No hay nada más valioso que pasar tiempo con los hijos

¡Nunca podremos recuperar el tiempo que no pasemos con nuestros hijos!

Pasar tiempo con los hijos

¿Cuántas veces hemos oído que el tiempo que pasa no se recupera y que, precisamente por este motivo, es el regalo más caro? Miles de veces. Y sabemos que necesitamos tiempo para nosotros; que queremos más tiempo con nuestros hijos. Sin embargo, los días van pasando y no hay manera de poder encontrar este momento único en nuestro día a día. Las consecuencias de esta falta de tiempo se ven reflejadas en la personalidad de nuestros hijos y, por ello, resulta crucial adoptar una serie de hábitos que nos permitan encontrar esta pausa dentro de nuestras ajetreadas vidas.

La importancia de pasar tiempo con los hijos

No simplemente nos gusta pasar tiempo con nuestros hijos jugando o viendo la televisión, sino que sabemos que es necesario a la hora de ofrecerles estabilidad, amor y confianza. Además, es el momento en el que nuestros hijos aprenden de nosotros y, por ello, el tiempo de calidad es lo que debe premiar en nuestro sistema educativo. Aprovechar estos momentos es fundamental si queremos crear vínculos sanos y de confianza; vínculos de lo más necesarios si queremos llegar a conocer bien a nuestros hijos y ayudarles en todo cuanto se propongan.

Un niño que crece siendo amado, con unos valores y unas tradiciones, será un adulto funcional, que sabrá amar y que podrá apreciar todo lo bueno de la vida. Es decir, este tiempo que pasamos con ellos, no solamente nos permite educarles, sino que es la base de la personalidad que nuestros hijos van a tener de mayores. Con ello, está en nuestras manos darles cuanto necesitan para garantizarles un correcto desarrollo.

Encontrar tiempo con nuestros hijos: más fácil con una buena organización

Vamos por la vida a 100 por hora. O, incluso, más. El movimiento, las responsabilidades y las obligaciones de nuestra vida cotidiana nos ocupan un 90 % de nuestro tiempo, lo que favorece la falta de atención a los más pequeños de la casa. Sin embargo, con unos minúsculos cambios en nuestra organización, podremos encontrar estos momentos tan preciados con los hijos.

1. Premiar la calidad antes que la cantidad

Si hay un secreto a la hora de encontrar tiempo para disfrutarlo con nuestros hijos es centrándonos en la calidad y no en la cantidad. Es decir, no importa si podemos estar con ellos 4 horas a la semana u 8. Se trata de que el poco tiempo que compartamos con ellos, sea un tiempo rico en experiencias: hablar del cole y de los amigos, jugar a juegos de mesa, llevarlos al parque o, simplemente, viendo una película en familia. Así, aunque solo dispongamos de 1 hora al día, podemos hacer que esta sea la mejor de nuestro día y del de los peques.

2. Las tareas del hogar: responsabilidad sí, pero tiempo también

Que los pequeños nos ayuden con las tareas del hogar es una buena manera de garantizar tiempo con ellos. Todos debemos hacer las tareas del hogar, sin excepción. Pero, hay una diferencia muy grande entre hacerlas nosotros solos mientras nuestros hijos miran la tele o hacerlas con ellos. Si compartimos las tareas con ellos, podremos educarles en responsabilidad, pero también podemos convertir este tiempo en tiempo para nuestros hijos.

3. Planificar la semana

El trabajo y las obligaciones de la casa es a lo que dedicamos gran parte de nuestra vida; sin embargo, siempre hay tiempo para lo que nos importa y establecer prioridades resulta fundamental. Así, si ponemos a nuestros hijos como prioridad en una agenda y planificamos la semana, nos resulta más simple encontrar estos momentos para pasar en familia.

4. Despejar sus agendas

Muchos niños tienen unas agendas más llenas que sus padres. Las actividades extraescolares ayudan mucho al desarrollo de los niños, cierto. Sin embargo, también lo hace el hecho de pasar tiempo en familia. Encontrar el equilibrio es la llave para conseguir más tiempo con ellos sin olvidarnos de su educación.

Importancia de pasar tiempo en familia

5. Reducir las horas de pantalla, aumentar el tiempo con los padres

Las nuevas tecnologías aportan diversión a los niños y, por ello, estos suelen demandar cada vez más horas con los dispositivos electrónicos. Sin embargo, este tiempo que dedican a las pantallas es tiempo perdido para estar con la familia. Una vez más, encontrar un equilibrio es crucial. No se trata de quitarles los videojuegos, sino de diversificar las actividades a las que dedican su tiempo libre.

6. Preparar actividades que les gusten

La comunicación con nuestros hijos nos permitirá saber qué actividades le gustan más, cuáles son sus aficiones. Con esta información, los padres podemos preparar actividades para hacer con ellos. Mientras que unos niños preferirán quedarse en casa preparando postres, por ejemplo, otros preferirán ir al parque en bici. Sea como sea, si encontramos las actividades que les gustan, daremos con estos momentos tan especiales que siempre buscamos.

7. Fomentar actividades grupales

Hacer deporte, por ejemplo, fomenta la cooperación de todos los miembros de la familia. Con este tipo de actividades, además de disfrutar de tiempo con nuestros hijos, también podremos educarles en valores, como el trabajo en equipo. Cualquier actividad que nos permita pasar tiempo con ellos, además de enseñarles valores, es una actividad doblemente aprovechada.

Encontrar momentos especiales para pasar en familia es esencial para que se creen vínculos afectivos sanos. Estos momentos nos permiten conocer mejor a nuestros hijos, ver qué necesitan y darles aquello que les permita crecer siendo felices. Así, debemos siempre priorizar aquellas actividades que les gustan, las cuales convierten un momento cualquiera en un momento especial con papá y mamá: el tiempo de calidad que siempre estamos buscando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios