Si tu hijo te cuenta algo… ¡escúchale con todos tus sentidos!

escuchar hijos

No lo hacemos de manera consciente pero ocurre… a veces nuestros hijos nos están contando algo y sin darnos cuenta, miramos más el móvil, la tele o nos centramos más en nuestros pensamientos que en lo que nos están diciendo. Quizá pienses que no se dan cuenta o que se olvidarán rápidamente de esa inatención hacia ellos… pero te aseguramos que se les queda grabado en el corazón para siempre, en forma de herida emocional.

Es posible que le contestes con monosílabos porque estás estresado/a con tantas responsabilidades y ni siquiera te des cuenta de lo que le has contestado sin prestar atención a sus palabras. Después, puedes regañarle cuando está haciendo algo que tú no apruebas, ¡pero lo habías aprobado momentos antes cuando no le estabas prestando atención! ¿Seguro que tienes que reñirle a él?

Aprende a mantener una escucha activa

Si esto es algo que te ocurre a menudo, es hora de que comiences a tener una escucha activa con tus hijos desde ahora mismo. Es la única manera de conseguir construir vínculos fuertes y que tu hijo pueda tener una confianza real contigo, porque es la que se establece a través de una buena comunicación… llena de cariño, amor, ¡y atención!

Quizá cuando habla tu hijo no le entiendes del todo bien o incluso es probable que pienses que lo que está diciendo no es importante. Esto da igual, tu habilidad de escucha activa debe estar siempre al máximo para conocer a tus hijos, entender sus emociones, sus necesidades y sobre todo, para que ellos se sientan queridos y comprendidos en todo momento.

Así, podrán desarrollarse correctamente, fortaleciendo su autoestima y la confianza en sí mismos. Crecerán con una buena gestión emocional porque les habrás ayudado a ello gracias a vuestra comunicación diaria. Esto le ayudará a tener unas relaciones interpersonales más saludables, a ser asertivo, a tener claras sus ideas y sus prioridades, a tener empatía y entenderse a uno mismo… ¡y todo gracias a que mantuviste la escucha activa durante toda su infancia y adolescencia!

Empieza a escucharles desde ahora mismo

Aunque al principio, si no tienes el hábito de hacerlo, te puede resultar algo complicado, la realidad es que con la práctica será algo que te saldrá solo. Podrás escucharle activamente aunque tengas poco tiempo o no seas una persona de lo más paciente. La práctica te convertirá en un experto/a en escucha activa, y te aseguramos, que merecerá la pena.

escucha activa ejemplos

Para poder trabajar tu escucha activa con tus hijos, fíjate en las siguientes claves para comenzar a conseguirlo desde ahora mismo. La comunicación se verá mejorada y reforzada si tienes en cuenta lo siguiente:

  • Dedica tiempo a hablar y a escuchar a tus hijos todos los días.
  • Respeta el tiempo que necesita para hablar contigo, no acabes sus frases, permite que se exprese tal y como necesita.
  • Habla de cosas cotidianas, aunque sean banales. De esta manera tus hijos irán adquiriendo vocabulario para sentirse más capaces de expresar sus ideas en el futuro.
  • Hablad en casa de las emociones y los sentimientos de manera natural. Es la única forma de que tus hijos los identifiquen y los entiendan.
  • Sé capaz de entender el lenguaje corporal de tus hijos, en muchas ocasiones sus gestos hablan más que sus palabras.
  • Cuando hablen tus hijos, no les interrumpas ni tampoco juzgues sus palabras. Cuando acaben de hablar pregúntales lo que consideres y dales los consejos que creas oportunos.
  • Evita sermonear, regañar o dar lecciones cuando tus hijos intentan plasmar sus pensamientos con palabras.
  • Haz notas mentales para saber qué tema quieres retomar cuando acabe de hablar y así aclarar los puntos que consideres necesarios.

Pero si hay algo importante en todo esto, es que siempre estés disponible para escucharles cuando lo necesiten. Aunque te parezcan temas banales, para ellos son temas que realmente les interesan, les preocupan o necesitan decir. Si te lo dicen es porque confían en ti… no rompas esa confianza no prestándole la atención que merecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios