NO a los regalos forzados a los profesores a final de curso

regalos maestros

Los maestros y profesores van cada día a su puesto de trabajo a realizar su labor. Tienen un sueldo a final de mes y algunas recompensas laborales como el aumento de sueldo cuando acumulan años de trabajo… Es decir, quien se dedica a la profesión de maestro o profesor lo hace por vocación (o debería hacerlo). Pero algunos padres y madres, parece que tienen la necesidad de hacer un regalo a los profesores, ya sea por agradarles o por agradecimiento… Pero quieren arrastrar a todos los padres, quieran o no hacerlo.

Porque si no quieren hacerlo quedarán mal ante todos los demás padres. Si hacen un grupo de WhatsApp para organizar el regalo al maestro o profesor y te sales fuera… ¡todo el mundo te criticará! Por lo que, aun cuando no quieres, te quedas dentro… aunque solo sea para leer mensajes y después dar el dinero a quien corresponda. Tú pagas, pero luego el mérito, ¿a quién corresponde? ¿No debería ser de los niños?

No es cosa de los niños…

Los regalos a los maestros y profesores no son cosa de los niños, son cosa de los padres. Entonces, ¿para qué sirve exactamente? ¿Para quedar bien con el profesor? ¿Para que tengan en mejor consideración a los hijos escogidos para dar el regalo y que los demás sean segundones? NO tiene mucho sentido, pero es algo que se repite año tras año.

Hasta no hace tanto apenas se hacían regalos a los profesores, pero ahora es algo que está de moda y parece que los padres cuando lo hacen se sienten bien… algunos. En todos los colegios hay grupos de padres y “padres populares” que se hacen un grupo aparte del de la clase porque quieren llevar el cotarro de todo lo que ocurre (normalmente liderado por el padre o madre delegado). Intentan hacer las cosas a su manera sin contar con los demás, mostrando su falta de autoestima y confianza intentando controlar todo lo que sucede en la escuela. También hay que decir, que esto no siempre ocurre en todas partes y que también existen grupos de padres que se respetan y buscan siempre el consenso.

regalos para profesores

Ten libertad para decir BASTA

Ten libertad para decir basta, basta de regalar joyas o bolsos caros, sesiones de spa u otros regalos a una persona que sí, que está con tu hijo todo el año… ¡pero porque es su trabajo hacerlo! Igual que el médico está con sus pacientes, la enfermera cuidando de los enfermos, el conductor de autobús llevándote a tu destino, etc.

Ya basta de tener que pagar entre 5 y 15 euros por cabeza solo para quedar bien, sin querer hacerlo la mayoría de las veces, para parecer más modernos o por intentar mostrar algún interés que no tiene mucho sentido. Ya está bien de intentar sobornar a los profesores con regalazos.

No regalar no significa no estar agradecido

Dejad ya el materialismo a un lado, dejad ya de caer siempre en la misma trampa. Estar agradecido por el trabajo del maestro es algo habitual y se lo puedes decir directamente con palabras. Valorar el trabajo, decirle lo importante que es para ti, que ves lo que se esfuerza… Habla al maestro con respeto y si quieres tener un detalle… que sean tus hijos quienes lo tengan y no tu bolsillo. Un dibujo, una carta, una manualidad… Algo donde realmente se demuestre el amor que los niños sienten por su maestro/a, porque eso sí llega al corazón…

Los regalos para los profesores son cosa de los padres. Los niños NO participan en ningún sentido, ¡ni siquiera simbólico! Los padres se llenan la boca siempre para educar a sus hijos en valores pero después, los padres solo se limitan a esperar a que alguien organice el regalo y después, poner el dinero de una forma fría y sin calor humano.

Deja un comentario sobre “NO a los regalos forzados a los profesores a final de curso”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios