La competición más importante: por la felicidad de tus hijos

Competición felicidad hijos

No es nuevo ver cómo los padres compiten casi de forma inconsciente con otros padres para mostrar su valía a través de sus hijos. Todos hemos visto este tipo de comportamientos en padres en muchas ocasiones, los padres que invierten demasiadas energías en los éxitos de sus hijos, que quieren ver cómo sus hijos alzan premios en cualquier ámbito… No se dan cuenta pero están compitiendo a través de sus hijos.

La dinámica de ganador – perdedor

Los padres sienten la necesidad de mostrar a otros padres cómo sus hijos son mejores y de esa manera, estarán mostrando ‘lo bien que lo hacen como padres’. Pero, ¿realmente se está haciendo bien cuando el precio más alto que se está pagando es la felicidad de los hijos? Cuando los padres compiten sin cesar y los niños sufren, sin darse cuenta estarán cayendo en una paternidad narcisista.

La dinámica ganador-perdedor está en el corazón del narcisismo extremo, el padre narcisista es quién intenta mostrar sus carencias a través de sus hijos. Se sienten en la obligación de crear a niños ganadores, que sean mejores que los demás, que sean mejores que los otros hijos, que los demás padres tengan envidia y piensen que lo están haciendo mal. Pero también estos padres tienen una parte oculta, quieren sentirse por encima de sus hijos.

En la cultura actual parece que se pone mayor énfasis en ser mejor y ganar, olvidándose de lo más importante: la felicidad de los hijos. Es importante que en la crianza de los hijos los padres se centren en su felicidad, que respeten el pensamiento de los niños, en sus intereses… etc. Hay mucha competencia entre los padres incluso en niños de guardería, los padres hacen los trabajos de los hijos para que en la clase sean de los mejores (restando autonomía a sus hijos y haciéndoles las cosas por ellos no conseguirán que sean mejores…).

Aunque es cierto que no siempre es fácil lidiar con el deseo de querer lo mejor para los hijos, una cosa es querer lo mejor y otra muy diferente querer que sean los mejores ante todo. Es algo que tiene que ver más con el ego de los padres que con su preocupación por el bienestar de los hijos.

felicidad hijos

La mejor competencia: la FELICIDAD de los hijos

Todos los padres del mundo deberían hacer un trabajo de reflexión y pensar si realmente lo que están haciendo por sus hijos es luchar por su bienestar emocional y su felicidad y no tanto por hinchar el ego paterno/materno. Es importante no seguir a los padres que compiten en los partidos de fútbol, o aquellos que solo quieren que sus hijos destaquen en todo… menos en su felicidad.

Los niños son niños y deben desarrollarse en felicidad. Para eso, hay que respetar sus gustos y sus intereses, y sobre todo, hay que escucharles… porque ellos, tienen mucho que decirte acerca de lo que quieren y sobre todo, lo que NO quieren. No hay que obligar a los hijos a hacer cosas solo porque se piensa que es ‘mejor’ para ellos. ¿Es mejor para ellos o lo haces para que sea mejor en algo?

Cultivar la relación con los hijos

Para que los niños sean felices hay que cultivar la relación con ellos, luchar por tener tiempo de calidad a su lado. Que los niños sepan que sus padres son su mejor apoyo y que siempre estarán a su lado. Como padres hay que evitar tocar fondo para darse cuenta de que un niño no está siendo feliz solo por satisfacer las carencias de sus padres.

Un niño no necesita destacar para ser feliz, necesita el reconocimiento diario (y no solo por alcanzar metas) de sus padres. Necesita disfrutar de la familia, necesita tener tiempo para ser niño y cultivar su felicidad.

Deja un comentario sobre “La competición más importante: por la felicidad de tus hijos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!