No es un desastre, es una oportunidad de aprendizaje

Oportunidad aprendizaje niños

Lo sabemos, son muchas las veces que te echas las manos a la cabeza pensando que todo lo que ha pasado a tu alrededor es un desastre, ¡pero tu hijo pequeño estaba aprendiendo! Sí, quizá cuando come y llena todo el suelo de comida no es agradable para nadie porque luego tienes que limpiarlo, pero en realidad, es necesario… tu hijo está aprovechando todas las oportunidades de aprendizaje.

Tener hijos es una experiencia maravillosa pero no vamos a negar que viene acompañada de momentos no tan estupendos, llenos de desafíos que te hacen aprender a marchas forzadas el ser padre.

El cerebro de los niños

El cerebro de los niños funciona diferente al tuyo. El suyo está lleno de magia, está lleno de amor, de posibilidades… mientras el tuyo está lleno de limitaciones. Donde tú ves un desastre tu hijo está viendo una gran oportunidad de aprendizaje. Todo lo que hacen que a ti te parece mal, en realidad no lo hacen para molestarte ni mucho menos… simplemente lo hacen porque están aprendiendo.

Cuando un niño pequeño quiera más independencia y menos ayuda, será el momento del que te estamos hablando. Querrá hacer las cosas por su cuenta y eso significa que no siempre estarán bien hechas… pero lo que importa es que se hagan, que veas que están aprendiendo y que aunque ahora les salga mal, es el principio para aprender a hacer las cosas mejor en el futuro.

Las primeras veces

Todas las primeras veces los resultados no suelen ser buenos, pero esto no solo ocurre en los niños, ¡las primeras veces de los adultos tampoco son maravillosas! ¿Te acuerdas la primera vez que cogiste un coche? ¿La primera vez que montaste en bici? ¿La primera vez que cocinaste? Las primeras veces siempre son un desastre pero se necesita práctica para ir mejorando y en esto, es esencial tener paciencia.

primeras veces bebé

Por este motivo, debes tener paciencia con tus hijos pequeños, cambiar tu pensamiento y darte cuenta de que lo que antes pensabas que era un desastre en realidad es toda una oportunidad de aprendizaje que no se debe desperdiciar. Lo que se ensucia ya se limpiará… pero la práctica es esencial para mejorar cualquier habilidad… a la edad que sea.

Es importante que los niños tengan la iniciativa y se les permita tenerla. Esto les ayudará a desarrollarse con buena autoestima y confianza en sí mismos. Tus hijos deben sentir cómo confías en ellos, cómo les permites hacer las cosas porque sabes que aunque a veces les cueste, con práctica y si es necesario con tu guía, podrán hacerlas mejor con el tiempo.

La vida con hijos es un maravilloso caos

Tu vida con hijos es un caos, estamos de acuerdo. Pero es un maravilloso caos que no cambiarías por nada del mundo. No importa que ensucien o que te enfades por eso… en realidad, esa es tu vida con ellos y es lo más perfecto que tienes dentro de la imperfección de la crianza.

Para tu mente un momento y disfruta de la vida. Empieza a ver las cosas desde los ojos de tu hijo y comenzarás a entender muchas cosas… y a disfrutar de otras tantas. Recuerda que donde tú ves desastres tus hijos están viendo oportunidades de aprendizaje. En lugar de enfadarte o echarte las manos a la cabeza, conviértete en su guía con paciencia y amor. Porque si los niños necesitan algo es tu empatía, necesitan ver que les entiendes y que estás a su lado siempre, pase lo que pase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios