¿Las escuelas infantiles son necesarias para que los niños socialicen?

escuelas infantiles bebés socializar

Son muchos los niños que no van a la Escuela Infantil de los 0 a 3 años y empiezan la Educación Infantil de 3 a 6 años, e incluso, hay niños que directamente van a la Escuela Primaria a partir de los 6 años. Pero, ¿qué es lo correcto? ¿Está bien que los niños no vayan a la escuela infantil de 0 a 3 años o es necesario que vayan cuanto antes para poder socializar con sus iguales?

El desarrollo del bebé

Los bebés necesitan relacionarse, ya sea con mamá, papá, los abuelos o sus muñecos. En el sentido más básico, no es necesario enseñar la socialización porque ya está arraigada en el pequeño al nacer. Si bien estar cerca de otros bebés y niños pequeños, ya sea en forma de clases, grupos de juego o escuela infantil, tiene algunos beneficios tanto para la mamá como para el bebé, no hay necesidad de preocuparse por socializar a tu hijo todavía.

Gran parte de la interacción que se requiere para el desarrollo social es natural. Aunque muchos padres se preguntan si es necesario llevar a sus hijos a escuelas infantiles para que socialicen y tengan más contacto con otros, pero, ¿realmente necesitan socialización los bebés?

¿Los bebés necesitan socialización?

Sí, pero ya está sucediendo sin que te des cuenta. La socialización comienza literalmente al nacer con el contacto piel con piel, la lactancia y abrazando a tu bebé siempre que quieras. Todo esto hace que el bebé se sienta parte de una comunidad más grande, que al principio es la familia.

Antes de los 3 años, los bebés obtienen la mayor parte del compromiso social que necesitan al estar cerca de sus padres o hermanos (si los tienen). Los bebés socializan simplemente interactuando con el mundo que los rodea.

¿Mi hijo necesita estar cerca de otros bebés y niños pequeños?

Los bebés no necesitan estar cerca de otros bebés por el bien del desarrollo social. Cuando tu hijo todavía es tan pequeño, los grupos de juego son una oportunidad para buscar el apoyo de una red de padres que atraviesan experiencias similares.

Dicho esto, los bebés disfrutan del beneficio de estar cerca de otros bebés porque aprenden a maniobrar en nuevos entornos y a jugar con diferentes juguetes. La mayoría de los bebés participan en “juegos paralelos” y juegan uno al lado del otro. Esto ocurre antes de interactuar directamente con otros niños, lo que generalmente no ocurre hasta los 2 o 3 años.

guarderías bebés socializar

Entonces, ¿es absolutamente necesario?

La respuesta está clara: no es necesario. Un bebé se puede beneficiar de la socialización en un ambiente familiar donde tenga toda la estimulación necesaria para desarrollarse a nivel social dentro de un entorno sano. Es cierto que hay algunas familias donde esa estimulación no es suficiente y entonces será necesario esa estimulación extra acudiendo a las escuelas infantiles.

Pero es necesario recordar que en los primeros años de vida, los bebés de 0 a 3 años pueden disfrutar de una buena socialización únicamente con el contacto entre los familiares. Acudir a la escuela antes no garantiza que el niño se desarrolle mejor que otros. Lo que importa es que el ambiente social en su hogar sea saludable todo el tiempo y el niño crezca en un ambiente de aceptación y amor constante.

Qué dicen los expertos

Desde la Asociación Española de Pediatría recomiendan no llevar a los niños a las escuelas infantiles antes de los dos años ya que tienen un sistema inmunológico más débil y es peligroso para ellos estar expuesto a tanta cantidad de virus a su alrededor.

Por supuesto, son muchos los padres que deben trabajar y que no tienen familiares ni otras formas de poder atender a sus hijos en horario laboral y por lo tanto, necesitan llevar a sus hijos a las escuelas infantiles. Esto es algo habitual y totalmente normal y respetable. Pero se hace más por una necesidad laboral de los padres que por las necesidades de los niños.

Será entre los 3 y los 5 años cuando los pequeños comiencen a desarrollar su identidad, y será entonces cuando la socialización cobre más importancia en la infancia. A estas edades los niños comienzan a identificarse como individuos independientes de sus padres, aprenden a resolver conflictos, comienzan a entender las emociones de los demás, etc. El desarrollo de las habilidades sociales está estrechamente ligado con el desarrollo socio-emocional.

Bibliografía

Enesco, I. (2003) El desarrollo del bebé: Cognición, emoción y afectividad. Editorial: Alianza Editorial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios