¡Hay un bebé en tu casa! Claves para tener un hogar recogido

bebe casa recogida

Quizá no recibas muchas visitas últimamente porque te da vergüenza ya que no tienes tus cosas muy bien recogidas, el polvo se ve en las estanterías y parece que tu hogar no está en condiciones para recibir visitas. Es cierto que a todo el mundo le gusta vivir en un hogar donde todo esté perfectamente limpio y bien recogido, es bueno para la salud mental que sea así, pero cuando se tiene un bebé en casa, es mejor para la salud mental descansar los momentos de tranquilidad aunque eso signifique que no te dé tiempo a tener la casa perfectamente arreglada todo el tiempo.

Si tienes una persona que te limpia la casa semanalmente, entonces no tendrás ningún problema porque solo tendrás que pagarle su sueldo para tener tu hogar impecable todo el tiempo. No todo el mundo tiene la oportunidad de pagar un dinero a una persona para que tenga la casa bien arreglada. Tampoco todo el mundo es capaz de pagar a una persona para que se levante por las noches a atender a su bebé y así descansar… Son muchas las familias que tienen un bebé en casa y poco tiempo (y fuerzas) para hacer otra cosa que no sea atender las necesidades del pequeño jefe.

Piensa en vuestro bienestar primero

Si recibes una visita y te critica que tu hogar no está lo suficientemente limpio, entonces tendrás que decirle con toda la educación del mundo; ‘hay un bebé en mi casa’. Los bebés absorben todo el tiempo, y si además tienes un bebé que se despierta todas las noches, es probable que durante el día te sientas agotado/a.

Pero claro, en muchas ocasiones aunque no duermas por la noche, al día siguiente tienes que ir a trabajar, ocuparte de los demás hijos si los tienes y de tus responsabilidades diarias. Todo esto puede hacer que no tengas la energía que gustaría para tener tu casa bien recogida y limpia todo el tiempo. Pero esto es lo más normal del mundo y no te debes sentir mal por eso.

bebe hogar desorganizado

La organización es la clave

Aunque no te lo creas, si tienes un poco de organización diaria, podrás tener la casa recogida y en mejores condiciones sin necesidad de agotarte físicamente. Solo tendrás que organizar tu mente para tener organizada también tu casa, ¡y tendrás tiempo también para descansar!

Para conseguirlo, sigue estos consejos:

  • Después de comer, limpia la mesa y aprovecha para fregar los platos, barrer y recoger la cocina o el salón. No lo dejes para más tarde porque después seguro que tendrás otras cosas que hacer o que atender.
  • Por la mañana, al levantarte y haber atendido a tu bebé, haz las camas y recoge las habitaciones. Tardarás unos 20 minutos y tendrás esta parte del hogar bien recogida todo el día.
  • Después de cocinar, limpia siempre lo que ensucies y deja todo organizado.
  • Ten toallitas multiusos para limpiar las superficies de tu hogar de forma rápida y que quede limpio en un momento.
  • Si tienes más hijos, proporciónales un lugar de juegos, así evitarás tener juguetes por toda la casa.
  • La tareas de tu hogar no son cosa tuya únicamente. Reparte las tareas con todos los miembros integrantes de tu hogar que tengan capacidad para realizarlas.

Si te aplicas estas cuatro normas, tendrás tu hogar recogido y limpio cada día. Solo tendrás que tener estas normas como un hábito en tu día a día. Además, es importante que también escojas un día a la semana para limpiar los cuartos de baño y las zonas más difíciles y un día cada dos semanas o tres para hacer una limpieza profunda de todo tu hogar. Los cristales piensa en limpiarlos una vez cada dos meses. A partir de ahora tu hogar estará más recogido, y tú sentirás más armonía mental, ¡y también tendrás tiempo para el descanso y el disfrute de tu bebé y familia!

Deja un comentario sobre “¡Hay un bebé en tu casa! Claves para tener un hogar recogido”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios