El conejito que quiere dormirse: Un método para ayudar a los niños a dormir

El conejito que quiere dormirse cuento infantil

El sueño es fundamental para todos, pero en la infancia desempeña un papel esencial ya que estimula el crecimiento. De hecho, unos 50 o 60 minutos después de haber comenzado el sueño nocturno, se segrega una mayor cantidad de hormona del crecimiento, la cual actúa sobre muchos tejidos del cuerpo e influye en el desarrollo de células y tejidos, regulando además el metabolismo de las proteínas. Por eso, los niños que no duermen bien están en desventaja respecto a aquellos que tienen un descanso regular y duermen de un tirón toda la noche.

Sin embargo, los padres saben que dormir a los niños no siempre es sencillo, razón por la cual en las últimas décadas han surgido numerosos métodos que prometen facilitar el sueño infantil. Quizá uno de los más interesantes y novedosos es “El conejito que quiere dormirse”, un libro escrito por Carl-Johan Forssén Ehrlin, un psicólogo sueco que, al convertirse en padre, decidió escribir una obra para ayudar al resto de los padres y las madres a que sus hijos duerman. El libro, que según el autor es el resultado de tres años de trabajo y perfeccionamiento, ha tenido un éxito enorme en Suecia y ya ha sido traducido a 7 idiomas, entre ellos el castellano, si bien la traducción ha recibido varias críticas.

Un libro muy especial

Se trata de un libro de muy pocas páginas, con ilustraciones y una historia, pero esta obra viene con una serie de instrucciones, una especie de manual de usuario ya que el secreto de este método radica en que los padres lean con la entonación adecuada. Por eso, contiene palabras en negrita, para indicar que se deben enfatizar, en cursiva, en cuyo caso se deben pronunciar con voz suave e incluye corchetes para señalar las acciones que acompañan el texto, como bostezar o incluir el nombre del niño para conseguir que este se identifique más con la historia.

El protagonista del libro es un conejito que quería quedarse dormido, pero no lo lograba porque quería seguir jugando. Entonces fue con su madre a visitar al Tío Bostezo, quien le proporcionó un polvo mágico del sueño. De regreso a casa, fue bostezando, hasta que su mamá lo arropó y se quedó dormido. Durante el viaje, el conejito encuentra a personajes muy curiosos que incitan al sueño, como el Búho de Ojos Pesados y el Caracol Durmiente.

El conejito que quiere dormirse método ayudar niños dormir

No obstante, vale aclarar que los personajes son meras excusas para desplegar las técnicas de sugestión ya que no tienen personalidad propia y la historia no termina de atrapar. Su autor explica que ahí radica precisamente la clave puesto que si el niño está demasiado expectante por saber qué ocurrirá, no podrá relajarse y dormir.

¿Es eficaz?

El libro puede ser eficaz para niños de entre 2 y 4 años. Básicamente, se trata de un texto de relajación donde se recurre a un lenguaje especial en el que aparecen continuamente palabras como “duerme”, sueño”, “dormido” y “cansado”. Los padres también tienen que bostezar varias veces durante la lectura, para contagiar a los niños y promover el sueño.

No obstante, no se trata de un libro milagroso, simplemente porque no existen métodos infalibles para dormir a los niños. Los padres deben ser conscientes de que se trata de una técnica de relajación adaptada a los pequeños a través de una historia en la que se priorizan en todo momento las sugestiones hipnóticas.

Lo interesante es que, al igual que las técnicas de relajación convencionales, al inicio es más difícil que el niño se duerma pero poco a poco, a medida que se crea el hábito, los pequeños suelen conciliar el sueño más rápido.

Por tanto, si decides darle una oportunidad a “El conejito que quiere dormirse”, recuerda que tendrás que hacer una lectura lenta, cadenciosa y relajante. Y darle una segunda y hasta una tercera oportunidad para ver si funciona con tu hijo.

Deja un comentario sobre “El conejito que quiere dormirse: Un método para ayudar a los niños a dormir”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!