5 rocódromos para ir con niños

Los mejores rocódromos para visitar con tus hijos en España

Rocodromo

Los niños adoran trepar, ya se trate de un sillón o un árbol, para ellos no hay obstáculos en el camino. Se trata de un comportamiento normal a estas edades mediante el cual ponen a prueba sus destrezas físicas. De hecho, es un ejercicio excelente para desarrollar la motricidad. Por eso, en lugar de reñirles o evitar que lo hagan, los padres deberían motivar a sus hijos a escalar con seguridad. Para ello, pueden llevarlos a un rocódromo.

¿Por qué deberías llevar a los niños a un rocódromo?

Visitar un rocódromo es una experiencia divertida, pero también encierra muchos otros beneficios para los niños. De hecho, es un buen ejercicio para entrenar su coordinación y las habilidades motoras finas y gruesas. Escalar también es una manera de ganar en equilibrio, flexibilidad y resistencia, a la vez que ayuda a fortalecer y tonificar los músculos. Al requerir mucha energía y esfuerzo físico, también es una buena manera de mantener a raya el sobrepeso y la obesidad.

Sin embargo, lo que muchos padres no saben es que este ejercicio también desarrolla las funciones cognitivas. Escalar un rocódromo estimula la concentración, mejora la planificación mental y potencia la capacidad para resolver problemas desde una edad temprana. Gracias a que requiere mucha destreza, es un entrenamiento ideal para ganar en agilidad mental, a la vez que ayuda a los niños a tomar mejores decisiones y más rápido, una habilidad que les será muy útil a medida que crezcan.

Este sencillo ejercicio también les aporta muchísimos beneficios desde el punto de vista emocional. Aprender a escalar en un rocódromo es una manera ideal para fortalecer la autoestima y autoconfianza infantil, a la vez que fomenta el autocontrol, mejora la tolerancia a la frustración y les enseña a los niños a proponerse metas cada vez más altas. Además, es una buena manera de liberar el exceso de energía, aliviar las tensiones y controlar el estrés.

Cinco rocódromos para visitar con niños en España

1. Indoorwall Alicante, en Alicante

Rocódromo Indoorwall Alicante, en Alicante

Si buscas un rocódromo diseñado a medida para los más pequeños de casa, Indoorwall Alicante es el sitio perfecto. Cuenta con un espacio exclusivo para los niños, lleno de color y formas divertidas, que tiene distintos niveles de dificultad para que los niños vayan ganando destrezas a medida que crecen. Para los pequeños mayores de 4 años que quieran iniciarse en esta actividad o ganar habilidades, hay una escuela de escalada en la que podrán aprender las diferentes modalidades y los diferentes trucos para mantener el equilibrio o, si lo prefieren también podrán recibir clases personalizadas. Indoorwall Alicante también piensa en la seguridad de los niños, por lo que sus instalaciones cuentan con todas las medidas de protección necesarias y los accesorios que utilizan están homologados.

2. The climb Kids, en Madrid

Rocódromo The climb Kids, en Madrid

En este rocódromo madrileño, los más pequeños de casa podrán aprender las artes de la escalada mientras pasan un rato divertido. El centro dispone de diversos sectores que a su vez tienen distintos niveles de dificultad como la Zona de Bloque que incluye un espacio de juegos, un muro de competición y un área de boulders para entrenar el equilibrio y la coordinación. También está la Zona de Travesías con más de 50 metros lineales de muros para trabajar el ascenso, el descenso y la lateralidad, y la Zona de Vías diseñada para la escalada deportiva. Y, para los más pequeñitos, está el Baby Gym, un área para desarrollar la psicomotricidad de los bebés. Por supuesto, también hay espacio para la escalada en familia donde se puede practicar escalada con cuerda, con autoaseguradores y rápel.

3. Climbat Slab, en Tarragona

Rocódromo Climbat Slab, en Tarragona

En el centro Climbat Slab, los más pequeños de casa podrán divertirse mientras aprenden las claves para escalar bien. Convertido en un centro de referencia en Tarragona, cuenta con diversas vías de cuerda, desplomes y una apasionante zona de bloques con distintos niveles de dificultad. Además, tiene una sala completamente equipada en que los niños puedan iniciarse en esta actividad de manera segura y bajo la guía de monitores profesionales y experimentados. Desde prácticas con cuerdas y mosquetones y escalada con boulders hasta juegos dinamizados y de equilibrio y escalada en rocódromo hinchable, en Climbat Slab hay espacio para todo tipo de actividades. Y además, ofrece un curso de iniciación y otro avanzado para que los peques puedan elegir el que mejor se adapta a sus habilidades.

4. Laif Climbing Gym, en Valencia

Rocódromo Laif Climbing Gym, en Valencia

En Laif Climbing Gym los niños podrán aprender a escalar o perfeccionar su técnica en un ambiente muy divertido y de la mano de monitores profesionales. El centro cuenta con una sala de escalada de más de 700 m2, donde los peques podrán practicar escalada con cuerdas, boulders o simplemente pasar un rato entretenido en el área multiespacio. Para los que quieran ir un paso más allá, se ofrecen cursos de escalada, de Boulder o telas aéreas de diferentes niveles de dificultad para que los niños puedan escoger la modalidad que más les gusta. Y para que puedan disfrutar de esta experiencia junto a sus amigos también organizan actividades multiaventura para colegios y cumpleaños infantiles. Vale destacar que Laif Climbing Gym también piensa en la seguridad de los niños, por lo que sus instalaciones son seguras y cuentan con todo tipo de accesorios de sujeción.

5. Sharma Climbing Madrid, en Madrid

Rocódromo Sharma Climbing Madrid, en Madrid

¿Buscas un rocódromo donde los pequeños puedan iniciarse en las artes de la escalada? Sharma Climbind Madrid es la alternativa perfecta. Con cerca de 4000 metros de muros escalables, el centro cuenta con 120 vías de hasta 18 metros de altura, 150 bloques graduados por circuitos y dificultades y un Kilter Board que permite elegir el nivel de dificultad para que los niños se sientan siempre cómodos. Además, ofrecen clases privadas, sesiones de iniciación y diferentes cursos infantiles, “Peque Sharma”, “Mini Sharma” y “Super Sharma”, para enseñar a los niños a escalar mientras entrenan su equilibrio, coordinación y resistencia. Todo bajo la supervisión de monitores profesionales que cuentan con una larga experiencia en los deportes de escalada. Y para que los peques puedan disfrutar de esta experiencia junto a sus amigos, también organizan cumpleaños infantiles con actividades multiaventuras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios