Tus hijos deben saber que les quieres todos los días

demostrar amor hijos

A los hijos hay que decirles que les quieres todos los días, con palabras, pero también con acciones. El hacerles saber a los hijos que les quieres sin decírselo, significa hacerlo con las acciones en lugar de con las palabras. Los niños necesitan sentir la seguridad del amor de parte de sus padres, de hecho, es de lo más importante que necesitan en todo momento.

Muchos padres y madres, por culpa del estrés o de estar tan ocupados diariamente, no se dan cuenta de que en ocasiones olvidan dedicar unos momentos a darle a sus hijos el amor que necesitan. Decirle a los hijos el amor que se siente por ellos es imprescindible para y por su bienestar. Aunque tu hijo sabe que le quieres, necesita casi como el respirar que se lo recuerdes.

Es más fácil de lo que te imaginas

Lo bueno de todo esto, es que no necesitas demasiado tiempo, no importa si estás ocupado o estresado, siempre puedes (y debes) encontrar el tiempo para demostrar a tus hijos todo lo que les amas. Son pequeños gestos que puedes hacer cada y día, pero son grandes demostraciones de amor para el corazón de tus hijos.

Si eres una persona a la que le cuesta mostrar sus sentimientos, no tienes excusa tampoco. A continuación vamos a darte algunas ideas para que aprendas a decirles a tus hijos que les quieres cada día, con o sin necesidad de decir exactamente las palabras “te quiero” o “te amo” pero sí, con la necesidad de transmitir ese sentimiento tan grande e importante que todo padre o madre siente por su descendencia.

Notas de amor

Las notas son excelentes para mostrar a tus hijos todo tu amor. No importa la edad que tenga mientras entienda el lenguaje escrito o al menos, los dibujos que puedas realizarle. Puedes escribir notas para que las lea en la escuela en la hora del almuerzo, dejarle una nota en la cama para que la vea al volver de la escuela… Pueden ser palabras o un dibujo bonito, lo que importa es que sea algo que le haga pensar en el amor que sientes por él y sobre todo, que entienda que le quieres.

Si tus hijos son más mayores puedes utilizar las notas de voz o mensajes de WhatsApp en caso de que les guste el uso de las tecnologías, aunque siempre, una nota escrita por ti, con tu puño y letra o una nota de voz, tendrá un impacto emocional mucho mayor que el uso de los mensajes de texto.

Dile a tus hijos que les quieres

Que no falten los abrazos

Los abrazos no deben faltar en todos los días de vuestras vidas, dale abrazos al despediros o al saludaros, antes de dormir y al despertar… da abrazos siempre que os salga del corazón… Nunca pierdas una oportunidad para abrazar y dar cariño con miles de besos a tus pequeños. No pienses en nada más que en el amor que le estás dando, porque aunque a veces no te lo muestre, lo necesita más que el respirar.

Con los niños pequeños esto es fácil de conseguir, ¿pero qué pasa cuando se vuelven más mayores? ¿Deberías darle más espacio y dejar de hacerlo si te dicen que no lo hagas? Debes dejarles más espacio sí, pero sigue dándoles besos y abrazos porque lo necesitan aunque intenten convencerte de lo contrario.

Comed juntos

Comer con los padres por lo menos una vez al día es increíblemente beneficioso tanto para los padres como para los hijos. Los niños crecerán con mayor autoestima, amor propio… crecerán sabiendo que están seguros emocionalmente y que sus padres les quieren por encima de todas las cosas.

La hora de comer o cenar debe ser “sagrada” en las familias y hay que organizar el estilo de vida para poder hacerlo juntos, y si se come y se cena todos juntos, mucho mejor. Es la mejor manera de hablar y ponerse al día, y si se hace sin la televisión de fondo, mucho mejor.

Además de todo esto, recuerda potenciar las experiencias en familia cada día y ser agradecido con tus hijos y sobre todo, por todo lo bueno que hacen cada día.

Deja un comentario sobre “Tus hijos deben saber que les quieres todos los días”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios