Cómo ayudar a los niños a dormir sin miedo

Tu hijo te necesita para aprender a dormirse sin miedo

Ayudar a los niños a dormir sin miedo

Es una situación frustrante que un niño tenga una edad suficiente -más de siete años- para que sea capaz de irse a la cama tranquilo pero saber que no lo hará, justo cuando necesita descansar para recargar su energía. Si esto te ocurre con tu hijo/a, debes saber que es más común de lo que te imaginas. Muchos niños de más de siete años, concretamente entre los 7 y los 12 años les cuesta conciliar el sueño por temor a la oscuridad, sobre todo si tienen a sus padres lejos de su habitación. 

Avergonzar a tu hijo o amonestarlo para que sea más valiente es contraproducente e ineficaz. Tu hijo te necesita para aprender a dormirse solo. Los niños pueden sentir ansiedad por algún motivo en concreto o simplemente de la nada. Es necesario asegurarse de que no existe ningún trauma que haya provocado la ansiedad durante la noche del niño. Averigua cuando comenzó la ansiedad y así, se estará más cerca de la solución.

Si un niño siempre ha tenido dificultades para conciliar el sueño, es algo habitual. Tu hijo/a es lo suficientemente mayor como para ir a la cama sin ayuda del adulto, pero será necesario que exista un proceso de aprendizaje para tu hijo y que aprenda a sentirse seguro como para dormirse sin tu presencia. Lo ideal es que te comprometas a ayudar a tu hijo a aprender esta habilidad que todos los niños necesitan, al igual que lo has ayudado a aprender otras habilidades, siendo consciente de que este proceso puede durar varios meses.

niños dormir miedo

Cómo ayudar a tu hijo/a a dormir sin miedo

  1. Sé consciente de que tu hijo/a puede aprender a dormir sin ayuda, pero aún no sabe cómo hacerlo. Para aprenderlo necesitará sentirse seguro por la noche. Para empezar deberás estar cerca de él/ella mientras se duerme.
  2. Empieza hablando a tu hijo para crear una base de seguridad y que pueda relajarse por la noche, explica que necesita aprender a dormirse solo pero que le ayudarás a aprenderlo. No le dejes solo en la oscuridad antes de que esté listo -ni con luces encendidas pero solo-. Sé empático/a con él/ella y dile cosas como: ‘Sé que a veces tienes miedo a la oscuridad. Incluso cuando no estoy contigo, me aseguro de que estés bien. Siempre estaré a tu lado cuando me necesites’.
  3. Permite que tenga un peluche para que pueda abrazarlo por las noches. Puedes decirle que le protegerá mientras duerme.
  4. Comprar libros interesantes que le gusten a tu hijo/a para leerle por la noche, escuchar tu voz o leer juntos le ayudará a conciliar el sueño de una forma más agradable.
  5. Crea una rutina tranquila que acabe como una media hora antes de la hora de irse a dormir, así podrás acostarte con él y acurrucarte a su lado si es necesario para ayudarle a conciliar el sueño. Tendrá que ser en la cama de tu hijo/a y que sepa que llegará el momento en que te irás de la habitación, pero estarás cerca. Puedes dejarle la puerta abierta para que sienta más seguridad.
  6. Permite que tenga una luz tenue para que el niño deje de tener miedo a la oscuridad. Dile que cuando se duerma la apagarás y que si tiene miedo durante la noche, podrá volver a encenderla o que si necesita algo podrá llamarte y que tu siempre irás.
  7. Antes de irte de la habitación, abraza a tu hijo y dile que le quieres. Dile lo importante que es para ti y la suerte que tienes de ser su madre. Dilo todas las noches, esto le hará sentirte muy reconfortado y aumentar su seguridad interna así como el vínculo que tiene contigo.

Deja un comentario sobre “Cómo ayudar a los niños a dormir sin miedo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!