste en asistir a una clínica donde realicen ecografías en 3D, donde no solo podrás determinar el género del bebé sino apreciar de una mejor manera cómo va creciendo dentro del vientre materno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios