5 rutas de senderismo con niños en Cataluña

Te proponemos excursiones sencillas y aptas para toda la familia

Senderismo Cataluña

La mayoría de los niños adora hacer senderismo por entornos naturales. Se trata de una oportunidad única para estar en contacto directo con la naturaleza y salir de la rutina cotidiana, a la vez que permite ejercitar sus habilidades motoras. Además, es una manera estupenda de estimular el desarrollo cognitivo. De hecho, se ha demostrado que los pequeños que van de excursión con regularidad se concentran mejor, tienen mejor memoria y mayor autocontrol.

También es un ejercicio perfecto para potenciar la creatividad y la imaginación infantil, a la vez que ayuda a aliviar las tensiones y el estrés. En este sentido, se ha encontrado que estar en contacto directo con la naturaleza es un excelente remedio para reducir los síntomas ansiosos e hiperactivos en los niños que padecen TDAH. Además, es una oportunidad para que los niños desarrollen una mayor autonomía e independencia, a la vez que permite pasar un rato de calidad en familia.

La buena noticia es que en Cataluña existen muchísimos destinos naturales para practicar senderismo con los más pequeños de casa. Se trata de espacios muy chulos y llenos de vegetación en los que los niños podrán divertirse a su antojo. He aquí una selección de algunos de estos destinos.

Cinco espacios naturales catalanes donde practicar senderismo con niños

1. Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa

Cataluña está llena de espacios naturales para visitar con niños, pero sin duda, este es muy especial ya que se trata del mejor exponente de paisaje volcánico de la península ibérica. Con una extensión de más de 150 kilómetros, cuenta con 10 cráteres, 23 conos y más de 20 coladas de lava impresionantes. Si bien es cierto que la mayoría están reforestados, como el Volcán de Santa Margarita, quedan algunos como el Volcán del Croscat que os encantará por su apariencia lunar en tonos rojizos, morados y negros.

Volcán de Santa Margarita

Volcán de Santa Margarita

Y si a tus peques les gustan las historias de bosques encantados, hadas y duendes, no podéis perderos la Fageda d’en Jordà. Se trata de un hayedo único de su tipo en España, formado a partir de una colada enfriada de lava procedente del Volcán del Croscat, desde donde encontraréis distintas rutas de senderismo que se adentran en la parte más frondosa de la Fageda. En el parque también hay exuberantes encinares y robledos donde emprender tranquilos paseos entre la naturaleza y si os apetece disfrutar de unas vistas espectaculares podéis subir hasta el Castellfollit de la Roca, un singular pueblo que se levanta sobre una pared basáltica.

2. El bosque de las Rocas Encantadas

Muy cerca del parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa se encuentra el bosque de las Rocas Encantadas, otro destino idílico para pasar un día diferente en familia. Situado entre el Santuario de La Salut y el Coll de Condreu, en la parte más oriental de Collsacabra, se erige este hayedo de rutas planas y zigzagueantes, donde podéis practicar senderismo con los más pequeños de casa.

Senderismo El bosque de las Rocas Encantadas

El trayecto es impresionante, aunque sin duda, lo que más gustará a los niños será el laberinto natural de formaciones rocosas al final del camino. Se trata de enormes rocas de formas muy pintorescas que parecen puestas a voluntad a lo largo del recorrido, donde podéis hacer una pequeña parada para dejaros envolver por la magia del lugar. Si las fuerzas aún os acompañan, saliendo del hayedo encontraréis un precioso prado desde donde podéis emprender rumbo hacia Turó d’Armadans, una pequeña montaña de fácil acceso y con unas vistas muy bonitas.

3. Bosque Estunes Banyoles

Muy cerca del Estany de Banyoles, el lago más grande de la provincia de Girona y de toda Cataluña, encontraréis el mágico bosque de Les Estunes. Ya que la ruta comienza en el propio lago, podéis aprovechar para visitarlo o incluso, hacer la ruta circular alrededor del lago antes de emprender rumbo hacia les Estunes. A medida que os alejéis, os adentraréis en un camino de árboles frondosos que os llevará directamente hacia Les Estunes.

Senderismo Bosque Estunes Banyoles

Les Estunes es un bosque que parece salido de un cuento de hadas. Tiene un sinnúmero de grietas en el suelo, algunas son tan profundas que incluso las podréis explorar con los niños como si fueseis unos pequeños duendes. El recorrido es bastante sencillo, pero es importante ir con cuidado para evitar caer en una de las grietas. Y, si después de la experiencia, aún os quedáis con ganas de más, podéis volver sobre vuestros pasos y visitar el Balneario de la Puda y la Font Pudosa que aunque en la actualidad están en desuso, tienen una larga historia a sus espaldas que a los niños les gustará conocer.

4. Fuentes del Llobregat

Otro destino natural muy chulo donde podéis hacer senderismo en familia son las Fuentes de Llobregat. Podéis comenzar el recorrido en Castellar de N’hug, una región muy pintoresca y de gran valor natural. Emprendiendo rumbo hacia las fuentes, os aguarda un camino zigzagueante rodeado de vegetación que os guiará hasta donde nace uno de los ríos más importantes de Cataluña: el río Llobregat. El agua, que brota directamente de los riscos que bordean Castellar de N’hug, forma una rápida y caudalosa cascada que os encantará.

Senderismo Fuentes del Llobregat

Al llegar a las fuentes, podéis buscar el mirador desde donde disfrutaréis de unas vistas espectaculares del paisaje. En los alrededores encontraréis muchos espacios donde sentaros un rato a reponer las fuerzas y dejaros envolver por el encanto del lugar. Un poco más abajo, también hay unas mesas de madera para picnic y, si seguís un poco más, llegaréis hasta el antiguo molino de harina de les Fonts, actualmente una central hidroeléctrica, y más adelante, os aguarda la antigua herrería, hoy convertida en hotel rural.

5. Estany de Malniu

En la comarca de la Cerdanya, en pleno Pirineo, podéis realizar una de las excursiones más sencillas y clásicas de la comarca: la visita al Lago Malniu. El acceso más habitual comienza desde el refugio de Malniu y se adentra en un frondoso bosque, tras el cual os aguarda el lago. Se trata de un lago de origen glaciar, rodeado de pinos y bloques de granito donde podéis pasar un rato en familia disfrutando de la belleza natural del entorno.

Senderismo Estany de Malniu

Desde aquí también podéis subir a Prat Fondal, el punto más elevado de la ruta desde donde podéis disfrutar de unas vistas impresionantes del paisaje o llegar hasta el Estany Mal, un lago un poco más pequeño, pero con un atractivo natural único que merece la pena visitar. Y, si aún os quedan fuerzas para más, podéis subir hasta Puig Pedrós, una montaña que con sus 2 914 metros de altura domina toda la región.

Referencias
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios