Papis, mamis: se educa en casa, se aprende en el colegio

Educar a los niños en valores morales, responsabilidad y normas es algo que debe hacerse desde casa. El aprendizaje, en el cole.

Se educa en casa

Cuando hablamos de educación, muchas veces hacemos referencia a los valores, normas y conocimientos, en general, que los niños van adquiriendo a lo largo de los años durante su crecimiento y desarrollo. Sin embargo, pocas veces nos paramos a pensar en la delgada línea que hay entre lo que es la educación y lo que podríamos llamar “aprendizaje” para hacer un poco de diferencia. Así, mientras que los niños deben educarse en determinados valores en casa, en la escuela es el lugar donde aprenden. Os contamos cuáles son los pilares de la educación que los niños deben recibir en casa para que puedan disfrutar mucho más del aprendizaje en la escuela.

Diferencia entre educación y aprendizaje

Como hemos dicho, estos conceptos van de la mano y se complementan, pero son conceptos completamente diferentes. En casa, los niños deben educarse en valores y normas, pero también en la religión de la familia (si es el caso), en los límites y todo lo que rodea la cotidianidad de la vida. En general, todos aquellos valores que los papás y mamás queremos transmitir a los peques.

Por otro lado, el colegio es el espacio donde los niños desarrollan sus habilidades y van adquiriendo los conocimientos que les ayudarán a convertirse en adultos plenos y funcionales. Así, por ejemplo, podemos esperar a que los niños aprendan a leer, a dibujar, matemáticas o lengua en el colegio; en casa, por otro lado, debemos trabajar la empatía, por ejemplo, la perseverancia, las conductas sociales con aquellos que tienen cerca, etc.

En resumen, podemos establecer lo que los niños deben aprender en casa en 4 categorías: normas sociales, buenos modales, normas (en general) y valores.

1. Normas sociales ante sus semejantes

Las normas sociales hacen referencia a todas aquellas normas que se espera que los niños cumplan con sus semejantes. Así, por ejemplo, podemos hablar de dar las gracias, de saludar, de reconocer sus errores y aprender a disculparse.

2. Buenos modales a donde vayan

El concepto “buenos modales” hace referencia a aquellas conductas que se espera que los niños cumplan, tanto en casa como fuera de ella. En este caso, podemos incluir, por ejemplo, no hablar con la boca llena a la hora de la comida o no mirar el móvil, usar bien los cubiertos, mantener una buena postura, pedir las cosas con respeto y siempre agradeciendo a la otra persona.

3. Normas: dónde deben establecerse los límites

Como normas, nos referimos a aquellas tareas que los niños deben realizar, que son su “responsabilidad”. Así pues, este concepto será muy variable en función de cada familia. Sin embargo, podemos decir, por ejemplo, que las normas podrían ser ayudar en las tareas de casa que pidan papá y mamá, ordenar su habitación, poner la ropa sucia a lavar, etc.

Al mismo tiempo que hablamos de normas, debemos hablar de los límites. Claro que debemos corregir cualquier comportamiento que no se ajuste al adecuado, pero las normas necesitan límites muy claros. Ya os hemos hablado sobre la necesidad de estos límites, ya que aportan seguridad a los niños. Además, fomentan su responsabilidad.

4. Valores: lo que les hace diferentes

Por último, encontramos una serie de valores que los niños deben aprender en casa. Estos valores son lo que, por último, aportarán calidad de vida a los niños. Estos incluyen la responsabilidad, la solidaridad, la tolerancia, la compasión, la sinceridad, la empatía, el respeto, etc. Hay muchos valores que podemos enseñar a nuestros hijos y todos y cada uno de ellos hace que sean más felices y disfruten más de su día a día.

Valores en la escuela

Los valores son un estilo de vida y, pese a que los empezamos a interiorizar y aprender a edades tempranas desde casa, la escuela también los debe fomentar. Es decir, hay un trabajo que se debe hacer en concordancia con las familias.

Se aprende en el colegio

Sin embargo, cuando hablamos de los valores que la escuela debe trabajar, nos referimos a valores que ya pueden ser más complicados para los padres, como la gestión de las emociones, a compartir con muchos otros niños o a no reclamar atención a cada momento.

Decimos que estos valores no dependen de los padres porque no todos pueden rodear a sus hijos con muchos otros niños de familias amigas. Tampoco es fácil que los padres podamos enseñar a gestionar las emociones, pues carecemos de ciertos conocimientos. Por ello, repetimos, los valores que se enseñan en casa se deben seguir fomentando en la escuela. Y viceversa.

Ventajas de los niños educados

Aunque no lo parezca, hay una gran cantidad de beneficios de los que disfrutan los niños bien educados. No solamente son más positivos y empáticos, lo que les facilita el trato con los amigos y les ofrece mejores relaciones, sino que también son niños que saben hacerse respetar por los demás. Saben poner sus propios límites.

Otras ventajas de la educación en valores desde casa es que los niños suelen ser más autónomos y dependen menos del apoyo de los mayores; esto se traduce en una mayor facilidad a la hora de aprender, a la vez que les fomenta una autonomía que deberán usar como hábito de estudio a medida que vayan creciendo.

Por último, pero muy importante: los valores también fomentan la autoestima. Los niños crecen “sintiendo” que están en el lugar adecuado, que se comportan como se espera de ellos. Esto incrementa la confianza en ellos mismos, así como también les ayuda a generar un mejor autoconcepto.

Escuela y hogar deben complementarse a la hora de educar en valores a los niños. Sin embargo, hay ciertas normas y comportamientos que corresponden a la familia, puesto que es el entorno en el que los peques se sienten más seguros. Además, recordad que los niños aprenden por imitación: el comportamiento de papá y mamá siempre serán un referente y… ¿Dónde se aprenden?

Referencias
Rodriguez, Ismery Abreu (2012). La educación de valores en el proceso educativo de las familias. Monografías.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios