Refuerza positivamente los logros de tu hijo

Refuerzo positivo logros niños

Si refuerzas positivamente los logros de tu hijos podrás conseguir que crezcan felices y con una autoestima reforzada. Cuando las madres y los padres somos conscientes de los logros de nuestros hijos y no nos fijamos únicamente en lo que hacen mal, su crecimiento interno será maravilloso.

Cuando un niño crece con buena inteligencia emocional, será un adulto con resiliencia y con capacidad para disfrutar de la vida y sobre todo, para ser capaz de reconocer sus logros y limitaciones, algo que le permitirá avanzar en la vida.

Para que esto sea real, es fundamental, que desde pequeños aplaudas los logros de tus hijos, así sabrán lo que realmente valen. Tendrá la motivación suficiente para conseguir metas más complicadas cada vez, porque sí tú crees en él, él creerá en sí mismo. Cuando recibe halagos de los demás, se sentirá bien, y será capaz de aprender a elogiar a los demás, pero lo más importante, elogiarse a sí mismo siempre que consiga buenos resultados.

¿Cuáles son los logros que debo aplaudir y cuáles no?

Nunca aplaudas logros que no sean reales porque entonces conseguirás el efecto contrario. El niño se dará cuenta de que tus elogios no son reales y su autoestima se verá afectada. Si está haciendo algo y no le sale, guíale en el camino para que aprenda a hacerlo y una vez que lo consiga, ¡regálale tus mejores elogios!

En el hogar, deberá tener responsabilidades según su edad, y será cuando las haga, el momento idóneo para elogiarle. Por ejemplo, cuando tenga su dormitorio ordenado, cuando eche de comer a los animales, cuando saque al perro a hacer sus necesidades (siempre que tenga la edad y capacidad adecuada para hacerlo), etc.

En este caso, los elogios deben ser más sutiles, puesto que son parte de su responsabilidad, pero este reconocimiento le ayudará a sentirse motivado para seguir cumpliendo aquello que se espera de él y que es su responsabilidad llevar a cabo.

Además de usar palabras amables, también es importante que le premies con todo tu cariño y amor. Esto significa que nunca podrá faltar un beso, una caricia, abrazos… este tipo de contacto físico es lo que realmente hará que los niños se sientan bien consigo mismos y con el entorno.

Elogiar logros hijos

Elogiarle correctamente permitirá su crecimiento personal

Siempre que le elogies correctamente (sin excederte ni fingir), podrás ayudar al crecimiento personal de tu hijo tanto a corto como a largo plazo. Todo esto le permitirá sentirse seguro consigo mismo como para tomar buenas decisiones a lo largo de su vida. Será capaz de ser resiliente y que las dificultades no le supongan un conflicto interno, sino toda una oportunidad de superación personal.

Pero cuidado, es importante que tu hijo no dependa de los elogios ni de la aprobación externa para hacer las cosas correctamente o para superarse. En este caso podríamos caer en la dependencia emocional y esto no es lo que queremos conseguir. Lo que se quiere lograr es que con nuestros elogios en el momento adecuado, el niño se dé cuenta de que es capaz de conseguir nuevas cosas y que si no las consigue, siempre puede aprender de los errores para avanzar hacia adelante.

La disciplina positiva y la exigencia van cogidas de la mano para que tu hijo pueda tener la educación que requiere para así, poder crecer internamente. Aprenderá a que el esfuerzo es lo necesario par alcanzar las metas en la vida.

Será capaz, a través de tu guía, de diferenciar la valentía de la actitud imprudente, que las malas decisiones nos enseñarán a tomar otras mejores en el futuro… y sobre todo, que la felicidad dependerá de sí mismo y no de factores externos. Se valorará, se respetará y se apreciará para poder crecer en la vida.

Recuerda a tu hijo todo lo que vale y dale todas las oportunidades que necesite para sentirse bien y feliz en la familia. Tu hijo tiene virtudes y defectos pero lo que importa, es que las palabras de aliento le permitirán reconocer su valía.

Gracias a todo tu cariño en su día a día, tu pequeño se convertirá en un adulto exitoso y una gran persona. Se habrá sentido valorado y querido toda su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios