Establece metas con tus hijos

Establece metas con tus hijos

Es importante que los niños aprendan a establecerse metas para que de una forma progresiva, las vayan consiguiendo. Cuando se acaba el año o en cualquier otro momento, es una buena ocasión para que los niños puedan establecerse una meta que quieran conseguir, como por ejemplo aprender a nadar o hacer nuevos amigos. Para ellos, esto puede parecer un gran reto o incluso algo inalcanzable, pero contigo, esto puede cambiar totalmente.

Si guías a tus hijos y les proporcionas los pasos a seguir en cuanto a las metas que quieran conseguir, se darán cuenta de cómo llevar a cabo el proceso, ¡y lo conseguirán! Será sin duda, un aprendizaje que les durará toda la vida: primero se establece la meta, después se escoge un plan paso a paso para conseguirlo… ¡y por último se consigue! Eso sí, con paciencia y perseverancia.

Las metas

Ayuda a tu hijo a identificar metas saludables para sí mismo. Las metas deben ser desafiantes pero alcanzables. Si tu hijo pone el listón demasiado alto, podría prepararse para el fracaso. Pero, si sus metas son demasiado fáciles, en realidad no mejorará en absoluto.

Es muy probable que quieras ofrecer alguna orientación para ayudarte a establecer metas realistas. Si tiene un objetivo a largo plazo como ahorrar para comprar un coche, ayúdale a establecer objetivos a corto plazo para conseguir otro a largo plazo, por ejemplo: ‘Poner la mitad del dinero que le den en fiestas o cumpleaños en una cuenta de ahorros’.

metas niños

Identifica como tu hijo puede hacer un seguimiento de las metas con una tabla, un cuadro de seguimiento, una aplicación para el móvil o un calendario que le ayuden a controlar su progreso y así podrá tener una mayor motivación.

El aprendizaje

Independientemente de si tu hijo tiene éxito, la forma en que procesa el evento determina cuánto aprende. Habla con tu hijo sobre sus experiencias y convertirá los eventos cotidianos, desde su desempeño en la escuela hasta la interacción con un amigo en el patio de recreo, en lecciones de vida.

Si obtiene una buena nota en un examen pregúntale qué hizo bien y en qué tiene que seguir trabajando para continuar con esos resultados. Esto puede ser para cualquier tipo de situación cotidiana, porque todo se puede convertir en una meta alcanzable, pero sobre todo, en un aprendizaje. No reserves estas conversaciones solo para el deporte o para la escuela. La reflexión de este tipo también es ideal para después de los eventos sociales.

Puedes hacer preguntas del tipo: ‘¿Qué hiciste bien en la fiesta de cumpleaños de hoy?’ Tu hijo podría decir: ‘Le di a la cumpleañera un gran abrazo’. Luego, pregunta: ‘¿Hay algo que puedas hacer mejor la próxima vez?’ Podríais identificar algo como: ‘Podría haberme sentado con la niña que estaba comiendo el pastel sola’.

Busca momentos de enseñanza y mantén conversaciones con tu hijo. Puede haber ocasiones en las que necesites señalar las áreas en las que podría mejorar y otras veces, puede ser capaz de identificar las cosas que quiere hacer mejor por sí mismo/a.

La resolución de metas es imprescindible para los niños porque les enseñará cómo en el futuro ellos mismos, también pueden ser capaces de poder establecerse objetivos, y una vez que los tengan identificados… ¡elaborar su propio plan de actuación para conseguirlos!

Deja un comentario sobre “Establece metas con tus hijos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios