Dedícate a sentirte bien contigo mismo: es con quien pasarás el resto de tu vida

sentirte bien contigo mismo

En la actualidad, la sociedad está guiada por varias cosas: el materialismo, el individualismo social y también, la dependencia. La dependencia emocional a las cosas y a las personas. Todo esto genera que los individuos a medida que avanzan se den cuenta de que la vida no es como esperaban. No alcanzan la felicidad como quisieran y piensan que nunca tienen suficiente como para permitirse ser feliz.

Relaciones poco saludables

Los niños desde que son pequeños aprenden mediante los medios de comunicación o incluso, mediante el ejemplo de sus padres que ‘necesitan’ objetos para estar felices o que ‘necesitan’ estar cerca de otras personas (incluso de manera tóxica) para tener un buen sentido de pertenencia.

En realidad, no es necesario poseer muchos bienes materiales para ser feliz, de hecho, muchas personas tienen ‘muchas cosas’ y al dar el poder emocional a objetos materiales acaban teniendo una grave depresión. Por otra parte, ‘aguantar’ relaciones que no son saludables únicamente para no estar ‘solo’, también puede generar grandes problemas emocionales.

Cuando existe cierta dependencia emocional es por culpa de cómo una persona ha aprendido a desvalorizarse a sí misma. NO ha aprendido a pasar tiempo con ella misma, no sabe estar bien consigo misma. Se confunde amor con apego o necesidad con preferencia. Todo esto hará que un niño crezca sin disfrutar de una relación saludable consigo mismo, y por ende, tampoco con los demás ni con nada de lo que le rodea.

consejos sentirse bien con uno mismo

Aprender a estar con uno mismo

Es necesario que desde que los niños son pequeños se les enseñe a tener un pensamiento crítico. Porque de esta manera tendrán la capacidad suficiente para poder tener un pensamiento sobre las cosas. A darse cuenta de que no ‘necesitan’ lo que ven en televisión, ni el último modelo de móvil. Sabrán valorar qué es lo que realmente necesitan para su supervivencia o beneficio personal y qué es lo que realmente prefieren tener y lo que no. Esto a su vez, les proporcionará una buena oportunidad para entender el valor de las cosas y del dinero. Porque tienen un valor, sí, pero no deben condicionar la vida de una persona ni tampoco, controlar la supuesta ‘felicidad’ por el consumo, en muchas ocasiones, impulsivo.

Cuando se está bien con uno mismo, también es porque se ha trabajado desde la infancia la autonomía y la autoestima. Un niño que sabe que puede hacer las cosas por sí mismo, no querrá que otros le solucionen sus problemas. Sabrá que dentro de él tiene las herramientas necesarias para poder hacer frente a las adversidades. Y si ante una adversidad se equivoca, no se acaba el mundo… Porque será su propio aprendizaje para mejorar en el futuro. Los errores son grandes maestros y nunca hay que frustrarse por ellos, todo lo contrario… Suceden porque debemos aprender y mejorar. Además, pasar tiempo en soledad será beneficioso para él. Sabrá hacer las cosas sin compañía, aunque por supuesto, sabrá apreciar la compañía de otros en su tiempo.

Por último, pero no menos importante, aprender a estar bien con uno mismo significa tener una buena salud mental. Haber trabajado las emociones, la inteligencia emocional y las habilidades sociales para poder entender a los demás, sí, pero sobre todo a uno mismo. Porque si quieres estar bien con el resto del mundo, ¡primero deberás estar bien contigo mismo! Enseña a tus hijos, que lo que piensa de sí mismo es fundamental porque él será quién esté junto a él mismo cada día de su vida, ¡sin excepción!

Deja un comentario sobre “Dedícate a sentirte bien contigo mismo: es con quien pasarás el resto de tu vida”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios