Las 7 ciudades más bonitas para visitar en Navidad

Disfruta unas Navidades diferentes en ciudades bonitas

Mercadillo navideño de la Plaza Vieja, en Praga en Navidad

La Navidad es una época preciosa que muchos aprovechan para hacer las maletas y poner rumbo a nuevos destinos para descubrir otras tradiciones o simplemente dejarse llevar por la magia que transpiran las calles adornadas especialmente para la ocasión. De hecho, si este año estás planificando unas Navidades diferentes en familia, te proponemos algunas de las ciudades más bonitas del mundo que os acogerán con los brazos abiertos.

Ciudades mágicas que los niños – y los adultos – adorarán en Navidad

1. Lisboa

Centro comercial Vasco da Gama, en Lisboa en Navidad

Centro comercial Vasco da Gama, en Lisboa

Esta ciudad amerita un viaje en cualquier época del año, pero durante la Navidad es aún más recomendable ya que tiene un clima templado que os permitirá recorrer tranquilamente sus calles. Hay dos paradas obligatorias: la Plaza del Comercio con su árbol iluminado, que algunos años ha llegado a ser el más alto de Europa, y el Parque de las Naciones, donde se encuentra el centro comercial Vasco da Gama, cuya decoración navideña es una de las más impresionantes de la ciudad. También vale la pena visitar el Parque Eduardo VII, donde se suelen organizar actividades especiales para los niños, así como disfrutar de un espectáculo del emblemático circo de Coliseu dos Recreios, que ya lleva más de un siglo entreteniendo a grandes y pequeños por igual.


2. París

Árbol de Navidad en la Catedral de Notre-Dame, en París

Árbol de Navidad de la Catedral de Notre-Dame, en París

Oui. No es un cliché, París es una de las ciudades más hermosas del mundo y no es menos en Navidad, así que tendréis muchísimas opciones a vuestra disposición para disfrutarla en familia. Una de las primeras paradas es el Mercadillo de Navidad de los Campos Elíseos, así como la enorme noria de la Plaza de la Concordia, desde cuya altura se puede disfrutar de unas vistas estupendas sobre la ciudad. También vale la pena ver el árbol de Navidad de Notre-Dame y llegar hasta la Plaza de los Vosgos, que muchos consideran la más hermosa de la ciudad. Por supuesto, sería un pecado irse sin visitar DisneyLand, que en esta época del año es una verdadera fiesta para los sentidos.


3. Praga

Mercadillo navideño de la Plaza Vieja, en Praga en Navidad

Mercadillo navideño de la Plaza Vieja, en Praga

Esta ciudad que parece recién sacada de un cuento de hadas saca a relucir sus mejores galas en Navidad. Solo tendréis que abrigaros un poco y disponeros a vivir la aventura que os aguarda. Un buen punto de partida es el mercadillo navideño de la Plaza Vieja, donde podréis degustar el delicioso trdelník, un pastel tradicional de la cocina eslovaca. También amerita una visita el belén navideño de la Catedral de San Vito y, ya que estáis, no olvidéis subir hasta lo alto de la torre, que regala unas vistas espectaculares sobre la ciudad y sus luces. No obstante, uno de los mayores placeres que depara Praga consiste simplemente en recorrer sus calles a la caza de las iluminaciones más bonitas mientras disfrutáis de improvisados conciertos callejeros.


4. Nueva York

Pista de patinaje Wollman Rink, en Central Park, Nueva York en Navidad

Pista de patinaje Wollman Rink, en Central Park, Nueva York

Hay ciudades a las que les sienta muy bien la Navidad, Nueva York es una de ellas. De hecho, esta época del año se convierte en la excusa perfecta para hacer un viaje tan largo. Al llegar veréis que habrá valido la pena porque durante estas semanas es como si la ciudad cayera víctima de un singular hechizo. Sin duda, uno de los momentos más emocionantes es el encendido de los árboles de Navidad, sobre todo el del Rockefeller Center y Bryant Park. También podréis acceder a las míticas pistas de patinaje, particularmente recomendable es la Wollman Rink, en Central Park. Otra alternativa consiste en recorrer el centro de Manhattan, que parece un decorado de cuento ya que todas las tiendas adornan sus escaparates hasta convertirlos en auténticas obras de arte. Y si hay mucho frío, podréis poneros a reparo en el Grand Central Holiday Fair, un elegante mercadillo de Navidad dedicado fundamentalmente a los objetos de decoración y la artesanía.


5. Sídney

Proyecciones navideñas en la Catedral de Santa María, en Sídney

Proyecciones navideñas en la Catedral de Santa María, en Sídney

Si os apetece pasar unas Navidades realmente diferentes, esta ciudad no os defraudará. De hecho, no necesitaréis abrigos y podréis ver a surfistas vestidos de Papá Noel en las playas. Sin embargo, que haya calor no significa que no exista espíritu navideño, lo demuestra su impresionante Swarovski Christmas Tree, un árbol con más de 144.000 cristales Swarovski y unas 60.000 luces que os dejará boquiabiertos. No menos impresionantes son las proyecciones navideñas que se adueñan del ayuntamiento, la Martin Place y la Catedral de Santa María. Otras sorpresas os aguardan a lo largo de Pitt Street, denominado “el boulevard de las luces”, un verdadero espectáculo para la vista formado por más de 60.000 luces de colores.


6. Quebec

Barrio de Petit-Champlain, en Quebec en Navidad

Barrio de Petit-Champlain, en Quebec

Si os apetece pasar unas Navidades blancas de verdad, esta ciudad os garantizará la nieve durante todo el viaje. Un paseo por el encantador barrio de Petit-Champlain os permitirá iros empapando del espíritu navideño. También podréis aprovechar y haceros una foto con Papá Noel, es gratuita. Además, en esta época se celebra el Festival de las Luces en el Acuario de Quebec, un espectáculo mágico en el que más de 500.000 luces le dan vida a criaturas marinas que hacen las delicias de granes y pequeños por igual. Además, tampoco faltan las proyecciones y la música en vivo. Por supuesto, tampoco faltará la ocasión de degustar algunos de sus dulces típicos, como los barley candies y chicken bones.


7. Roma

Belén de la Piazza di San Pietro, en el Vaticano, Roma

Belén de la Piazza di San Pietro, en el Vaticano, Roma

En Navidad Roma se convierte en una ciudad completamente diferente dispuesta a enamorar a sus visitantes. De hecho, aunque ya hayáis visitado la “Ciudad Eterna” tendréis mucho que hacer y descubrir. La primera parada es en el belén de la Piazza di San Pietro, en el Vaticano, y luego os aguarda el de la Piazza di Spagna. También ameritan una visita los mercados navideños de Campo de’ Fiori y Plaza Navona, este último con más de un siglo de antigüedad. Entonces podréis probar el sabrosísimo pannetone, que solo se hace en estas fechas. También podéis pasar un día en Rainbow Magic Land, donde os darán la bienvenida Gattobaleno, la mascota del parque, y por supuesto, Babbo Natale, para adentraros en un mundo mágico lleno de sorpresas, diversión y espectáculos.

4 comentarios sobre “Las 7 ciudades más bonitas para visitar en Navidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!