Cómo le generas ansiedad a tus hijos sin que te des cuenta

Aunque desees lo mejor para tus hijos puedes estar perjudicándole sin darte cuenta

Cómo le generas ansiedad a tus hijos sin que te des cuenta

En la sociedad actual cada vez son más los niños que presentan ansiedad, estrés y mal humor. Los niños de forma natural suelen estar contentos, felices y quieren explorar su entorno y disfrutar. Pero en ocasiones, una inocente mirada transmite ansiedad, miedo, estrés, descontento… ¿por qué ocurre esto? ¿Por qué los niños tienen ansiedad cuando deberían disfrutar de la vida?

En la gran mayoría de ocasiones cuando los niños sienten ansiedad es porque se sienten inseguros y miedo por algún motivo. Un niño que no se siente seguro en casa puede tener ansiedad ya que no siente el confort y la seguridad emocional que todos los niños deben sentir en su hogar. Cuando esto ocurre, puede ser que los propios padres estén generando ansiedad a sus hijos sin que se estén dando cuenta.

Está claro que todos los padres que aman a sus hijos harán todo lo posible para que estén bien, pero en algunas ocasiones puede que las actitudes hacia ellos les haga sentir mal. Por eso, siempre es buena idea saber qué tipo de actitudes pueden ser tóxicas para los hijos y corregirlas.

La sobreprotección

Los padres en ocasiones sobreprotegen a los hijos con el afán de protegerles de cualquier mal que pueda haber en el mundo. Pero esta actitud sobreprotectora sólo causará daños emocionales a los niños ya que se sentirán incapaces de hacer nada por sí mismos generándoles ansiedad y sentimientos de inseguridad ante cualquier situación nueva. Es importante que los padres guíen a sus hijos en la vida y por supuesto que les protejan pero que no les sobreprotejan. Siempre que un niño pueda explorar cómo funciona el mundo deberá hacerlo bajo la supervisión y guía de sus padres, pero permitiendo que sean los niños los que tomen sus decisiones.

La permisividad o demasiada autoridad

Ambas situaciones de crianza son totalmente diferentes. La permisividad es el polo opuesto de la autoridad, pero en ambos casos las consecuencias serán muy parecidas en los niños. En el caso de la permisividad los padres permiten que los niños hagan y decidan lo que quieran, algo que les generará inseguridad y desconcierto porque sentirán un abandono emocional por parte de sus padres así como una dejadez en sus obligaciones paternas. En el caso opuesto de la demasiada autoridad, los niños sentirán ansiedad porque no les permitirán ser ellos mismos, también sentirán abandono emocional porque pensarán que su criterio y sus opiniones no tienen validez… anulándoles personalmente.

Generas ansiedad a tus hijos

Las críticas constantes

Una crítica es como un puñal que se clava en el alma de las personas. Hay muchas formas de decir las cosas para que no duelan y que la persona que recibe la crítica pueda aprender y crecer… pero una crítica constante en forma de acusación, comparación o simplemente señalando lo que una persona hace mal una y otra vez, sólo generará sentimientos de inseguridad e incapacidad a los niños. Algo que les hará pensar que no merece la pena que se esfuercen porque todo lo hacen mal.

No permitir que decidan por ellos mismos

Imponer valores en casa está bien, pero las normas deberán ser flexibles dependiendo de las circunstancias y de los niños. No se puede imponer una norma sin tener en cuenta las necesidades e intereses de los niños. Para que se sientan cómo siguiendo normas sin que les genere ansiedad deberán sentirse parte de ellas para que sientan realmente el valor que tienen. Por ello, hay que permitir a los niños que sean capaces de poder dar su opinión y tomar sus propias decisiones (dentro de un campo delimitado y pensado previamente por el adulto, y por supuesto, teniendo en cuenta la capacidad cognitiva del niño).

4 comentarios sobre “Cómo le generas ansiedad a tus hijos sin que te des cuenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!